El gusto por el mal gusto

viernes, 2 de septiembre de 2011



Sobre gustos no hay nada escrito. Sobre el mal gusto hay poco escrito. Pero, el gusto por el mal gusto puede ser buen gusto. El icono del mal gusto, de la vulgaridad, quizás sea, para los medios y los mercados, Lady Gaga; pero el referente intelectual del mal gusto, de la cultura trash, de la cultura basura, es John Waters. Si les pilla en la ciudad, acudan a su espectáculo This Filthy World (Este mundo asqueroso). Más que icono, iconoclasta, destroza todo lo que huela a normalidad, moralina, decoro, tradición, costumbre, folclore... Frente a lo convencional, al buen gusto, propone el mal gusto con "intelligentsia". Escandaliza a los bien pensantes, aunque no es su intención, porque sólo pretende provocar haciendo reír. Es lo que lleva haciendo desde hace cuatro décadas con sus películas de culto (Mondo Trasho, Multiple Maniacs, Pink Flamingos, Female Troubles, Polyester, Crybaby, Hairspray, Serial Mom, A Dirty Shame…). Amas de casa alcohólicas, madres asesinas, adictos al sexo o pervertidos de toda condición son sus cándidos protagonistas, cuyas vidas discurren a menudo en su Baltimore natal. El artista del bigotillo ridículo lo tiene claro: "no juzgues a los demás, ocúpate de tus asuntos y toma lo que la gente ve como una desventaja como un rasgo de tu estilo". Es cuestión de estilo y gusto, de estilo y de gusto personal. Como decía Salvador Dalí, "es fácil reconocer a un hombre que tiene buen gusto, porque la alfombra hace juego con sus cejas". No sé si a Waters le gustaba Dalí; sé que le gusta Almodóvar. Ambos son conscientes de que la cultura trash está siendo fagocitada por la cultura de masas; está siendo mercantilizada; el sistema es el sistema. Y es que, como ya avisara Edgar Allan Poe, "la corrupción del gusto forma parte de la industria de los dólares y hace juego con ella".

3 comentarios:

Malpicán dijo...

Rojillo, faga o favor de non poñer fotos como estas, que son noxentas.
Eu entro no blog precisamente polas fotos de mulleres espectaculares e me atopo có paisano este, feo coma un can de palleiro famento, e maila señora que é máis fea que calquera das Supremas de Móstoles.
Manteña, por favor, a liña da fermosura feminina que caracteriza este recuncho da rede.
Graciñas desde Bergantiños.

Siro dijo...

El gusto del mal gusto es desagradar.

luis valcarce dijo...

el título es cojonudo, EL GUSTO POR EL MAL GUSTO, bueno biografía de Losada o Barcón, ja, ja!!!