El burka y el sexo

lunes, 31 de enero de 2011

Mientras la izquierda duda y se inhibe sobre el uso del burka, la derecha incita y se beneficia del uso o no uso del burka. Mientras la izquierda prefiere apreciar a los musulmanes, en aras de una alianza de civilizaciones, la derecha prefiere despreciar a los musulmanes, en aras de una alianza de votaciones. Una por convicción y otra por conveniencia, la izquierda y la derecha consideran cultura al islamismo, una cultura diferente; pero, mientras la izquierda opta por la tolerancia y la integración de esa cultura, la derecha opta por la intolerancia y el rechazo de esa cultura en una sociedad de la cual siempre se ha creído propietaria. El uso del burka es un ejemplo extremo, aunque muy simbólico, susceptible de interpretaciones dispares. Sin coincidir plenamente con la feminista argelina Wassyla Tamzanli, recomiendo su libro El burka como excusa. Sus argumentos son tajantes. Considera el burka un símbolo de "terrorismo intelectual, religioso y moral contra la igualdad". En el plano legal, considera imprescindible su prohibición, porque "si una niña que lleva burka no puede ponérselo en los espacios públicos, reflexionará; no se puede construir una sociedad sin prohibiciones; de hecho, una sociedad sin prohibiciones mata la libertad". En el plano religioso, considera que el burka "es una cárcel de tela, una práctica arcaica y bárbara sobre la que la religión musulmana no ha sabido imponerse; el problema es que ahora la religión está en manos de hombres que no miran por la religión, sino que sólo pretenden el dominio de las mujeres". En el plano sexual, considera que el uso del burka ha variado con el tiempo, pues "antes las mujeres lo usaban para esconderse en los espacios públicos, ahora las chicas se ponen el burka para ser vistas, para decir que aceptan el orden de dominación sexual; el burka sexualiza a la mujer, le quita la identidad, la convierte en sólo sexo; se dice que el velo sirve para evitar el deseo del hombre, dando por supuesto que éste es incontrolable; la religión musulmana ha sexualizado la relación entre hombres y mujeres". El burka es más que indumentaria; el velo es otra cosa. Hay un velo fino entre la cultura y la incultura.

Políticos de culo flácido

domingo, 30 de enero de 2011

El voto no cuesta, pero no es gratuito. Los italianos le dieron a Berlusconi la mayoría absoluta. Berlusconi tomó esa mayoría absoluta para ejercer un poder absoluto. Se inventó un partido con nombre libertario, el Pueblo de la Libertad, en el que dio cabida a libertinos. Libertinaje a costa de la libertad de los demás y a costa del erario público. Política de cirugía estética, en sentido físico y ético. A partir de ahí, "bunga, bunga", orgías privadas, putas menores y corruptos mayores. Miles de italianos se manifiestan ahora contra el "delirio senil del primer italiano", después del delirio italiano al votar a tal viejo verde. Ahora miles de italianas portan pancartas con lemas como Italia no es un burdel o República de la prostitución. Otros miles de italianas admiran la actitud de su macho alfa. Es cosa de mujeres. El morbo lo ponen putas jóvenes y exóticas, como la marroquí Ruby o la brasileña Iris. La gestión la llevan cualificadas políticas, como Nicole Minetti, ex bailarina y ex higienista dental de Berlusconi, quien, además de ser consejera regional de Lombardía por el Pueblo de la Libertad (el norte se refuerza frente al centralismo de Roma), ha sido la alcahueta de las orgías de su jefe. La Fiscalía ha investigado a la Minetti. De sus conversaciones telefónicas intervenidas se extraen las claves de la política italiana actual: "Él no me dio el puesto porque pensaba que fuese la más idónea y apta, me lo dio porque fue lo primero que se le ocurrió en ese momento; si no hubiera sido yo, habría sido cualquier otra… La política es un circo, si cae él, caemos todos; a él le viene fenomenal meternos en el Parlamento, porque así dice que se ha rodeado de idiotas y el sueldo se lo paga el Estado… A él no le importa nada, con tal de salvar su culo flácido". Quizás no haya que votar a políticos de culo flácido.

