La viuda negra

martes, 3 de enero de 2012


La viuda, en su día dependiente de su fallecido marido, forma parte de ese colectivo de unos dos millones de españolas de las cuales ahora dependen sus hijos parados. La viuda, con achaques propios de la edad, es a su vez una mujer dependiente de la atención a la dependencia, que el gobierno del depende pretende eliminar, porque no encaja en el binomio A+R (austeridad + rentabilidad). A la viuda le suben 16 euros al mes su pensión, para tenerla contenta, pero le suben los impuestos, le suben los precios, le bajan el poder adquisitivo y le bajan la autoestima. La viuda está negra porque la engañan. Sin embargo, la viuda negra no engaña. El reloj de arena rojo que lleva pintado en el abdomen y las rayas rojas que lleva pintadas a los lados son advertencias rojillas a sus depredadores; los científicos denominan a esa coloración de advertencia aposematismo. La viuda fue blanca y anaranjada cuando era joven, pero la viudedad la pone negra. Si ve que su entorno está desordenado, desastrado, mugroso, mugriento, monta su telaraña y permanece a la espera en el túnel de seda en la base de la trampa. Es tímida, sedentaria, solitaria, noctámbula. Es venenosa, mortífera, carnívora, caníbal. Es comedora de chinches, polillas, moscas, arañas; pero es famosa porque se come al macho después del apareamiento. No se sabe si lo hace por despecho, por desprecio, por cabreo o por capricho. Investigadores masculinos han descubierto en el acto un rito de inmolación del macho, que, tras la cópula en la cual ha cumplido como el que más, se queda a propósito en la telaraña para servirle de alimento a la hembra exhausta y para garantizar una puesta tranquila, como marca el canon de supervivencia de la especie. Decía Jardiel Poncela que "la muerte tiene una sola cosa agradable: las viudas."

6 comentarios:

CALATRAVA dijo...

A MI LAS NEGRAS ME GUSTAN TODAS, SEAN VIUDAS O NO.

Siro dijo...

En las telas de araña quedan enredadas las moscas grandes y pasan las pequeñas.

Felipe dijo...

El jefe quiere que la encargada se parezca a una apasionada viuda negra pero no deja de ser una garrapata blanca.

Berta dijo...

Felipe, Spiderman, tú eres nuestro Hombre Araña, nuestro héroe, y no esos que van de Superman y ni vuelan, ni levantan, ni apuntan, ni disparan. A pesar de ser Spiderman, te enredas demasiado en la telaraña esa, que está llena de moscones que te despistan. No te fíes de los moscones ni de las mosquitas muertas.

Tus tres B + BB
(Berta + Bea y Belén)

Funcio dijo...

O outro día matéi con o meu proprio zapato de marca unha araña que rondaba por baixo da miña mesa de traballo. Remitín informe do percance á Consellería de Sanidade e mailo Servizo de Limpeza. De Sanidade o pasaron a Medio Ambiente e están a piques de abrirme expediente porque a devandita araña pozoñenta resulta ser unha especie protexida, endémica da bisbarra de alguén con peso na Administración.
Estou abraiado maís non quero acudir aos sindicatos, que bastante ocupación teñen os probriños.

Nario dijo...

Funcio, no te piques pero pusiste mal el acento en "máis".