Salomé y el hambre

domingo, 31 de julio de 2011

Cuando Jorge Valdano decía que "el fútbol es un estado de ánimo", estaba adaptando una frase del arquitecto norteamericano Frank Lloyd Wright, quien dijo que "la juventud no es más que un estado de ánimo". Cuando Wright decía eso tampoco era original, pues ya Mateo Alemán, escritor español del siglo XVI, había dicho que "la juventud no es un tiempo de la vida, es un estado del espíritu". Admitiendo, con Rubén Darío, que la juventud es un divino tesoro, garantiza poco más que ímpetu, que no es poco en los tiempos que corren. Salomé es joven. Salomé Villaverde, es la joven secretaria de Nuevas Generaciones del Partido Popular en Asturias (España). El Gobierno de España ha decidido aportar 25 millones de euros a paliar la hambruna de Somalia (África). A la joven Salomé no le parece bien y, como joven indignada que es, ha mostrado su indignación en la red: "¡En España no cabe un tonto más, regalamos 25 millones de euros para África y a nosotros no nos regalan nada para paliar nuestras necesidades!". Muchos jóvenes la han criticado en la red. Muchos jóvenes la han apoyado en la red. Es cuestión de estado del espíritu; es cuestión de espíritu; es cuestión de Estado. No es cuestión de juventud, ni de vejez. "A menudo se echa en cara a la juventud el creer que el mundo comienza con ella, pero la vejez cree aún más a menudo que el mundo acaba con ella". Coincido con Hebbel.

Disfagia y disforia

miércoles, 27 de julio de 2011




Algunos tienen disfagia para tragar la disforia. No se trata de una disfagia física, con síntomas de babeo, regurgitación, carraspeo o atragantamiento; se trata de una disfagia mental, con síntomas de intolerancia, exclusión, intransigencia y discriminación. La disforia es lo contrario de la euforia; es la disconformidad entre la sexualidad psicológica y la sexualidad biológica en la misma persona. Algunos organismos médicos internacionales siguen catalogándola como una enfermedad mental. Los psiquiatras tratan la disforia de género como un trastorno de la identidad sexual; por tanto, tratan a los transexuales como enfermos mentales. La Organización Mundial de la Salud retiró la homosexualidad de la lista de enfermedades mentales en 1990, sin embargo mantiene la disforia en dicha lista. Tal consideración estigmatiza a los transexuales, que bastante sufren con la transfobia social de los bienpensantes. Como decía Víctor Hugo, "el cuerpo humano no es más que apariencia, esconde nuestra realidad".

La importancia de la coma

lunes, 25 de julio de 2011

No es lo mismo decirle a ella: "Es la economía, estúpida", que decirle: "Es la economía estúpida". En el primer caso, la estamos tratando como a una consumidora estúpida. En el segundo, estamos intentando explicarle la estupidez que rige la economía en este momento de crisis. Si la tratásemos como a una ciudadana, tendríamos que explicarle como el truco consiste en escudarse en la inevitabilidad de la economía capitalista, para proponer un programa de vagas promesas, con aura de austeridad solidaria, y acto seguido, en cuanto se consiga el poder, proponer un programa de recortes de servicios públicos, como marcan los cánones del liberalismo mercantil. ¿Y dónde queda la política? "De eso se trata, estúpida". De que los ciudadanos desconfíen de los políticos, de que desconfíen del valor de su voto, de que desconfíen de la legitimidad de sus derechos adquiridos porque lo dictan los mercaderes, de que desconfíen del sistema democrático… Cuando la desconfianza desarme a los ciudadanos, aparecerán los "buenos gestores" para devolverles la confianza. Como decía Quevedo, "todos los que parecen estúpidos lo son y la mitad de los que no lo parecen también lo son". No es cuestión de estadística, es que, además de la estupidez ignorante, incapaz de comprender la importancia de una coma, abunda la estupidez concienzuda.