Paco el de la Bomba y el Código Broken Arrow

sábado, 29 de enero de 2011

El plutonio sigue ahí, Fraga también, contaminando ambos. Casi medio siglo después del accidente, llamado incidente, de Palomares, parece ser que los americanos van enviar a un equipo de técnicos no se sabe bien para qué. Protagonistas de la gestión actual: Alan Solomont, embajador de USA en España, Jesús Caicedo, Alcalde de Cuevas de Almanzora en Almería, Trinidad Jiménez, Ministra de Exteriores de España, y Hillary Clinton, Secretaria de Estado de USA. Diplomacia de alto nivel. ¿Quién recuerda ya a Paco el de la Bomba? Francisco Simó Orts, marinero de Águilas, quien guió a los marines al punto donde se hallaba sumergido el dichoso artefacto. Gracias a Paco el de la Bomba se cerró aquella operación de rescate, no gracias al baño de Fraga en Palomares. Los americanos habían echado el resto en el rescate, porque había mucho que recuperar y mucho que ocultar. Debido a un error, un bombardero B-52 había colisionado, a 30.000 pies, con un KC-135 de aprovisionamiento en vuelo, cuando hacía la ruta desde una base de Turquía a una base de Carolina del Norte (globalización ya a mediados del siglo XX). Se supo el número exacto de muertos, siete, y de supervivientes, cuatro. Se supo que las bombas que transportaban eran las B28 de 1.5 megatones. No se supo el número exacto de las bombas termonucleares caídas. No se supo por qué solo estallaron los detonantes convencionales de dos de ellas. No se supo por qué no se produjo una reacción nuclear encadenada. No se supo si fueron tres o veinte los kilos de plutonio altamente radiactivo que quedaron esparcidos por los alrededores. No se supo que proporción de ese plutonio, al descomponerse, se ha ido convirtiendo en americio, todavía más radiactivo. Todo esto no es que no se supiese, es que los que lo sabían no querían que los demás lo supiesen. Por algo se activó el Código Broken Arrow, ese que se activa cuando en un accidente se pierden todas las armas nucleares. Palomares fue el accidente Broken Arrow más catastrófico que se conoce. Por algo los americanos se trajeron entonces treinta y cuatro buques y cuatro mini submarinos para rescatar la última bomba perdida. Se echaron casi tres meses por las costas de Almería. Se gastaron más de ochenta millones de dólares de entonces en recuperar bidones, en remover tierras, en destrozar tomateras, en retirar arenas contaminadas, en sumergir, bucear y emerger… hasta que Paco el de la Bomba puso fin al Código Broken Arrow. Quisieron que aquello se quedara en un incidente, pero el plutonio 239 tiene una esperanza de vida de más de 24.000 años... ¿Hay tiempo o no hay tiempo?

Mi mamá me mima

viernes, 28 de enero de 2011

Aunque mi mamá me mima, y madre no hay más que una, las madres son cada vez más retrasadas. Nada que ver con que cada vez las madres comprendan menos a sus modernos hijos, hijos cada vez más distanciados culturalmente de sus madres, sino con que cada vez las madres tienen a sus hijos más tarde. Las madres, egoístas ellas, retrasan el nacimiento de sus hijos. Los hijos, egoístas ellos, retrasan la salida de la casa de sus madres. Las madres españolas tienen su primer hijo a los 31 años. Los hijos españoles no se van de la casa materna hasta los 31 años. Con este retraso la madre es comprensiva: "el niño salió decidido, tiene solo 31 años y ya sabe que tipo de piso quiere que le ponga". Las causas son económicas: el "niño" no tiene fácil acceso al mercado de trabajo, a pesar de su formación, y esta crisis de derechas no abre puertas a los hijos de la clase trabajadora. Las causas son sociológicas: el acceso de la mujer al mercado laboral en épocas mejores no le dejaba tiempo para la maternidad y la mujer inmigrante, que antes tenía varios hijos, se ha ido adaptando a las pautas de fecundidad de la mujer nacional. Las causas son culturales: la mayoría de los hijos los tienen madres casadas en el seno del matrimonio y la doctrina procreadora de la jerarquía eclesiástica no cala en una mayoría de madres católicas pero poco o nada practicantes. Las explicaciones oficiales son más técnicas. Según la Estadística de Movimiento de Población del INE, el descenso de la natalidad tiene que ver con "el efecto combinado de una menor fecundidad y de una reducción progresiva del número de mujeres en edad fértil". El caso es que las españolas tienen pocos hijos y tarde, concretamente 1,38 hijos por mujer en edad de procrear. Aunque mi mamá me mima, siento curiosidad por saber qué hacen con los niños partidos.

El humo capitalista

miércoles, 26 de enero de 2011

Los propietarios de las multinacionales tabaqueras van a por todas. Saturarán el mercado de la información con mensajes sobre la libertad individual y la economía colectiva. Lanzarán cortinas de humo, de humo capitalista, contra la Ley Antitabaco. Hablarán de la injusticia contra el fumador activo. Silenciarán la injusticia contra el fumador pasivo. Presentarán informes supuestamente científicos sobre impactos negativos en la economía. Ocultarán informes realmente científicos sobre impactos negativos en la salud. Pagarán campañas de apoyo a los empresarios de hostelería. Elevarán a categoría los casos anecdóticos de incumplimiento de la ley para incitar a la insumisión legal. Recurrirán a los tribunales para dar a entender que sus derechos están siendo vulnerados. Conviene recordar que crecimiento no siempre es sinónimo de desarrollo. El humo, la tos y el dinero no se pueden disimular mucho tiempo.

