Samantha y Rouco

lunes, 22 de agosto de 2011

A Rouco le conviene conocer a Samantha. A Samantha no le interesa conocer a Rouco. Aquí, Antonio María Rouco, arzobispo de Madrid y Presidente de la Conferencia Episcopal Española. Aquí, Samantha Jones, relaciones públicas y privadas en la serie Sexo en Nueva York. Sexo en Nueva York fue una serie de éxito en los años noventa en los Estados Unidos. En España se critica la pazguatería estadounidense en materia de sexo. Sexo en Nueva York comenzó a emitirse por algún canal español diez años después y en horario de madrugada. En prime time y en la España de Rouco no tendría éxito, ni lugar, una serie en la cual cuatro amigas hablasen de sexo de modo desinhibido y natural. La España de Rouco es la España nacional-católica del franquismo, adaptada e la España transnacional-católica del Partido Popular. Samantha Jones sería una pecadora condenada para y por Rouco. Es una espectacular cuarentona promiscua que cambia de amantes como de vestidos, siguiendo su máxima de "me follas mal una vez es tu error, me follas mal dos veces es mi error". Descarada en sus expresiones verbales y descarnada en sus relaciones carnales, Samantha superó un cáncer de pecho y abortó un par de veces; demasiado para el viejo cardenal, que prefiere seguir viendo Marcelino, pan y vino. Además, Samantha no es un buen ejemplo para los jóvenes; el jefe de Rouco, el Papa Benedicto, sí.

5 comentarios:

Rebe dijo...

¿Qué opinará Samantha del celibato?

Lulú dijo...

Rojillo, se te olvidó, por tu condición de macho hetero, que Samantha tiene varias relaciones lésbicas en la serie.

Samantha es la más auténtica de las cuatro, las otras son un poco típicas de más, sobre todo Charlotte.

Una cosa cierta de la serie, y que vale tanto para Nueva York como para Madrid o Barcelona, es que los hombres son todos imbéciles.

estrella dijo...

Qué lastima, Sr. Rojillo! con lo bien que quedaba su conocimiento de la serie y su admiración por Samantha y que manera de estropearlo llamándola "cuarentona", ella no se lo consentiría jamás, en fin, no podía ser perfecto.....
bss
P.D.Igual soy un poco suceptible.

Siro dijo...

¿Besar el anillo del obispo o el de Samantha?

Anónimo dijo...

¿Es Rouco o Rocco?