Reputadas y refutadas

sábado, 23 de julio de 2011

Las opiniones reputadas a veces se ven refutadas por opinantes de dudosa reputación. Entre los socialistas, siempre, pero más en momentos críticos, las opiniones fundadas dan paso a las opiniones "refundadas", es decir, las opiniones fundamentadas dan paso a las opiniones de quienes quieren refundarlo todo, atendiendo a intereses más personales que colectivos. La base ciudadana de la izquierda demanda a los socialistas regeneración ideológica y apenas se interesa por su refundación orgánica. Esa regeneración pasa por un compromiso ético con las ideas de la izquierda. Ese compromiso ético debe concordar con la indignación de una amplia base social, a la cual ha de explicarse muy bien la reconstrucción del ideal. Ese compromiso ético no debe ser moralizante. No han de confundirse ética y moral. Los socialdemócratas “sentimentales”, elitistas o trabajadores, creyentes o ateos, se han preocupado por mejorar las condiciones de los más desfavorecidos, a la vez que les indicaban unos senderos conductuales, culturales o laborales, a modo de caminos hacia la virtud. En momentos críticos, sobra la moralización y hay que defender más la lucha contra los privilegios y la justicia social. En momentos en los que la dura realidad económica condiciona todavía más la vida de los ciudadanos, se hace imprescindible una comprensión profunda de los modos de producción y las relaciones de poder. El posibilismo maquiavélico de la gestión no debe aniquilar el análisis marxista de la realidad (obviamente nada tiene que ver con la vulgarización del marxismo). El análisis riguroso permite a los partidos moverse en el ámbito de lo posible, calculando los impactos políticos de sus decisiones, admitiendo a los ciudadanos como son (no como queremos que sean) y evaluando la realidad como es (no como queremos que sea), para no darnos de bruces contra ella o para evitar saltos al vacío. Las experiencias vacías no son buenas. Hay excepciones, porque, como dice Woody Allen, "el sexo sin amor es una experiencia vacía, pero como experiencia vacía es una de las mejores".

Del tanga a la nada

jueves, 21 de julio de 2011



Del burkini al tanga hay toda una variedad de prendas, adaptadas a los gustos y las morales. Del tanga a la nada hay muy poco materialmente y hay bastante mentalmente. El burkini es un bañador de diseño moderno para mujeres musulmanas tradicionales, que lo tapa casi todo, menos la cara, las manos y los pies. El burkini salió al mercado en Australia, a precio alto, y fue todo un éxito comercial. El tanga es una prenda de baño mínima que cubre lo imprescindible, con un triángulo por delante y una tira o hilo por detrás. El tanga salió al mercado en Brasil, copiando el taparrabos de los indios tupí, y fue todo un éxito comercial de la mano del diseñador Rudi Gerneich. El tanga brasileño exige un tipo escultural y una depilación especial; el mercado ofrece magníficos profesionales del rasurado, especialistas en la técnica depilatoria de las denominadas "ingles brasileñas", que sólo dejan un hilo vertical de vello púbico, invisible para el público. Libertad de mercado, libertad de opción. La opción menos mercantil y más ecológica es la nudista. Estar desnudo en una playa es comprender el cuerpo como un elemento más de la naturaleza, como el sol, el mar o la arena. Para estar desnudo en una playa no hace falta una ideología o una filosofía vital, pero hace falta una buena salud psíquica; los tabúes están en las mentes de otros. En una playa nudista la desnudez elimina la percepción de los cuerpos como objetos sexuales y la discriminación por género, que el tanga exagera. El hilo dental del tanga no deja de ser una expresión ridícula del pudor mental.

Contactos con tacto

miércoles, 20 de julio de 2011

Leemos los anuncios de contactos en un periódico conservador y nos parece normal. La puta que se anuncia en un periódico no suele ser una trabajadora autónoma, ni una universitaria que busca ingreso complementario o diversión promiscua (quien habla con tacto la llama prostituta). Esa puta depende de un chulo (quien habla con tacto lo llama proxeneta). No es cuestión de tacto, no es cuestión de eufemismos y buena educación. Esa puta, prostituta, meretriz, ramera, buscona o zorra, es el último eslabón, el más débil, de una red de esclavitud, en la que todos la explotan, endeudan, extorsionan o narcotizan. Hablar con tacto del "oficio más antiguo del mundo" o de "un trabajo como otro cualquiera" es taparse con tacto los ojos. Contra la prostitución sólo cabe la abolición. La Plataforma Estatal de Organizaciones de Mujeres por la Abolición de la Prostitución se personó en su día como acusación particular ante el Fiscal General del Estado para que investigase estos anuncios. La trata de mujeres es un delito. ¿Para qué firmó España la convención de la ONU contra la trata de seres humanos? Los periódicos conservadores que hacen negocio con estos anuncios de contactos y a la vez se presentan como guardianes de la quintaesencia de las buenas costumbres se benefician de la doble moral y la hipocresía social que rodea la prostitución. El Delegado del Gobierno para la Violencia de Género opina que "las costumbres, las actitudes y los valores no pueden regularse, aunque los anuncios de contactos deberían prohibirse por ley, para contribuir a acabar con la "cosificación" de la mujer". No obstante, el Delegado del Gobierno exime al mismo de la iniciativa, proponiendo que sean los propios periódicos los que la promuevan. Entretanto, los periódicos obtienen unos beneficios de casi cincuenta millones de euros anuales por los anuncios de contactos. Sólo cuatro periódicos tienen el tacto de no admitirlos. Una Administración con tacto debería suprimir la publicidad institucional de aquellos periódicos con contactos.

