¿Y qué ha de hacer Ikea?

lunes, 5 de diciembre de 2011

¿Y qué ha de hacer Ikea?, ¿Y qué ha de hacer Ikea, si la competencia proviene del desarrollo endógeno? Lleva tiempo de moda, por lo que ya no es una moda, el concepto crecimiento endógeno para referirse a las políticas de desarrollo local. Las novedades lingüísticas son a menudo cuestión de marketing. Se trata, en definitiva, de la política de aprovechamiento de los recursos propios de un territorio. Se trata, en definitiva, de romper las que Blain denominara barreras de acceso al mercado y a la competencia, lo cual es más difícil desde la periferia de la periferia. Se trata, en definitiva, de competir por nuevos nichos de mercado, porque repetir iniciativas de otros puede ser un despilfarro de dinero y energía, ya que ellos han ocupado el espacio mercantil correspondiente. Galicia no es Suecia y viceversa. Galicia tiene un gran potencial forestal, pero no es una región silvicultora, una región maderera. No vale escudarse en el determinismo natural; el territorio es una realidad reconstruida socialmente; la montaña gallega podría ser tan productiva como la sueca, pero no lo es. La política forestal ha de sustentarse sobre planes de conservación, ordenación y comercialización de los recursos. Sin embargo, la creatividad y la iniciativa empresarial manufacturera, vinculadas al sector forestal, son también básicas para cerrar ciclos de desarrollo endógeno. La empresa Cosman, con fábrica de muebles en el municipio rural de Coles, en la provincia rural de Ourense, en la región rural de Galicia, lanza al mercado muebles inteligentes. Son muebles que integran todas las conexiones de la red eléctrica; una sola toma sale del mueble; es el fin del cableado responsable de la maraña antiestética y de las caídas antiestéticas en las oficinas de un sector terciario moderno. Las mesas cuentan con sensores de presencia, que desconectan el ordenador cuando el trabajador se ausenta; las estanterías cuentan con lectores de etiquetas de los documentos, que quedan así registrados y archivados para su gestión on line. Los fundadores de la empresa hacían muebles clásicos y eran reacios a las modernidades; los herederos de la empresa demostraron al Ministerio de Ciencia e Investigación la viabilidad del proyecto, recibieron financiación pública y se lanzaron a la competencia. Les va bien y ya piensan en trasladar el invento de la oficina al hogar. Ejemplo de desarrollo endógeno. ¿Y qué ha de hacer Ikea?

2 comentarios:

Winston dijo...

You know, rojillo, that, rather than being sold pre-assembled, much of Ikea's furniture is designed to be self-assembled. The company claims that this helps reduce costs and use of packaging by not shipping air; the volume of a bookcase, for example, is considerably less if it is shipped unassembled rather than assembled. This is also practical for many of the chain's European customers, where public transport is commonly used, with the flat-pack methods allowing for easier transport via public transportation. I love Ikea's furniture.

BAKUNIN dijo...

Multinacionales como Ikea eliminan muchos puestos de trabajo de operarios, ebanistas, etc. trasladando el montaje a unos consumidores que, como gilipollas, se creen los más espabilados porque son capaces de montar unos muebles de calidad mediocre aunque de diseño moderno.
Cuando les sobran o faltan piezas no saben que tienen que hacer. Los profesionales son siempre los que controlan de su profesión y hay que darles trabajo.