Perversión electo-episcopal

sábado, 22 de octubre de 2011


Los obispos, precisamente ellos, tachan al gobierno socialista de "desviado", es decir, de pervertido. Los obispos, precisamente ellos, podrían haber acusado directamente al gobierno socialista de invertido, depravado, vicioso, resabiado, acanallado, abellacado, afeminado, mariposón, marica o maricón. Los obispos, precisamente ellos, centran sus críticas en las leyes relativas al aborto y a la homosexualidad. Los obispos, precisamente ellos, recomiendan el voto a los conservadores, perversos ellos, con su doble moral, pública y privada, en estos asuntos. Si pervertir es, según la primera acepción de la RAE, "perturbar el orden o estado de las cosas", los socialistas son unos pervertidos. Si pervertir es, según la segunda acepción, "viciar con malos ejemplos las costumbres", los conservadores son unos pervertidos. Si pervertir es, según la tercera acepción, "viciar con malas doctrinas la fe", los obispos son unos pervertidos. Como los católicos andan despistados desde el bautismo, los obispos, precisamente ellos, han presentado una Nota ante las Elecciones Generales 2011, con "orientaciones para los católicos en el ejercicio responsable del deber de votar", de votar a los que defienden el ideario episcopal. Los obispos, precisamente ellos, llaman "la atención sobre el peligro que suponen determinadas opciones legislativas, que no tutelan adecuadamente el derecho fundamental a la vida de cada ser humano, desde su concepción hasta su muerte natural, o que incluso llegan a tratar como un derecho lo que constituye un atentado contra el derecho a la vida". Los obispos, precisamente ellos, advierten que "son también peligrosos y nocivos para el bien común ordenamientos legales que no reconocen al matrimonio en su ser propio y específico, en cuanto unión firme de un varón y una mujer ordenada al bien de los esposos y de los hijos". Los obispos, precisamente ellos, creen que hace falta un nuevo gobierno que dicte leyes que "reconozcan y tutelen mejor el derecho de todos a la vida, así como el derecho de los españoles a ser tratados por la ley específicamente como esposo y esposa, en un matrimonio estable, que no quede a disposición de la voluntad de las partes ni, menos aún, de una sola de las partes". Los obispos, precisamente ellos, célibes y castos. Hay que reconocer que los obispos, precisamente ellos, en materia de perversión son genuinos. Ya dice el contracultural Grant Morrison que "si haces algo relacionado con el sexo, al menos debe ser algo genuinamente perverso".

4 comentarios:

Winston dijo...

You know, rojillo, that Freud stressed that while childhood sexuality involved a wide and unfocused range of perverse activities, by contrast with adult perversion, there was an important difference between them. Perverse sexuality is as a rule excellently centred, all its activities are directed to an aim usually a single one, one component instinct has gained the upper hand. In that respect there is no difference between perverse and normal sexuality other than the fact that their dominating component instincts and consequently their sexual aims are different. In both of them, one might say, a well organized tyranny has been established, but in each of the two a different family has seized the reins of power. I'm confused, sorry.

estrella dijo...

No me gusta que me tutelen, ni el estado ni, mucho menos la iglesia que sea, sin embargo, pos mi propia conveniencia, y solo a veces, dejo que alguien, algunos, crean que me tutelan, me orientan y me aconsejan...ay, se sienten tan importantes y tan imprescindibles, me producen tanta ternura, que ya está, llega el sexo, inevitable..
bss
P.D. lo de la perversión, siempre que no haga daño, es subjetivo, seré perversa sin saberlo?

Bakunin dijo...

¿QUÉ UN POCO DE CERA DE CIRIO EN LOS HUEVOS DE UN ARZOBISPO DE ARCHIDIÓCESIS DE LAS GRANDES?

MARÍA MAGDALENA dijo...

¡OBISPO, CERA, CONFESIONARIO, SACRISTÍA, ALTAR MAYOR, ALTAR MENOR, MANOSEO, PERVERSIÓN EN LA ULTIMA CENA!