El pedo del camello

martes, 19 de julio de 2011

El pedo del camello deteriora la capa de ozono. Ni es observación escatológica, ni deducción de científico asesor de líder conservador. Es pedorreta de país desarrollado. El Gobierno de Australia, para cumplir los objetivos de Kioto, sobre todo para evitar el efecto invernadero, ha hecho números: en Australia hay millón y medio de camellos, los camellos se han multiplicado por diez en los últimos años, los camellos sueltan flatulencias cargadas de metano, cada camello lanza a la atmósfera una tonelada de metano flatulento anualmente, los camellos australianos emiten millón y medio de toneladas de metano cada año, desequilibrando el ozono. Si bien es cierto que no todos los camellos son iguales, pues no emiten todos lo mismo, no es menos cierto que son animales con poca conciencia ecológica, que, después de haber emitido durante un año una tonelada de metano, vuelven a hacerlo al año siguiente, son reincidentes por naturaleza. Sin embargo, los miembros del Gobierno australiano, que sí tienen conciencia ecológica, están barajando la posibilidad de organizar cacerías masivas de camellos, para velar por el medio ambiente. Parten de un documento de su Departamento de Cambio Climático y Eficiencia Energética. Los científicos advierten que el documento tiene errores de bulto, como el de calcular las emisiones flatulentas de los camellos a partir de las emisiones flatulentas de los bueyes. Los bueyes son domésticos, los camellos salvajes; los camellos se mueven más tras las ingestiones, como recomiendan los médicos y veterinarios. Ambos son rumiantes, pero la eficacia metabólica del camello es mayor que la del buey; el metabolismo energético del camello se parece más al de los animales monogástricos. Un detalle al margen de la ciencia: para cazar los camellos masivamente desde helicópteros se ofrece la Northwest Carbon, una de las empresas que más emisiones de dióxido de carbono emite a la atmósfera australiana; eso es lo que se llama capitalismo ecológico. Otro error de bulto: en Australia no hay camellos, son dromedarios, ¡no te joroba!, ¡no te jorobas!

No quisiera ser catastrofista

sábado, 16 de julio de 2011

No quisiera ser catastrofista, pero acabo de leer Catastrofismo, administración del desastre y sumisión sostenible, libro de invierno leído en verano, en el que René Riesel y Jaime Semprún no relativizan, exageran, la situación, advirtiendo que "la catástrofe reside en la persistente ceguera de la inmensa mayoría, en la dimisión de toda voluntad de actuar sobre las causas de tantos sufrimientos, en la incapacidad de considerarlas siquiera lúcidamente; esta apatía va a resquebrajarse, en el curso de los próximos años, de manera cada vez más violenta por el hundimiento de cualquier supervivencia garantizada; y quienes la representan y la alimentan, cultivando un precario statu quo de ilusiones tranquilizantes, serán barridos". Los autores son catastrofistas, porque son situacionistas. Ahora bien, el situacionismo no existe, es un concepto de los anti-situacionistas, aunque existió una Internacional Situacionista a mediados del siglo pasado, configurada a partir de ideas del Marxismo, del Comunismo Consejista, de la Internacional Letrista y de la Bauhaus Imaginista. Parece cosa de una izquierda pasada de moda. Sin embargo, la construcción de situaciones, combinando una sucesión de acontecimientos, tendentes a transmitir una sensación de ambiente psico-geográfico uniforme e inevitable, toma actualmente visos de planificación minuciosa por parte de los poderes fácticos, difundida y avalada por los medios de comunicación que les son propios o afines. No quisiera ser catastrofista, pero ahora más que nunca es evidente la "recuperación", la asunción de las ideas revolucionarias por el propio sistema capitalista, que las fagocita vaciándolas de contenido. Quizás tuviese razón Oscar Wilde cuando decía que "cuanto más conservadoras son las ideas, más revolucionarios son los discursos". No quisiera ser catastrofista, incendiario, pirómano, subversivo, arrebatado… es verano.

