Tranca y retranca

martes, 17 de enero de 2012


La tranca es un palo largo, duro y grueso. La retranca es la intención disimulada y oculta. La retranca gallega es proverbial; es proverbial la retranca gallega de Mariano Rajoy. Un gallego de Pontevedra, que no es Rajoy, encargó por Internet un alargador de pene, encargo poco habitual entre los gallegos en general y pontevedreses en particular, sin que ello sea motivo de explicación científica o comercial. El encargo no habría sido objeto de noticia en La Voz de Galicia, si no se diese la circunstancia de que al sujeto le timaron con el objeto, pues en lugar del alargador le enviaron una lupa, que no alarga el pene en sentido estricto, en sentido longitudinal, sino que lo agranda en sentido visual, creando una ilusión óptica. Desilusionado por la equivocación o la mala intención de los Reyes Magos, se plantó ante las puertas de la Comisaría Provincial dispuesto a plantar la correspondiente denuncia. Ante el temor de que su denuncia fuese motivo de letra de chirigota en los próximos carnavales, ante la posibilidad de difusión intencionada, más o menos disimulada, de rumores entre la sociedad local sobre el tamaño de su miembro viril y sobre todo ante la observación con retranca de un funcionario que le advirtió que "técnicamente sería discutible hablar de una estafa porque agrandar, lo que se dice agrandar, es lo que, a fin de cuentas, hace una lupa", el pontevedrés descontento con su pene se lo pensó mejor, no denunció nada, y prefirió ser víctima de la estafa informática que de la retranca popular. La ilusión consumista y la estafa mercantil son consubstanciales con el capitalismo. La tranca con los trabajadores públicos y la retranca con los medios de comunicación son consubstanciales con el líder de los conservadores españoles. Si los españoles no lo ven, habrá que regalar lupas.

9 comentarios:

Nicolás dijo...

No sé si será suficiente la lupa o deberemos acudir a otro tipo de artilugio que permita una mayor definición de la cosa.

CALATRAVA dijo...

ROJILLO, NO CEDAS, NO LES HAGAS CASO A ELLAS.

¡VUELVE A PONER FOTOS DE TÍAS ESPECTACULARES!

POR FAVOR O POR BOICOT

Rubia Roberts dijo...

Ay mamá!!!

Felipe dijo...

La encargada se conforma con un tronquito en lugar de una tranca, pero ella parece que lo mira con lupa.

Berta dijo...

Felipe, Trinca Trancas, déjate de retrancas y vente a trincar troncas, concretamente tres tristes troncas...

Tus Tres BBB
(Bea, Belén & Berta)

estrella dijo...

Tod@s deberíamos tener una tranca, para uso ofensivo o defensivo, también algo de retranca, para los mismos usos, ser capaces de atrancar y desatrancar puertas y ventanas a conveniencia, ser capaces de tranquilizarnos e intranquilizarnos con la misma intensidad, ser capaces de compartir y alternar trancas y barrancas,.... en fin, disfrutar de las trancas propias y ajenas.
Por eso, y visto así, el tamaño de la tranca importa, y aunque seamos capaces de defendernos con tamaños diferentes, "quien golpea primero, golpea dos veces", "burro grande, ande o no ande" y "ande yo caliente, ríase la gente" (este último creo que no pega, o si?)
bss
P.D. las mujeres deberíamos llevar una lupa en el bolso, por si acaso.

Funcio dijo...

Na Xunta todo é retranca pero cando toca tranca haille trancazo, cortan polo sano.

Nario dijo...

Funcio, mi madre sigue llorando por Don Manuel, y se puso de luto otra vez.

Berta dijo...

Felipe, Tranqui Tronco, que rojillo te sigue dejando aquí la tranca del negro para que te recrees.

Tus tres BBB
(Bea, Belén & Berta)