Los capuchinos y los orgasmos

martes, 25 de enero de 2011

Los capuchinos son unos frailes que valoran la vida contemplativa y el estudio. No debe sorprender que alguno de ellos sea experto en orgasmos. Es el caso de Ksawery Knotz, capuchino polaco, quien ha publicado el best seller El Kamasutra Católico. Según este capuchino, "el hombre, después de alcanzar su propia satisfacción, debe acariciar los labios y clítoris de la mujer hasta que ella llega al orgasmo", porque "Dios está en el orgasmo" y porque "todo acto, caricia o posición sexual que tiene como objetivo la excitación del cónyuge está permitido y agrada a Dios", aunque "cuando los cónyuges hacen el amor no han de estar pensando en Dios, sino en ellos, el uno en el otro". Para este capuchino, ni siquiera las masturbaciones y felaciones son actos impuros, ya que "las parejas pueden utilizar la estimulación manual y oral". En España escasean los capuchinos. No sabemos si escasean también los orgasmos, pero sabemos que la mayoría de los orgasmos son pecado mortal.

Centro-Periferia

domingo, 23 de enero de 2011

El capitalismo es cosa del capital. No es una perogrullada. La crisis actual es una crisis del capital, no una crisis del sistema productivo. Por eso, cuando a los desconcertados líderes políticos se les ocurre que la solución pasa por reconstruir el modelo productivo, reconstruyen la periferia, pero no van al centro del problema, es decir, al centro del sistema. Cuando criticábamos el modelo centro-periferia, culpando al neocolonialismo, al imperialismo y a las multinacionales, todavía la producción primaba sobre la especulación, pero desde hace un par de décadas sucede al revés. Cuando la Organización Mundial del Comercio aporta el dato de que medio millar de empresas transnacionales controlan tres cuartas partes del comercio transnacional en la actualidad, las multinacionales vuelven a aparecer como las responsables de un sistema productivo centrípeto. Sin embargo, ¿quién controla a las multinacionales? El capital financiero. Los capitalistas de hoy no son empresarios que abren y cierran la puerta de sus empresas cada día. Los capitalistas de hoy son los jefes de bancos, sociedades de capital riesgo, fondos de inversión libre y similares. Ellos son los que marcan las políticas de austeridad para los demás, los que compran medios de comunicación para manipular la información a los demás, los que elevan a su antojo los precios de productos básicos para los demás y los que deciden a qué países de los demás conviene estrangular financieramente. Ahora que la Iglesia se ha cargado los limbos y purgatorios, hay que cargarse los paraísos fiscales; algunos parecen tropicales y excéntricos, pero están en el centro del sistema. Mientras, en la periferia, muchos se quedan con el culo al aire.

Los kleenex

viernes, 21 de enero de 2011

Los kleenex tienen una gran ventaja: después de ser usados, se tiran. Luego unos se reciclan y otros se destruyen. Ello sin que los usuarios sientan remordimiento alguno por su utilización y eliminación. Los hay que con los kleenex limpian su conciencia ecológica y su conciencia biológica. Los kleenex, antes de su lanzamiento más o menos atinado a la papelera o a la taza del inodoro, han debido demostrar su polivalencia. Por algo fueron inventados durante la Primera Guerra Mundial para servir como máscaras antigás. Más tarde sirvieron para limpiar los maquillajes de los rostros de las señoras, de las señoras que se maquillaban, pues otras, en plena depresión capitalista, iban con la cara lavada. En esos años de crisis los kleenex demostraron su eficacia en la lucha contra la rinitis alérgica y, sobre todo, demostraron su superioridad frente a los tradicionales pañuelos en la lucha contra el resfriado común. "Don't carry a cold in your pocket", decía el slogan publicitario contra los moqueros clásicos. La sociedad captó el mensaje, sin saber que estos pañuelos desechables estaban hechos de cellucotton. El concepto básico de los kleenex, usar y tirar, se ha venido imponiendo en las sociedades avanzadas, aplicado a bienes de consumo y a personas de consumo.