¿Quién manda aquí?

miércoles, 13 de julio de 2011


La pregunta no es ¿quién anda ahí?, sino ¿quién manda aquí? "Las multinacionales", respondería un clásico de izquierdas. Las multinacionales mandaban, pero ya no mandan. "¿Ya no mandan los capitalistas?". Por supuesto que siguen mandando, pero el capital ya no está sólo en las multinacionales, está en las sociedades de capital riesgo, en los fondos de cobertura, en los fondos de pensiones, en los fondos soberanos… Sí, sí, es una cuestión de fondo, de fondo especulativo. Hablamos de capitalismo financiero, ya no hablamos de capitalismo productivo. Hablamos de capitalistas especuladores que multiplican, de modo ficticio, exponencial y a veces delictivo, la economía real para su propio beneficio, hundiendo, cuando es preciso, monedas, divisas, bolsas, exportaciones, productos derivados, precios básicos, deudas públicas y gobiernos de izquierdas. Para que los que mandan continúen maximizando beneficios, máxima máxima del capitalismo, son imprescindibles los recortes en el gasto público y en la inversión pública. Quien piense que el Banco Europeo, el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional están para servir de columnas al edificio del capitalismo productivo, a la fábrica manufacturera, está anclado en el pasado. Esos organismos están para defender los intereses de los que mandan y para canalizar sus exigencias hacia los gobiernos. Ya nadie se pregunta si estos que mandan fueron o no los responsables de la crisis de un sistema económico que ahora algunos quieren moralizar o refundar, aunque, como apunta el sociólogo José Luis de Zárraga, "el sistema no se moraliza ni se refunda, se cambia o se sufre". Ahora bien, hay que tener cuidado con los que se presentan como los renovadores, los líderes natos para llevar adelante los cambios, porque sus cambios arrastran mucha melancolía.

Proporción y proporcionalidad

domingo, 10 de julio de 2011



La proporción es importante, pero no determinante. Una mujer 90-60-90 está bien proporcionada, según el actual canon de belleza, pero no tiene porque ser perfecta. La proporcionalidad electoral es deseable, pero no perfecta. No existe el 90-60-90 electoral. Sustituir la fórmula de la Ley D’Hont por la fórmula de Sainte-Lagué/Schepers no garantiza una mayor eficacia representativa. No se trata de descartar una reforma de la ley electoral, alegando imposibilidad de cambios constitucionales. Tampoco se trata de copiar sin más modelos aplicados en países nórdicos (Alemania, Dinamarca, Suecia, Noruega…) o de las antípodas (Nueva Zelanda). Hay que tener en cuenta la base territorial española, las circunscripciones, y la base sociológica española, el electorado. Incluso optando por un sistema mixto, no se comprendería, en plena crisis económica, una composición de cámaras flexible en cuanto a número, con posibilidad de aumentar escaños adicionales, si un partido obtuviese por una circunscripción más escaños directos que escaños de listas cerradas. ¿Podrían elegirse escaños directos por provincias y escaños de partido por comunidades autónomas? ¿Entenderían los electores las papeletas divididas? Las proporciones 90-60-90 para una mujer son difíciles de conseguir, pero fáciles de comprender. Las proporciones de un hombre son difíciles de conseguir y difíciles de comprender, ni siquiera recurriendo a Leonardo da Vinci y su hombre de Vitruvio, perdurable canon renacentista. Ese hombre bien proporcionado debe tener una altura equivalente a cuatro antebrazos, sabiendo que un antebrazo equivale a seis palmas y cada palma al ancho de cuatro dedos. También vale con que su altura sea idéntica a su envergadura, es decir, a sus brazos extendidos, como en el conocido dibujo de Leonardo. Ese hombre proporcionado ha de tener unos pies equivalentes al ancho de cuatro palmas. La proporción de los pies es importante, pero menos que la proporción de la cabeza. La dimensión de la cabeza hasta la barbilla debe ser una octava parte de la altura total del individuo. La medida de la cabeza hasta el final de las costillas ha de ser una cuarta parte de la altura total del sujeto. La anchura máxima de los hombros debe ser una cuarta parte de la altura total (aviso a navegantes: el exceso de culturismo vigoréxico rompe la proporción adecuada). Si esa medida no convence, mídase la distancia del codo al extremo de la mano, que ha de ser una quinta parte de la altura total, o bien mídase la distancia del codo a la axila, que debe ser una octava parte de la altura. Si uno está más seguro de las proporciones de su cara que del resto de su cuerpo, ha de saber que la distancia de la barbilla a la nariz debe equivaler a un tercio de la longitud de la cara, lo mismo que la dimensión de la oreja y la distancia entre el nacimiento del pelo y las cejas. Si uno, además de bien proporcionado, se cree muy macho, le basta con medir la distancia entre la parte baja de la rodilla y el inicio de los genitales, que ha de corresponder a una cuarta parte de la altura, o, más sencillo, tal vez le baste con saber que el inicio de sus genitales ha de marcar la mitad de su cuerpo serrano. La proporción y la proporcionalidad no sólo son complejas sino variables.

