En Francia o en Babia

sábado, 8 de octubre de 2011

Hay vida más allá de las calificaciones de Moody's, Standard & Poor's o Fitch. Hay debate ideológico en el socialismo… en el socialismo francés. Hay izquierda en la izquierda. Arnaud Montebourg: "Todo está por reconstruir: los servicios públicos, la democracia, la economía, la agricultura, la industria, poner coto al mundo financiero... innumerables frentes. Va a haber que imaginar soluciones nuevas... Si no intervenimos ahora, vamos a dejar que los mercados sigan destruyendo nuestras vidas. Ha llegado el momento de reconstruir un Estado fuerte y respetado… Los dirigentes políticos que han sido muy laxos con el mundo de las finanzas desaparecen, son derrotados y abandonados por sus pueblos, porque prefirieron los mercados, los bancos y el mundo financiero a la gente; a la gente que es cada vez más pobre, que ya no logra llegar a fin de mes… No podemos pedir a la población, que no tiene ningún tipo de responsabilidad en la crisis, que sea ella la que pague la crisis… Eso es exactamente lo que las derechas europeas, y los social-liberales como Zapatero, han intentado hacer. Se lo digo a nuestro amigo Zapatero, que por algo no puede volver a presentarse, porque ha comprendido que el pueblo español no puede aceptar esa injusticia. No se puede imponer a la población el precio de la crisis; se puede pedir sacrificios a la población por servicios públicos que hay que reconstruir, como la educación o la dependencia de las personas mayores, pero no pedir sacrificios a la población por las deudas de los bancos... Yo hablo de problemas de la población y asumo la confrontación con el capital." Arnaud probablemente perderá las primarias, pero no perderá los principios. Arnaud está en Francia, otros están en Babia.

2 comentarios:

Nen dijo...

Existeix un dita en l'idioma castellà, "estar en Babia", que prové d'aquesta comarca. Els reis de Lleó posseïen un palau en aquesta zona on passaven llargues temporades, sobretot en l'època estival. Els seus súbdits, justificaven l'absència dels seus monarques, dient que estaven en la seva residència estiuenca. L'entorn babià suposadament produïa un efecte relaxant en els reis que s'aïllaven allí dels seus problemes i preocupacions, de la mateixa manera quan no volien rebre a algú en audiència deien que "estaven a Babia". Amb el pas del temps l'ús d'aquesta expressió provocà la seva derivació en un dita popular molt comuna que s'aplica a la gent que aquesta abstreta o despistada (Zapatero).

estrella dijo...

Ay! yo estoy bastante en Babia, sin embargo, lo único que me he traido son mis principios, es lo más mio y lo que menos me pesa, no me voy a traer malos rollos, vendettas, envidias, niñerías, pataletas....
De todas formas, no hay que despreciar la versión de Marx (Groucho) al respecto: "estos son mis principios, si no le gustan, tengo otros"
bss