Sexo de perros

miércoles, 23 de noviembre de 2011

El sexo de perros es diferente al sexo de lobos. El sexo de perros, no entendido como sexo de mala calidad o como sexo rutinario con abuso de posturas de cópulas imitativas de las habituales entre canes, está acabando con el sexo de lobos, no entendido como sexo de buena calidad o como sexo extraordinario con predominio de posturas de cópulas salvajemente lobunas. Es cuestión de naturaleza, de protección de la naturaleza. El sexo de perros con lobos está amenazando la pureza genética del lobo ibérico, especie protegida. El perro es el amigo del hombre. El lobo ibérico es el amigo del hombre ibérico. El macho ibérico se identifica con el lobo ibérico. El macho ibérico no ve bien el mestizaje y la pérdida de pureza de la raza autóctona. El macho ibérico no ve bien que el gobierno socialista hubiese infravalorado el problema de la hibridación, como infravaloró todos los problemas del país, promulgando una insuficiente Estrategia para la Conservación y la Gestión del Lobo en España (2005). El macho ibérico se asombra de que los ineficaces socialistas sólo se hubiesen fijado en el sexo entre perros y lobas, en el ADN mitocondrial, transmitido de madres a hijos, de modo que no fueron capaces de detectar la hibridación. Menos mal que un estudio de investigadores del país vecino, de la Universidad de Oporto, ha permitido diagnosticar el caos genético derivado del sexo de perros con lobos en todo el noroeste peninsular, analizando tanto el sexo entre perros y lobas como el sexo entre lobos y perras, para seguir el cromosoma Y de los machos, que es el que de verdad importa. Como señalan los investigadores lusos, "estamos ante un problema de gestión y conservación; queremos conservar lobos que sean lo más lobos posibles". Ellos, lobos y perros; ellas, perras y lobas. No hay connotaciones sexistas en esta cuestión de sexo, pero ¿por qué hay más sexo entre perros y lobas que entre lobos y perras? Porque, cuando las lobas están en celo, y eso sucede una vez al año, es más fácil que encuentren a perros con niveles altos de testosterona que a lobos, ya que los perros siempre tienen altos sus niveles de testosterona y los lobos alternan ciclos altos con ciclos bajos, estresados como andan ellos por los montes, preocupados por la falta de ovejas y las batidas de los cazadores. Un gobierno de machos indómitos, el de la Xunta de Galicia, tierra de lobos, ya se ha puesto las botas de monte y la escopeta nacional al hombro, organizando batidas de guardias que peinan las sierras galaicas matando a los ejemplares nacidos de esas cópulas promiscuas, velando por la pureza de la raza. ¡Ya está bien de atar los perros con longanizas!

6 comentarios:

estrella dijo...

Está claro, a veces loba y a veces perra, no necesariamente para coincidir con lobo y perro, a veces para llevar la contraria, y porque no veo yo el inconveniente este de la pérdida de pureza de la raza. Será por variedad de especímenes lobos, perros, zorros viejos, tigres, cerdos, gusanos.... y demás fauna masculina en el suelo patrio!
P.D. También hay corderitos imberbes, pero son muy aburridos.

Rita dijo...

Rojillo, desconfío de los/las que me llaman loba.

Rebe dijo...

Yo tengo un Yorkshire con lacitos.

Nicolás dijo...

No estamos ni para sexo, ni siquiera de perros.

Siro dijo...

A perro flaco todo son pulgas.

Felipe dijo...

¿Y qué decir del sexo entre hipopótamo y vaca, mi jefe y la encargada?