Reloj de arena

sábado, 24 de septiembre de 2011


El reloj de arena del desarrollo apenas avanza hacia la meta 0.7. La ayuda oficial acordada con criterios de la OCDE para asistencia de los subdesarrollados, el compromiso del 0.7% del PIB de los desarrollados, se ha quedado en un brindis al sol y, con la crisis, en un brindis con agua. Sólo algunos países nórdicos (Finlandia, Suecia, Noruega, Dinamarca) lo han cumplido. USA, Japón, Francia o Alemania prefieren hablar de cifras absolutas, no de porcentajes, que los ponen en evidencia. En los países desarrollados prefieren hablar del reloj de arena del cuerpo femenino y de la meta del 0.7 en el coeficiente cintura-cadera. Frívolos que somos, residentes en un país todavía desarrollado, hablemos de su importancia, pero hablemos con rigor científico. Investigadores de la Universidad de Regensburg (Alemania) llevaron a cabo un estudio sobre el atractivo del cuerpo femenino, introduciendo unas 250 variaciones en una figura de mujer, a la cual mantenían el rostro y cambiaban los volúmenes de cintura, cadera, pechos y piernas. Consultados unos 35.000 observadores, efectuados miles de análisis con regresiones múltiples, clasificados los cuerpos de mujer en: tipo promedio, tipo deportivo, tipo Barbie y tipo reloj de arena, la mujer que se aproxima al 90-60-90 continúa siendo la más atractiva, es decir, la mujer reloj de arena con coeficiente 0.7 de cintura-cadera es la que alcanza la meta. No obstante, en la Aldea Global hay matices regionales: en algunos países orientales emergentes prefieren coeficientes de 0.6, en algunos países sudamericanos prefieren coeficientes de 0.8, en algunos países africanos prefieren coeficientes de 0.9. Se pueden sacar conclusiones propias a partir del estudio. Primera: los habitantes de los países occidentales prefieren los relojes de arena. Segunda: los habitantes de los países orientales prefieren los relojes digitales. Tercera: los habitantes de los países tropicales no usan reloj.

14 comentarios:

janna De SR dijo...

Lo importante es que de la hora, no la clase de reloj...no?

Siempre se puede despistar a las multitudes.

Feliz día

Lulú dijo...

El canon de belleza, el coeficiente ese, la meta del 0.7, el reloj de arena y todas esas cosas de las medidas de nuestros cuerpos nos las marcan los hombres, concretamente los hombre machistas.

Debemos prescindir de que nos indiquen como tenemos que ser, debemos prescindir de ellos directamente.

Solamente las mujeres pueden entender la belleza de otras mujeres y nada tiene que ver con medidas.

¡CHICAS, PASAD DE LO QUE NOS ORDENAN ESTOS PRE-HOMÍNIDOS!

estrella dijo...

He perdido el metro y los números se me dan fatal, pero siempre puedo hacer una tournée por los cinco continentes y donde yo vea que tengo más éxito, pues será que coincide con mi coeficiente. Lo mismo es una idea para un sesudo estudio de estos.
bss

Rebe dijo...

Estoy con Janna, pero me gusta un reloj de pared.

Nicolás dijo...

me gustan las fotos que acompañan a tus textos.

Calatrava dijo...

¡YO LAS PREFIERO DESPROPORCIONADAS!

Siro dijo...

El alma necesita pocas cosas, el cuerpo muchas, la fidelidad es absurda.

Rita dijo...

Rojillo, ¿por qué nosotras 0.7 y vosotros 007?

Miriño dijo...

Opino lo mismo que Nicolás, en ocasiones incluso leo los textos, pocas.

Siro dijo...

Las mujeres no han sido hechas para ser comprendidas ni medidas.

Felipe dijo...

La encargada tiene un 0.14 de coeficiente de cadera y el jefe un 0.7 cm. de pene en erección.

Bea dijo...

Felipe, Voyeur Fotográfico, la foto primera nos retrata a las tres: dos como el maniquí y la tercera como la chica real pero un poco más rellenita.

Tus tres BB + B
(Belén, Bea + Berta)

Funcio dijo...

Na Xunta da eficacia os reloxios de area funcionan só para certos funcionarios, outros teñen modernos reloxios dixitais que unha hora antes do final da xornada activan a alarma de sinatura, e outros teñen reloxios Rólex como os dos Suprem Chiefs.

Nario dijo...

Funcio, mi madre me regaló el reloj de Julio Iglesias, cosas de ella.