Pe & Ja

jueves, 20 de enero de 2011

Pe & Ja, Penélope Cruz y Javier Bardem, iconos de españoles hechos a sí mismos… fuera de España, se han adaptado a la vida… fuera de España. La pareja española de Hollywood va a tener un niño; como adelanto, han organizado en su casa de Los Ángeles una baby shower, es decir, fiesta tradicional en la que se reciben amigos dispuestos a regalar presentes intuitivos al futuro vástago. Todo ello muy yankee: amigos del star system (DiCaprio, Refaeli…), canapés y noticias del evento en The New York Post. Ellos se lo han ganado a pulso. Hay quienes les critican por haberse americanizado. No hablemos de Cannes, Óscars, Goyas o Globos de Oro. No hablemos de glamour, fama, éxito o envidia. Hablemos de la hija de un vendedor de coches y una peluquera, que estudió ballet clásico, ballet español, baile de jazz e interpretación, en Madrid y en New York durante años, que tomó prestado como nombre artístico el de la chica de una canción de Serrat que le gustaba, y que se puso el mundo por montera antes de que Mecano, Bigas Luna, Almodóvar, Amenábar, Trueba o Woody Allen se fijasen en sus cualidades artísticas y en como la niña de Alcobendas enamoraba desde la pantalla. Hablemos del hijo de una saga de cómicos, que jugó al rugby en las categorías inferiores de la Selección Española, que aprendió pintura en la Escuela de Artes y Oficios, que estudió y sigue estudiando interpretación, que no quiso nombre artístico porque el suyo ya pertenecía a una familia de artistas, y que se puso el mundo por montera antes de que Bigas Luna, Almodóvar, Amenábar, Woody Allen, Milos Forman, John Malkovich o los Hermanos Coen se fijasen en sus cualidades artísticas y en como aquel niño pícaro que se estrenó con Fernan Gómez a principios de los setenta se convirtió en un hombre con un físico potente, capaz de erotizar y aterrorizar desde la pantalla. ¿Por qué, en vez de decir que alguien es muy bueno en lo suyo, decimos que lo suyo es envidiable?

¿Qué pasa allí?

martes, 18 de enero de 2011

"En los periódicos no cuentan ni la mitad de lo que pasa allí", ¿qué pasa allí? "Es alucinante, no sabes, les llaman a todas amor y tesoro, no te puedes imaginar lo que pasa allí". Conversaciones entre las chicas. Allí es Italia, allí es una mansión de Berlusconi. La Fiscalía de Milán ha solicitado al Parlamento autorización para registrar el despacho del contable de Silvio, porque "un número considerable de chicas jóvenes se prostituyeron con Silvio Berlusconi en su residencia, después del pago de dinero por parte de este último". Karima, alias Ruby, es la bellísima marroquí que desde los dieciséis años ha prestado servicios al Cavaliere, lo cual probablemente sería justificado por Sánchez Dragó, argumentando la intrascendencia de la edad en el intercambio cultural que trae consigo la globalización, proceso imparable y no comparable a la nimiedad de la alianza de civilizaciones que propone algún iluminado líder de la izquierda. Es que para los viejos machos de la derecha recalcitrante las mujeres moras jóvenes tienen un morbo especial, pues les hacen sentirse miembros de una raza superior, colonizadores de imperios pasados, pero… pagando. Ruby chantajea: "he hablado con Silvio y le he dicho que yo quiero salir de esto ganando algo, cinco millones". ¿Paga Berlusconi?, ¿pagan los italianos?, ¿se paga con fondos europeos?, ¿qué pasa allí?

Sexo por la cara

domingo, 16 de enero de 2011

"Sexo por la cara" es un título que podría inducir a la búsqueda de sexo gratuito. Ni la crisis, ni la tolerancia con la economía sumergida, hacen procedente esa oferta en este lugar. "Sexo por la cara" es un título que podría inducir a la búsqueda de imágenes de porno cumshot on face explícito. Ni la moral, ni la observancia de las buenas costumbres, hacen procedente esa oferta en este lugar. Aunque no lo parezca, el sexo por la cara es cuestión científica. Un equipo de investigación, compuesto por neurólogos y neurobiólogos de la Universidad de Harvard y del Instituto de Tecnología de Massachusetts, ha descubierto que el sexo por la cara confunde al cerebro. Si a un rostro le quitamos pelo, ropa y complementos, el cerebro lo identifica a veces como masculino y a veces como femenino, dependiendo de la ubicación de la cara, el ángulo y el campo de visión del propietario del cerebro. Cualquier cerebro, incluso el de un español medio de derechas, identifica como femenino un rostro con melena salvaje, puntas desparejadas, ondas desalineadas, pendientes largos de perlas, gargantilla de oro blanco, correcciones oscuras en la parte alta de la frente, colorete de la sien al pómulo, sombras incandescentes en los párpados, máscara de pestañas y carmín intenso en los labios perfilados. Si se le quita al rostro todo lo añadido, se reconstruye por ordenador, se mezcla con otros rostros en la pantalla y se muestra a veces en un sitio y a veces en otro, el cerebro a veces lo reconoce como femenino y a veces como masculino. El patrón de sesgo lo introduce la posición de la cara en la pantalla. Los científicos concluyen que en la corteza visual, donde se procesan las imágenes, tenemos pocas neuronas especializadas en la identificación del sexo por la cara. Se ve que ahí tampoco tenemos muchas neuronas cualificadas. Menos mal que la calle no es una pantalla de ordenador y que la gente no es andrógina. Con los rostros tuneados, el sexo por la cara es más sencillo.

