Ni borracho

sábado, 1 de octubre de 2011





Rajoy no dice frases concretas, ni propone medidas concretas. Mariano vive en la indefinición, a veces duda, a veces balbucea, a veces barbulla, farfulla, masculla. Sin embargo, le recuerdo una afirmación precisa: "¡Viva el vino!". Recuerdo también a su antecesor, el inefable Aznar, borracho y metiéndose con la Dirección General de Tráfico. Rajoy también tuvo problemas de tráfico, cuando apareció en un vídeo promocional circulando sin colocarse el cinturón de seguridad. Claro que también le cazaron fumándose un puro en unas instalaciones deportivas donde unos niños jugaban al fútbol. Rajoy es el adalid de la transgresión y de la libertad. Los líderes conservadores saben que ni siquiera tienen que ser moderados, ni siquiera tienen que beber con moderación, porque la sociedad los admite tal cual son, embriagados de éxito como andan. Además, pronto los líderes conservadores podrán emborracharse a placer, porque la ciencia les abre una puerta. Un equipo de científicos de la Universidad de Adelaide (Australia) está llevando a cabo una investigación sobre una píldora que evita la borrachera, limitando el efecto del alcohol sobre el cerebro y las células nodriza del sistema nervioso. Como diría Rajoy, el Dependiente, depende del grado de alcohol, del grado de nerviosismo y del grado de cerebro que uno tenga. Por el momento, los científicos no han investigado con líderes conservadores, sólo con ratones, pero, como señala el director del equipo, "cuando un ratón está borracho su comportamiento es muy similar a un ser humano borracho; no le funciona la coordinación motora adecuadamente; si bloqueas estas células, los ratones no se emborrachan". No se trata de comparar el grado de cerebro, el grado de nerviosismo o los grados de alcohol que pueden ingerir los líderes conservadores y los ratones. Con ratones y ratas, ni borracho.

5 comentarios:

Nicolás dijo...

Pues yo creo que lo de la borrachera es sólo una pose para evitar tener que responder preguntas incómodas.

Rebe dijo...

Dudo de si el vino blanco y los hombres negros... o... si el vino tinto y los hombres blancos... ¿?

Winston dijo...

You know, rojillo, that the color of the wine mainly depends on,like Mariano would say, the color of the drupe of the grape variety. Since pigments are localized in the skin of the grape drupe, not in the juice, the color of the wine depends on the method of vinification and the time the must is in contact with those skins, process called maceration. Teinturier grape is an exception in that it has also a pigmented pulp. The blending of two or more varieties of grapes can explain for the color of certain wines, like the use of Australian Rubired. I like Australian studies and red wines.

estrella dijo...

Fíjese que siempre he sentido esa tonta debilidad de las mujeres por los chicos malos, transgresores, duritos y un poco fuera de la ley, pero si el ejemplo me lo pone con Rajoy y Aznar, mi libido cae hasta niveles casi irrecuperables, voy a necesitar mucho vino, tinto of course y mucho hombre de verdad, si es negro, perdón, afroamericano, mejor.
bss.

Chunguito Brother dijo...

Viva el vino!
Y viva Manolo Escobar!


Con una copa de vino en la mano,
Una guitarra y un cariño de mujer,
Nos encontramos como un soberano
Y regalamos simpatía y querer.

Porque en España lo que sobra es la hidalguía,
Y nos sentimos tan felices al cantar
Que hasta las penas las volvemos alegría
Porque tenemos la grandeza demostrá.

Viva el vino y las mujeres
Y las rosas que calienta nuestro sol
Viva el vino y las mujeres,
Que por algo son regalo del señor
Y vivan los cuatro puntos cardinales de mi patria,
Que vivan los cuatro juntos,
Que forman nuestra bandera y el escudo de mi España.

Cuando se escuchan los cantes de España
Es imposible sujetarse el corazón,
Porque nos saltan las venas y el alma
Y nos sentimos capitanes del amor

Y no me importa que me llamen vanidoso,
Que todos somos españoles de verdad.
Y los que vienen extranjeros a nosotros
Con un abrazo le entregamos la amistad.

Viva el vino y las mujeres
Y las rosas que calienta nuestro sol
Viva el vino y las mujeres,
Que por algo son regalo del señor
Y vivan los cuatro puntos cardinales de mi patria,
Que vivan los cuatro juntos,
Que forman nuestra bandera y el escudo de mi España.