País de puteros

jueves, 27 de octubre de 2011


Los españoles somos los más puteros de Europa. Las estadísticas y la riqueza léxica del español al respecto lo demuestran. Según una guía sobre trata de personas explotadas en el negocio del sexo, realizada por la Asociación de Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida, editada por el Ministerio de Sanidad, Política Social e Igualdad, a partir de datos del Consejo de Europa y de la ONU, cuatro de cada diez españoles se han ido de putas alguna o algunas veces. Somos el doble de puteros que los suizos, segundos en el ranking (dos de cada diez han pagado por sexo), el triple que los holandeses o los suecos y el cuádruple que los demás europeos. A escala mundial, los hay más puteros que los españoles, por ejemplo, seis de cada diez portorriqueños o siete de cada diez tailandeses. Aunque muchos, los políticamente correctos, prefieren callarse como putas o dicen no tener ni puta idea sobre el asunto, hay que hablar claro de una puta vez sobre el puterío. Irse de putas, visitar casas de putas o puticlubes, costumbre ancestral del macho ibérico, no contribuye a generar empleo entre putas y chulos de putas. Las putas prestan servicios personales, pero no son trabajadoras del sector servicios. Las putas no viven de puta madre; están puteadas por unos hijos de puta. Las putas no ejercen el trabajo más antiguo del mundo, ni son putas por vicio. Las putas por cuenta propia, las que ejercen la prostitución porque quieren y pueden, son una minoría, a la cual habría que garantizar todos los derechos laborales y sociales. La mayoría de las putas trabajan para redes de proxenetas. No hablamos de empresas y trabajadoras. Hablamos de la mafia, la inmigración ilegal, el narcotráfico, la trata de blancas, la extorsión o el secuestro. Hablamos de la hipócrita inhibición legislativa por parte de sucesivos gobiernos. Hablamos de los intentos fallidos de los gobiernos progresistas a la hora de formar policías especializados, fomentar las denuncias contra los explotadores o recomendar la retirada de anuncios de contactos en los periódicos. Hablamos de los bienintencionados que proponen la inviable regularización de una actividad esclavista, contra la que no procede otra cosa que no sea la abolición. Es una putada ser abolicionista en un país de puteros.

10 comentarios:

Jesús Herrera Peña dijo...

Pedro, esta vez el artículo te ha salido ¡de puta madre!

«Puto es el hombre que de putas fía,
y puto el que sus gustos apetece,
puto es el estipendio que se ofrece
en pago de su puta compañía.
»


(Quevedo)

Rebe dijo...

¡Qué cosas hacen ellos!... ¿Verdad?

Winston dijo...

You know, rojillo, that sex tourism is travel for sexual intercourse with prostitutes or to engage in other sexual activity. I define sex tourism as trips organized from within the tourism sector, or from outside this sector but using its structures and networks, with the primary purpose of effecting a commercial sexual relationship by the tourist with residents at the destination. Often sex tourism is mistakenly interchanged with child sex tourism. As opposed to regular sex tourism, which is often legal, a tourist who has sex with a child prostitute will usually be committing a crime in the host country, under the laws of his own country and against international law.I like children, I like tourism, I hate child sex tourism and I like sex with tourists from Sweden and Norway.

Jose dijo...

Pues en Bélgica y en Holanda están en los escaparates. Supongo que la prostitución consentida y no proxenetizada, será mejor que la oculta y oscura; bajo las infames redes de los sin escrúpulos.
Las putas y los putos estarían asegurad@s, controlad@s y sobre todo pagarian impuestos. Se admiten opiniones.

Felipe dijo...

Mi jefe podría ser el Presidente del P.P. (País de Puteros).

estrella dijo...

Prostituir: (según la RAE)
1.- Hacer que una persona se dedique a mantener contactos sexuales a cambio de dinero.
2.- Corromper, pervertir o degradar por interés o adulación.
Joder, como acaba de aumentar la nómina de putos y putas!
Besos a tod@s.

estrella dijo...

Prostituir: (según la RAE)
1.- Hacer que una persona se dedique a mantener contactos sexuales a cambio de dinero.
2.- Corromper, pervertir o degradar por interés o adulación.
Joder, como acaba de aumentar la nómina de putos y putas!
Besos a tod@s.

Bea dijo...

Felipe, Gigoló sin Tarifa, aquí ya sabes quien es la que tiene más experiencia como putón verbenero que se lo cobra todo en especie y se lo pasa de puta madre hoy sí y mañana también, siempre de servicio.

Tus tres BBB
(Belén, Bea + Berta)

Funcio dijo...

Nesta Administración a época das putadas xa pasou, foi aquela do putiferio putipartito. Agora todo é reflexión, educación e oración, todos caladiños, máis putas que as galiñas.

Nario dijo...

Funcio, ¿por qué dan en el comedor tanto caldo de pollo?