Consejos de viejo

sábado, 15 de enero de 2011

Uno, que es simple, cree en los viejos y en la vieja política. En la vieja política, la división entre izquierdas y derechas era nítida. Los de izquierdas por la igualdad de oportunidades; los de derechas por la desigualdad de los privilegios; los de centro por la oportunidad de privilegiarse. Uno, que es simple, se deja llevar por la sabiduría popular, y la sabiduría popular dice que quien necesita buenos consejos debe escuchar a los viejos. El viejo Manuel Fraga está emocionado con la inauguración de su mausoleo en el Monte Gaiás de Santiago, eso que denominan Ciudad de la Cultura y que es un monumento a la incultura, un cementerio de dinero, una hipoteca para los gallegos, que, en época de crisis, van a despilfarrar 500 millones de euros en el panteón faraónico, en el privilegio megalómano de un político iluminado del viejo régimen. Sobre la vieja política, el viejo Fraga aconseja y clarifica: "quiero dejar claro de una vez por todas que el PP no es un partido de derechas, sino de centro o de centro-derecha, y apoyaremos todas las medidas para los trabajadores y para la gente que no tiene nivel de vida elevado". Conclusión para uno que es simple: el PP es un partido de izquierdas, que está con los trabajadores, no con los privilegiados. Ahora bien, dice la sabiduría popular que para dar consejo, hay que dar ejemplo.

Sujetos y sujetadores

jueves, 13 de enero de 2011

Los alemanes son unos sujetos que sujetan la economía europea. Los jefes alemanes sujetan la economía de sus empresas. Los sujetadores sujetan las tetas de las trabajadoras alemanas de dichas empresas. Los jefes sujetadores pueden exigir a las trabajadoras alemanas que lleven sujetador al trabajo. Unas trabajadoras de una compañía de seguridad aérea denunciaron la presión de sus jefes en materia de sujetadores. La Corte de Colonia falló en su contra y sentó jurisprudencia. Los jueces, sabiendo que las trabajadoras son unas descocadas y unas espabiladas, en prevención de que apareciesen con sujetadores sexys, provocadores o minimalistas, han decretado que las empleadas han de usar en la empresa sujetadores clásicos, blancos o de color carne, poco libidinosos y nada transparentes. Los empresarios españoles por el momento son más bien partidarios de seguir el refranero castellano: "vale más un pezón en el hocico que dos tetas en el sostén". Los empresarios españoles no son sujetos tan sujetadores de la economía.

Las putas y el sector servicios

miércoles, 12 de enero de 2011

Las putas prestan servicios personales, pero no son trabajadoras del sector servicios. Dejemos a un lado las moralinas, relacionando prostitución y vicio, o los determinismos, asumiendo que es el trabajo más antiguo del mundo. Dejemos a un lado las pocas mujeres que ejercen la prostitución como trabajadoras autónomas; a las que, por supuesto, habría que garantizar todos sus derechos y exigir todos sus deberes. La mayoría no trabajan por su cuenta, ni para una empresa, sino para una red esclavista. No hablamos de empresas y trabajadoras reguladas o regulables. Hablamos de mafias, inmigrantes ilegales, tráfico de drogas, tráfico de blancas, extorsiones, secuestros… Cuando la Defensora del Pueblo (en funciones) declara que "la prostitución existe desde el principio de los tiempos y, si no ha sido posible abolirla antes, vamos a intentar regularla", no explica qué entiende por regulación. Cuando afirma que "vamos a coger el toro por los cuernos, vamos a regular la prostitución, a otorgarle unos derechos a estas personas, vamos a ver dónde se ejerce y evitar que haya proxenetas que abusan de todas estas mujeres y les chupan hasta la sangre", sigue sin explicar qué entiende por regulación. El nimbo legal en que se ejerce la prostitución en España oculta una hipócrita inhibición de los poderes públicos sobre un problema de difícil solución. Es difícil incentivar la denuncia de proxenetas por las propias putas, como pretende el plan integral del Gobierno socialista. Es difícil formar a policías especializados. Es difícil frenar la trata ya en los países de origen. Es difícil cambiar mentalidades machistas. Es difícil que los periódicos, más cuanto más conservadores, renuncien a los beneficios de los anuncios de contactos. Las putas no son trabajadoras del sector servicios, susceptibles de un convenio colectivo, son mujeres explotadas. Contra la prostitución no cabe la regulación, sino la abolición.

