El periódico del bar de la esquina

domingo, 21 de agosto de 2011


Leer el periódico es un buen hábito. Leer el periódico conveniente es un hábito mejor. Leer el periódico conveniente en el bar de la esquina es un hábito conveniente y económico. Económico para la economía del lector y conveniente para la economía del trabajador autónomo de la pequeña hostelería. Leyendo un periódico inconveniente en el bar de la esquina, asisto a la descampada de los indignados en varias ciudades. Entre las propuestas dejadas por los indignados acampados las hay convenientes y discutibles, sobre la necesidad de una ley electoral más proporcional, sobre las listas abiertas, sobre las primarias abiertas a toda la sociedad, sobre las revocaciones de mandatos de cargos públicos por parte de los electores, sobre la promoción de referendos vinculantes o iniciativas legislativas por parte de los ciudadanos, sobre la participación ciudadana en los presupuestos, sobre la rendición de cuentas públicas, sobre las cuentas de los partidos políticos, sobre las cuentas de la Monarquía, sobre los consejos deliberativos, sobre la transparencia en la Administración, sobre la publicación del patrimonio de los políticos, sobre las incompatibilidades de los diputados y senadores, sobre los privilegios de los políticos, sobre la prescripción de los delitos de corrupción, sobre los regalos y los cohechos, sobre los expedientes de regulación de empleo, sobre las cancelaciones de hipotecas por vivienda con los bancos, sobre los paraísos fiscales, sobre las tasas para transacciones financieras especulativas, sobre los impuestos de patrimonio y sucesiones, etcétera, etcétera. Mucho sobre todo y nada sobre la financiación pública a los periódicos. Se trata de empresas privadas que critican los gastos en todas las empresas y administraciones públicas, pero que se consideran a sí mismas el ombligo de la Democracia, por lo que deben beneficiarse antes que nadie de los dineros públicos. Los indignados no las han criticado y ellas han apoyado a los indignados. Dejen de comprar periódicos, basta con una ojeada a los mismos en Internet para seleccionar cual es el más conveniente para ser leído en el bar de la esquina, tomándose un cortado y apoyando a la economía del pequeño comercio local. A fin de cuentas, como decía Forges, "los periódicos en España se hacen, en primer lugar, para que los lean los periodistas, luego, los banqueros, más tarde, para que el poder tiemble y, por último e inexistente término, para que los hojee el público". Ya se sabe que "ojear" es echar una mirada rápida, mientras que "hojear" es pasar las hojas.

4 comentarios:

Winston dijo...

Rojillo, you must read MARCA like me. MARCA is the best Spanish national daily sports newspaper. The newspaper focuses primarily on football, in particular the day-to-day activities of Real Madrid and the life of its players. It has a daily readership of over three million people, the highest in Spain for a daily newspaper and more than half of sports readership. I ussually read MARCA drinking a SAN MIGUEL in the corner's bar.

Felipe dijo...

En la oficina, para los clientes, el jefe pone El Mundo y el ABC. En el bar, los empleados leemos lo que queremos menos lo que quiere el jefe. La encargada lee el Hola.

Funcio dijo...

Oiando EL Marca dixital en la beiramar, interesantísimo, oiga. Estou en bareto costeiro porque orballa, tomando cafelito con churriños ao tempo que enfrascado na leitura concienzuda do portátil.

estrella dijo...

Yo me quedo con la profesión de "ojeador" de clubes de fútbol, ir por esos mundos encontrando futuros craks de la pelota, eso es un trabajo.....