No te fíes de tu prima

lunes, 8 de agosto de 2011


No te fíes de tu prima, ni de la prima alemana. Dicen que tu prima es una prima de riesgo, un peligro de prima; sin embargo a tu prima debieras conocerla más. De la alemana se entiende que sólo tengas referencias, de tu prima convendría que supieses algo más de lo que sabes, para saber si puedes o no confiar en ella. Sé que es difícil que comprendas que tu prima de riesgo es un diferencial de deuda con la prima alemana, lo que pagas de más para que te presten de menos tus primos capitalistas. Es difícil que comprendas que van a hacerte creer que tu prima es muy alta para que pagues intereses muy altos por tu deuda. Si tus primos capitalistas no confían en ti, en tu economía, te exigen más intereses a la hora de comprarte tu deuda y acosan a tu prima. ¿Quién acosa realmente a tu prima? Las agencias de rating. ¿Quién controla a las agencias de rating? Tus primos capitalistas. Las agencias de calificación de riesgos son expertas en acosar a las primas. Aparentemente son empresas con plantillas repletas de sesudos economistas que manejan aplicaciones informáticas con simulaciones econométricas precisas sobre tu solvencia y las relaciones con tu prima. Estas agencias les vienen muy bien a los banqueros y a los especuladores, pero tú no debieras fiarte demasiado de ellas. Ya sé que me vas a decir que, cuando pretendes lanzar deuda al mercado, te ves obligado a encargarles el informe correspondiente. Pero… ¿sabes quiénes son? Quizás estés poniendo al zorro a cuidar de las gallinas. Cuando quieres aparentar solvencia ante todo el mundo, contratas a agencias norteamericanas, a Moody's Investors Service o a Standard & Poors. Si acaso en otro momento quieres aparentar europeísmo, contratas a Fitch Ratings, por aquello de que es británica. ¿No te sorprende que esas tres agencias elaboren nueve de cada diez informes de riesgos mundiales? ¿No te sorprende que las dos primeras sean del ámbito del dólar y la tercera del ámbito de la libra, mientras tú negocias con euros? ¿No te sorprende que, detrás de informes pretendidamente científicos, se tomen decisiones más políticas que económicas? ¿No te sorprende que estas agencias fuesen incapaces de predecir la crisis? ¿No te sorprende que estas agencias estuviesen calificando al alza empresas que se hundieron de la noche a la mañana (Lehman Brothers, Enron…)? ¿No te sorprende que califiquen a la baja a empresas que no han encargado la calificación? Ya sé que llega un momento en que, como decía Dolina, "la sorpresa constante no sorprende", pero no te fíes de lo que digan estas agencias sobre tu prima, intenta conocerla más y, sobre todo, ponte de acuerdo con tus socios para crear una agencia propia que sepa tratar a las primas como se merecen, ¡deja ya de hacer el primo!

5 comentarios:

Luis de Carnota dijo...

A prima alemana é unha de Hamburgo que pasa os veráns por eiquí e vai moito á praia do Ancoradoiro onde se baña espida e luce curvas e melena loira como a da foto.

O diferencial coas miñas primas deiquí non resiste comparación.

Rebe dijo...

Es verdad, tantas mujeres sorprendentes ya no sorprenden.

Siro dijo...

Préstale dinero a un amigo y lo perderás.

Felipe dijo...

La encargada quiso recomendar a su prima para que entrara en la empresa pero en cuanto se enteró de que también sería capaz de chupársela al jefe la mandó a la mierda.

Siro dijo...

Un primo pobre es un primo lejano.