El primer beso

martes, 11 de enero de 2011

El primer beso es más importante de lo que creen algunos. Para Raymond Chandler, "el primer beso es mágico, el segundo íntimo, el tercero rutinario". Para Sheril Kirshenbaum, investigadora de la Universidad de Texas, el primer beso es una de las experiencias más intensas de la vida de una mujer. Por eso, todas recuerdan el 90% de los detalles de aquel momento trascendente, según demuestra la científica en su obra La ciencia de los besos, recomendable para quienes piensan que se puede besar a diestras y a siniestras, a tontas y a locas, sin técnica física, sin repercusión psíquica y sin ciencia empírica. La investigadora demuestra que para las mujeres el primer beso es una experiencia más intensa que la pérdida de la virginidad; curiosa comparación que quizás tenga que ver con la formación cultural en la adolescencia de las mujeres de la muestra o de la propia autora; sobre todo en el caso de jóvenes tejanas que crecen en una sociedad esencialmente conservadora. En otros ámbitos la naturalidad de la experiencia del primer beso y de la pérdida de la virginidad es lo único que hace comparables ambas circunstancias, que no se viven como una "experiencia", ni como una "pérdida". Los recuerdos del primer beso pueden ser menos intensos. Puede ser que en el primer beso se haya comprobado, como decía Marcel Proust, que "para el beso, la nariz y los ojos están tan mal colocados como mal hechos están los labios". Sheril Kirshenbaum probablemente discreparía de Proust, ya que ha demostrado que los labios de las mujeres que le ponen muchas ganas al beso están bien diseñados para la función básica del beso, la de permitirles, mediante el boca a boca, juzgar, por el sabor de la lengua y la saliva del hombre, si reúne las condiciones para ser el macho alfa, el más adecuado para la reproducción de la especie. Cuando Pablo Neruda decía aquello de que "en un beso sabrás todo lo que he callado", hacía poesía, no ciencia; no tenía en cuenta la función reproductora del beso. Cuando Bernard Shaw advertía que "siempre hay alguien que besa y otro que se limita a permitir el beso", tampoco tenía en cuenta la ciencia freudiana que demuestra que el beso trae recuerdos a las mujeres tejanas de los cuidados y atenciones que les prestaban en la infancia sus madres y padres conservadores. El primer beso es más difícil que importante, aunque, como dice Paul Géraldy, "el más difícil no es el primer beso, sino el último".

Alucinando y alunizando

lunes, 10 de enero de 2011


A finales de los sesenta, todo era pop; nos hicimos hippies, alucinamos y alunizamos. Primera llegada a la Luna, Apolo XI, excepcionalidad; segunda llegada, Apolo XII, normalidad. Con normalidad los del Apolo XII llevaron a bordo un calendario Playboy, con una conejita desnuda, un icono pop. Pasadas más de cuatro décadas, todos somos materialistas. El calendario se subastará dentro de unos días, de salida a mil dólares, pero algún fetichista elevará exponencialmente el precio. Al parecer a alguien normal se le ocurrió pensar que tres hombres solos a 760.000 kilómetros de cualquier mujer iban a echar de menos la imagen femenina; metió en la nave el calendario con una modelo del gusto del americano medio, mostrando sus pechos, pulcros, blancos, con las marcas del sujetador, pero escandalosos para 1969, año en sí mismo erótico. Según el catálogo de la subasta, "en la tradición popular de los astronautas, el vuelo de las conejitas de Playboy se ha quedado como una de las bromas más icónicas". En los siguientes vuelos ya fue costumbre. El hombre en el espacio necesitaba imágenes femeninas. El astronauta Gordon no pisó la Luna, se quedó en la nave con la modelo y le cogió cariño al calendario. Ahora tiene 81 años y dice que "el calendario que voló conmigo a la Luna ha estado en mi posesión y ha sido parte de mi colección personal de objetos espaciales desde mi regreso a la Tierra en 1969". Éramos parte de la cultura pop, somos materialistas, éramos románticos, somos lunáticos. La Luna sigue ahí, las conejitas del Playboy también. Muchos hombres siguen en la Luna, otros siguen empeñados en tirarle piedras.


Lloronas

sábado, 8 de enero de 2011

Los hombres andan con la libido baja porque las mujeres son unas lloronas. No es la conclusión de un misógino, sino de un equipo de investigación. Neurobiólogos del Instituto Weizmann de Israel han verificado que los hombres, al oler las lágrimas de las mujeres, sufren una bajada de testosterona, reducen su libido, decaen en sus intenciones sexuales, por la acción de alguna sustancia química aún no identificada. Como señalan en un artículo publicado en la revista Science, "este estudio refuerza la idea de que las señales químicas humanas, incluso de las que no somos conscientes, afectan el comportamiento de los demás". Los investigadores proyectaron películas melodramáticas, colocaron a mujeres visionándolas, esperaron sus habituales lloreras, recolectaron sus lágrimas, mostraron a los hombres fotografías de mujeres sexys, hicieron oler a algunos las lágrimas recolectadas, hicieron oler a otros una solución salina, comprobaron que los primeros no se excitaban, comprobaron que los segundos se sobreexcitaban, certificaron científicamente el experimento. A veces la ciencia da pena. Se hubiesen ahorrado la proyección de películas experimentando con mujeres palestinas, de Gaza o de Cisjordania.

