Manos sucias

sábado, 10 de diciembre de 2011


Lo de Manos Limpias es un eufemismo, el Sindicato Manos Limpias tiene las manos sucias. Hace poco su secretario general, Miguel Bernad, recibía de manos de la Duquesa de Franco, hija del dictador, el nombramiento de Caballero de Honor de la Fundación Francisco Franco, "por sus servicios en defensa de los ideales del Movimiento". Tal como está la coyuntura política española, los del Movimiento se mueven como peces en el agua. Los servicios del ínclito han consistido en haber presentado una querella contra el juez Garzón por intentar investigar los crímenes del franquismo. El juez fue apartado de su audiencia. El juez juzgado, el fascista premiado. Bernad, único dirigente y único afiliado conocido de ese fantasmagórico Colectivo de Funcionarios Públicos de Manos Limpias, fue responsable del ultraderechista Frente Nacional, aunque dice haber evolucionado ideológicamente, no se sabe si más a la derecha o alrededor de la derecha. Amparado por políticos conservadores y medios de comunicación conservadores, el héroe de cartón piedra es experto en querellarse contra todo lo que signifique antifranquismo, nacionalismo o libertad de orientación sexual. El sindicato conservador CSI-CSIF en su momento le dio cobijo en sus listas. La derecha española da cobijo a todo aquel que defienda ideales patrióticos. Hay que tener cuidado con las manos. Ya decía el cáustico escritor Ambrose Bierce que "la mujer sería encantadora, si uno pudiera caer en sus brazos sin caer en sus manos". Claro que Bierce, al que apodaban Bitter Bierce, era un amargado por su difícil vida conyugal. El problema no está en las manos, sino en la suciedad de las mismas.

2 comentarios:

estrella dijo...

De manos, manipular, manipular mejor con las manos limpias, o por lo menos con la intención limpia.
Se ve que esta gente no sabe de limpieza, ni de intención ni de corazón, es lo que tiene manipular la historia.
P.D. manipular es una de mis actividades favoritas, manipular con las manos, con el resto del cuerpo, incluso con la imaginación y la memoria. Eso si, manipular sin daños colaterales, para beneficio propio y compartido.

BAKUNIN dijo...

GARZÓN ES UNA GARZA ENTRE BUITRES DE CABEZA PELADA