Cruz entre senos

sábado, 17 de septiembre de 2011


Los italianos son muy católicos, muy partidarios de Benedicto y muy partidarios de Berlusconi. No se comprende bien ¿por qué ahora se escandalizan de la manera en que sus líderes entienden la vida y la fe? En su mansión de Arcore, Berlusconi promovía la convivencia y la creencia, a la par que promovía la religión y la prostitución. Se malinterpretan las actuaciones del líder, acusado de corrupción de menores, en las bunga bunga, cuyo fin eran los ejercicios espirituales. Por ejemplo, según cuenta una de las jóvenes asiduas, Berlusconi tenía por costumbre la promoción de la cultura cinéfila, "organizaba veladas especiales una vez al mes que tenían como temática una película". El día que tocó Sister Act, la comedia en la que Whoopi Goldberg hace de monja moderna, Berlusconi pretendía que los asistentes reflexionasen sobre la conveniencia o no de la modernización de la fe. Cuenta la joven que "Nicole estaba guapísima vestida de monja; entró en el escenario, el famoso de la barra de lap dance; hizo un baile y un streaptease; un espectáculo muy bonito, de veras; cuando estaba desnuda, el Presidente se le acercó, cogió el crucifijo de madera que tenía en el cuello y dijo: "que Dios Santo te bendiga"; después le apoyó el crucifijo en la cabeza, entre las piernas y entre los senos". Para los no enterados, Nicole es Nicole Minetti, consejera regional del Pueblo de la Libertad en Lombardía. Berlusconi sólo le dio su bendición. Quien vea intención sexual en esa cruz entre senos tiene una mente calenturienta y peca contra el noveno mandamiento, el de "no tendrás pensamientos impuros". Una cruz entre senos, a lo Madonna, ¿es cuestión de bendición o de provocación?

2 comentarios:

Siro dijo...

Mujer sin tetas, un buen amigo.

Sonia dijo...

Rojillo, ¿verdad que sin tetas no hay paraíso?

Díselo a la tabla rasa de Ritita.