Hawking, burro

viernes, 7 de enero de 2011

Hawking, burro, la Creación fue cosa del Creador, como su nombre indica. Eso del Big Bang es algo comercial, puro marketing científico. Hasta el nombre es contradictorio, pues al principio ni hubo explosión, ni fue grande, ya que el universo surgió de una singularidad pequeñísima, a la que siguió la expansión del propio espacio. Intentar convencer a la gente de que la teoría de la relatividad general , sumada a las observaciones de isotropía y homogeneidad de las galaxias, así como a sus cambios de posición, permite extrapolar las condiciones del universo antes o después en el tiempo, para concluir que en el pasado el universo tenía temperaturas y densidades mayores y que debería haber evidencias de un fenómeno de radiación de fondo de microondas, y considerar evidencias empíricas de ello la expansión del universo apreciada en el corrimiento hacia el rojo de las galaxias, las medidas verificadas en el fondo cósmico de ese microondas y la proliferación de elementos ligeros, coincidentes con la función de correlación de la estructura a gran escala del mismo, es confundir a la gente de buen corazón. Menos mal que Benedicto les aclara que "el universo no es resultado del azar, como algunos quieren hacer creer". Hawking, burro, ¿cómo puedes decir que "no es necesario invocar a Dios para que encienda la mecha y ponga el universo en funcionamiento"? Tus teorías son incomprensibles para la buena gente. Menos mal que Benedicto les aclara que "no se debe dejar limitar la mente con teorías que siempre llegan sólo hasta cierto punto y que, si uno se fija bien, no están en competencia con la fe, pero no pueden explicar el sentido último de la realidad". Hawking, burro, ¿cómo puedes fiarte de un laboratorio de investigación en física de partículas, donde se provocan intencionadamente colisiones múltiples de protones casi a la velocidad de la luz, para imitar las condiciones en que supuestamente surgió el universo? La buena gente no ha visto un protón en su vida. Menos mal que Benedicto les aclara que lo que deben hacer es "descubrir en el universo la sabiduría del Creador, pero no mirando por cualquier telescopio, sino con los ojos profundos de la razón". Benedicto sabe que la buena gente es razonable. Benedicto comprende a la gente. La gente comprende a Benedicto. A Benedicto se le entiende, a ti no. Benedicto es infalible, tú no.

El culo en la empresa

jueves, 6 de enero de 2011

Constatada la importancia del culo en la anatomía, constatemos la importancia del culo en la empresa. Con la crisis, proliferan los empleados que "besan el culo" al jefe. El jefe "se parte el culo" de risa. Abundan los que "pierden el culo" para que el jefe los vea. Muchos "mueven el culo" ahora para hacerse notar. Aquellos que nunca "mojan el culo" aparentan mojarlo. Los "culos de mal asiento" buscan acomodo en otras empresas. Los que tienen garantizada colocación "se pasan la crisis por el culo". Los que "han nacido de culo" saben que esta vez tampoco les va a tocar, porque nunca les toca. Algunos están "hasta el culo" de intentarlo. A veces creen tenerlo seguro y a última hora les "dan una patada en el culo". Piden explicaciones, pero "van de culo", si esperan que se las den. Les queda "cara de culo". A otros no los echan, pero los mandan "a tomar por culo", o sea, muy lejos, a empresas afines. Si luego estas empresas tampoco resisten, "se caen de culo". Pasan una temporada en el paro "con el culo al aire". El sistema es así, porque muchos de los que deciden "piensan con el culo".

La importancia del culo

martes, 4 de enero de 2011

Glúteo es el eufemismo de nalga, como nalga es el eufemismo de culo, parte fundamental del cuerpo humano que despierta pasiones y levanta tabúes, más allá de sus funciones básicas. Si el personal estuviese habituado a verse desnudo y a ver a los demás desnudos, con naturalidad, el culo no sería mirado como un elemento de culto, un objeto de deseo o una tentación pecaminosa. Consciente de que además el culo puede ser mirado como un reclamo publicitario, Lady Gaga, la cantante pop que más discos ha vendido el año pasado, decidió comenzar éste enseñando el suyo a todos los internautas, para que sigan comprando masivamente su próximo álbum, Born this way. Estampó ese título en una cazadora sofisticada, contrató a Nick Knight para que la fotografiase con el culo al aire, escribió debajo de la foto mensajes subliminales con las fechas de salida del disco y del single, se metió en Twitter durante la Nochevieja y colgó en la red su culo. En cuanto a la anatomía, las nalgas carnosas de Lady Gaga están formadas por los músculos glúteos, de los cuales el glúteo mayor es uno de los músculos más fuertes de su cuerpo. En cuanto a la funcionalidad, ni la forma ni el volumen de las nalgas de Lady Gaga son factores determinantes a la hora de cumplir la principal función de su culo, la de sentarse, aunque para la función mercantil ya se sabe que la gente "culo veo, culo quiero", axioma del capitalismo globalizador. En cuanto a la estética, abundan los culos más bonitos que el de Lady Gaga, como demuestra la ilustración. Si llegasen mis críticas estrambóticas a la estrambótica Lady Gaga, seguramente le resbalarían y probablemente me respondería, como Winston Churchill, que "quien habla mal de mí a mis espaldas mi culo contempla". No se trata de escoger entre el culo de Churchill y el de Lady Gaga.

