Rodeados de charlatanes

domingo, 23 de octubre de 2011

Charlar y hacer son cosas diferentes, más bien antagónicas. La manera como se presentan las cosas no es la manera como son; si las cosas fueran como se presentan, la ciencia entera sobraría. No es la conciencia del hombre la que determina su ser, sino el ser social el que determina su conciencia. No es la conciencia la que determina la vida, sino la vida la que determina la conciencia. La religión, en cuanto eco ideológico, es la conciencia invertida de un mundo invertido. La religión aporta satisfacciones imaginarias o fantásticas que desvían cualquier esfuerzo racional por encontrar satisfacciones reales. La religión es el reconocimiento del hombre mediante un rodeo, a través de un mediador. La religión propone a los hombres una doble vida y ofrece los goces imaginarios del cielo como un solaz para las miserias reales de esta vida. La miseria religiosa es, por una parte, la expresión de la miseria real y, por otra, la protesta contra la miseria real. La religión es el suspiro de la criatura agobiada, el estado de alma de un mundo desalmado, porque es el espíritu de los estados de alma carentes de espíritu; la religión es el opio del pueblo. Toda la historia de la sociedad humana es una historia de lucha de clases. Tiemblen, si quieren, las clases gobernantes, ante la perspectiva de una revolución; los proletarios, con ella, no tienen nada que perder, como no sea sus cadenas; tienen, en cambio, un mundo entero que ganar. El obrero tiene más necesidad de respeto que de pan. El Estado no puede ser un comité de administración de los negocios de la burguesía. Nadie combate la libertad, a lo sumo combate la libertad de los demás; la libertad ha existido siempre, pero unas veces como privilegio de algunos, otras veces como derecho de todos. Todo lo sólido se desvanece en el aire… Las frases anteriores, intencionadamente mal conexas, responden a la máxima de que no se trata de interpretar el mundo, se trata de transformarlo. Las frases anteriores debieran ir entrecomilladas, son palabras de Marx, ahora que muchos están de vuelta del marxismo sin haber ido. Charlar y hacer son cosas diferentes. Estamos rodeados de charlatanes, que ya aburren hablando de su dios y su dinero, que vienen a ser lo mismo.

9 comentarios:

Asun dijo...

Señor Armas, hoy pretenderá usted que le felicite por poner una foto decente y preciosa pero no le compensa la cantidad de fotos pornográficas que lleva poniendo esta temporada. Si sigue poniendo fotos tiernas a lo mejor le felicito.

Siro dijo...

Si el trabajo fuera bueno, los burgueses trabajarían.

Jesús Herrera Peña dijo...

No, Pedro, di que no, tus fotos de antes nunca fueron pornográficas, sólo eran eróticas, y aunque valoro muchísimo esta de la niñita mandando callar a los patitos, también añoro tus fotos eróticas que ponían la sal y la pimienta a tus artículos.
¡Di algo, coño!

Felipe dijo...

Mi jefe es un charlatán de feria, habla y habla mientras la encargada no puede hablar porque tiene la boca llena.

Belén dijo...

Felipe, Mudo de los Hermanos Marx, mucho criticar a tu jefe y a la encargada pero de ti no sabemos nada. Sabemos algo de como eres por terceras personas, pero queremos oír tu voz, seguro que es una voz aflautada y dulce... ¿Cuándo quedamos los cuatro... bueno los tres?

Tus tres BB + B
(Bea, Belén + Berta)

Funcio dijo...

Son abondosos os parrulos nestes lares aínda que están ben aprendidos niso de falar pouco e escoitar muito, para contar despois só a quen hai que contar, son parrulos mensaxeiros. Gaivotas no ár, parrulos na terra, paxáros todos.

Nario dijo...

Funcio, yo tuve un patito amarillo al que llamaba Chinito.

Pedro Armas dijo...

Estimado Jesús Herrera, rompiendo mi costumbre de no intervenir en la trastienda del blog, que es vuestra, digo algo:

Después de años ilustrando este rincón de la red con fotos erótico-porno-tiernas, creo que Asun tiene razón.

Por Asun, por la Santísima Asun y las que son como Asun, hago acto de arrepentimiento, confesión, penitencia y propuesta de enmienda.

Si, a partir de ahora, vuelvo a colgar alguna foto erótica, de esas que te gustan, disfrútala.

Nos vemos en el Infierno.

Salud y saludos.

Aprender dijo...

Cualquier religión es un insulto hacia la inteligencia humana.