La Eva de la Gran Manzana

sábado, 9 de julio de 2011



Sexo en Nueva York no es lo mismo que sexo en Madrid o Barcelona. Sexo en Nueva York es más rentable. No es mejor, es más rentable. Es más rentable porque no sólo es sexo, es estilo, es moda, es urbanidad, es modernidad. Sexo en Nueva York es Carrie Bradshaw, o sea, Sarah Jessica Parker, la Eva de la manzana en la Gran Manzana. Fueron los maestros del jazz los que empezaron a difundir aquello de que "hay muchas manzanas en el árbol, pero, si coges Nueva York, estarás cogiendo la Gran Manzana". Hollywood sucumbió muchas veces a la tentación de la Gran Manzana (El apartamento, West Side Story, Midnight Cowboy, El Padrino, Taxi Driver, Manhattan, Once upon a time in America, Gangs of New York…). Algunas fueron obras maestras, no así la continuación de Sexo en Nueva York en la gran pantalla. La película fue galardonada con varios Razzie, como una de las cinco peores del año, la peor segunda parte, la peor actriz y el peor reparto. A Sarah Jessica le importó entre poco y nada. La película, de la que es protagonista y productora, generó más de 200 millones de dólares de beneficios, a los que suma los derivados de las reposiciones de la serie televisiva homónima, los perfumes de su firma y las prendas de su línea de moda textil. Según la revista Forbes, la mala actriz Sarah Jessica Parker es la actriz mejor pagada (unos 22 millones de dólares en 2010). Comparando profesión, no talento, Meryl Streep gana una tercera parte. ¿Por qué Sarah Jessica está mejor pagada? Ley de la oferta y la demanda: es un producto de mayor consumo, más consumidores la prefieren, prefieren a Carrie Bradshaw, prefieren Sexo en Nueva York. Carrie es una escritora frívola que escribe una supuesta columna sobre sexo en un supuesto periódico; frecuenta restaurantes de moda, bares de moda y clubes de moda; es consumidora impulsiva y compulsiva de zapatos de lujo (sobre todo Manolos), que combina con prendas de alta costura y prendas de segunda mano, lo que le da una imagen ecléctica como la ciudad que adora, en la que tiene un apartamento que adora. Carrie siente topofilia por Nueva York, casi topolatría. Nueva York es la Gran Manzana del mundo capitalista y del dinero, y, como dice a menudo Carrie, "me gusta tener el dinero donde pueda verlo, colgando de mi armario". Es el nuevo capitalismo cosmopolita. El error estuvo en prohibir la manzana, lo cual hizo irresistible el mordisco, es decir, el consumo.

Periódico de acampada

jueves, 7 de julio de 2011

Entre las propuestas sugerentes de los acampados en las plazas no he visto la de supresión de ayudas públicas a los medios de comunicación privados. Entre los medios de comunicación que apoyan el movimiento de los acampados no he visto la propuesta de renuncia a recibir dinero público para colaborar en el ahorro y la austeridad que tanto pregonan y demandan a otros. Entre los acampados de las plazas dejaremos de ver la edición internacional de The Guardian, porque la empresa ha caído en la cuenta que su edición en papel puede ser sustituida por la plataforma digital y las suscripciones. Cuanto más subvencionada, la prensa es una prensa más dependiente, más próxima al poder que a los lectores. Las ayudas a la prensa exigen contraprestación a modo de propaganda, cada vez menos subliminal. Una quinta parte de la facturación de la prensa española proviene de las arcas públicas, pero el porcentaje aumenta notablemente en el caso de periódicos regionales muy dependientes de las Administraciones Autonómicas. Las vías de financiación son la publicidad institucional, la promoción del idioma autóctono, los distintos tipos de convenios y otros contratos menos visibles. Demasiadas cabeceras en cada ciudad, demasiado trabajo precario de los periodistas, demasiada sumisión de ciertos medios, demasiado castigo a ciertos medios. De las acampadas desaparece The Guardian en papel, pero ¿se pide la reconversión digital de la prensa y la supresión de las subvenciones públicas? ¿Hay que suprimir las ayudas o hay que regularizarlas? Hay que dudar hasta de uno mismo, pero en algunos casos los datos no dejan lugar a dudas.