Misófilos y misóginos

lunes, 3 de enero de 2011

A los misófilos les gustan las misas. A los misóginos no les gustan las mujeres. Aclaremos los conceptos a partir de ejemplos. El cardenal Rouco celebra la gran Misa de las Familias, para misófilos recalcitrantes, y dice que "las familias cristianas están ante un reto histórico formidable: ser instrumentos imprescindibles de la esperanza para Europa en una de sus horas más complejas y dramáticas, pues siempre que se cuestiona y se niega la verdad del matrimonio y la familia, las consecuencias negativas no se hacen esperar; se ciegan las fuentes de la vida con la práctica permisiva del aborto; se banaliza con la eutanasia, hasta extremos hace poco tiempo impensables, la responsabilidad de vivir y de respetar la vida del prójimo". La portavoz socialista, Elena Valenciano, responde que "la jerarquía eclesiástica es enormemente misógina y no comprende la evolución del papel de las mujeres en la sociedad; probablemente, es la clave de la incomprensión absoluta que manifiesta por las familias, por la sociedad actual". Conclusión: en Madrid se congregaron misófilos y misóginos. Precisemos los conceptos. La misofilia está clara; es cosa de beatos, meapilas, santurrones, devotos, mojigatos, gazmoños. La misoginia no está clara; no es solo cosa de los que odian a las mujeres; es cosa de los que odian todo lo femenino; no es solo cosa de machistas, partidarios de que el hombre predomine sobre la mujer; es cosa de los que piensan que los hombres deben liberarse de todo tipo de dependencias de las mujeres, incluidas la concepción y la familia. La cosa sigue confusa, porque los hombres están confundidos con las mujeres o porque las mujeres confunden a los hombres. Confunden a reyes; ya Alfonso X el Sabio decía que "la mujer es la confusión del hombre, bestia que nunca se harta, peligro que no guarda medida". Confunden a emperadores; ya Napoleón decía que "las mujeres no son otra cosa que máquinas de producir hijos". Confunden a filósofos; ya Averroes decía que "la mujer no es más que el hombre imperfecto". Confunden a santos; ya Santo Tomás de Aquino decía que "como individuo, la mujer es un ser endeble y defectuoso". No es extraño, por tanto, que confundan también a papas, cardenales y obispos, sobre todo, si al ser ellos célibes y castos, las conocen tan poco. Hago mías las dudas de Woody Allen: "¿existe el Infierno?, ¿existe Dios?, ¿resucitaremos después de la muerte?, lo más importante: ¿habrá mujeres allí?". Entre los misóginos abundan los misántropos, los que simplemente odian a los demás.

Casarse consigo

domingo, 2 de enero de 2011

En Taiwán empieza a cundir el ejemplo de casarse con uno mismo. Una china se casó consigo en Taipei, porque "le ha llegado la hora de casarse y no había encontrado al hombre ideal". Otra china se casó consigo en Natou, porque "le apetecía recibir así el nuevo año, tras encontrase a sí misma y enamorarse de su persona". Esta última, además, sabe de que habla, que para eso es terapeuta de profesión. Los chinos se casan consigo por amor, porque se quieren mucho a sí mismos. Rouco y los cincuenta obispos que se reúnen en Madrid para celebrar la Misa de las Familias (cuya seguridad, sanidad, limpieza, tráfico… pagamos todos) deberían cortar de raíz ese virus de destrucción, uno más, de la familia tradicional. Los obispos deberían prevenir a los consumidores cristianos ante todo lo que trae la etiqueta "made in Taiwán". Los obispos deberían advertir que casarse con uno mismo no genera matrimonio. Los obispos deberían denunciar que casarse con uno mismo es un acto radical, que responde a una mala interpretación del principal mandamiento de la Ley de Dios: "amarás al prójimo como a ti mismo". No obstante, si los chinos inmigrantes estuviesen dispuestos a convertirse al catolicismo, y a financiar la Misa de las Familias, la jerarquía eclesiástica podría comprometerse a estudiar el ensimismamiento del concepto "prójimo".