Los maestros, los buzos y los franceses

martes, 5 de julio de 2011

Los maestros sumergidos no son monitores de buceo. Son aquellos profesores dedicados a dar pasantías o clases particulares, por las que cobran dinero negro. Se trata de trabajadores, más o menos cualificados, que prestan un servicio personalizado particularmente a los hijos de ciudadanos de clase media-alta y alta. El sistema los asume sin cuestionarse que su actividad es tan propia de la economía sumergida como la del fontanero que no cobra el impuesto del valor añadido. Hablamos de docentes y niños, no de tuberías y retretes, por lo que cualquiera diría que la comparación es odiosa. ¿Alguien se pregunta por qué ese profesional de la educación no puede emitir una factura legal por su trabajo? En momentos de bonanza económica tal actividad se entiende como normal y complementaria. En momentos de crisis económica tal actividad se comprende como justa y necesaria. Llevando al extremo el argumento de una familia conservadora, la enseñanza individualizada y en casa debiera constituir el eje del modelo educativo; se podría ahorrar mucho dinero eliminando los centros públicos y homologando la labor de instructores e institutrices domésticas. Al margen de la reducción al absurdo, caben otras vías que democratizan la excelencia. Un hijo de emigrantes españoles en Francia, Thierry Romero, fundó a finales de los ochenta Acadomia, una red de profesores particulares de alta cualificación. El negocio le fue bien, pero con la crisis hubo de adaptarse a las circunstancias, abaratando costes, flexibilizando la franquicia, creando Chequeprofe, dando más protagonismo a los docentes en el seguimiento de los alumnos, aumentando la clientela. Habiendo comprobado que en España casi todas las clases particulares son sumergidas y que hay un mercado potencial de tres millones de alumnos, ha iniciado su expansión a este lado de Los Pirineos. Thierry Romero cree que "el éxito del sistema está en que todos salimos beneficiados; nosotros, ampliando nuestros clientes; el profesor, que hasta ahora estaba en la economía sumergida, regularizando su situación; además, por un poquito más de lo que cobraban en el mercado negro, tienen una infraestructura legal con la que facturar o, si surge la demanda, pueden ofrecerle a sus clientes un mejor servicio al poder cubrir sus bajas por enfermedad, facilitando otro profesor que cubra la eventualidad que surja o, si se da el caso, que imparta una asignatura distinta a aquella o aquellas para las que está capacitado". Como decía Hazlitt, "los franceses son volubles en todo menos en su amor al cambio". Que alguien avise a Thierry que los españoles somos poco afrancesados.

Guía para pervertidos

sábado, 2 de julio de 2011


Una guía para pervertidos podría tener utilidad comercial, si en la misma se detallasen la localización y los servicios de los locales de perversión. Sin embargo, la guía para pervertidos del obispado de Alcalá de Henares (Madrid) tiene por objeto "curar" a los pervertidos, afeminados y homosexuales ellos. ¿Cómo? Leyendo textos bíblicos. El obispado, especialista en estas cosas, entiende que "la comprensión e identificación de la orientación sexual de una persona puede cambiar en el transcurso de la vida", para lo cual recomienda una serie de lecturas bíblicas. Por ejemplo, la primera carta a los Corintios, en la cual, cuando se explica quienes heredarán el Reino de Dios, expresamente se dice que "no se hagan ilusiones ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los pervertidos". Los pervertidos viven de ilusiones, no son realistas; el obispado sí. Por eso, se anticipa y da consejos a los progenitores de los pervertidos, en el sentido de que "conviene recordar a los padres que, cuando advierten en sus hijos alguna manifestación de dicha tendencia, deben buscar la ayuda de personas expertas y cualificadas para proporcionarles todo el apoyo posible", deben buscar asesores espirituales de la Santa Madre Iglesia que les orienten sobre las lecturas convenientes para su terapia. Ya decía Mario Quintana que "los auténticos analfabetos son los que aprendieron a leer y no len". Lo que es perverso es perseverar en el error.