La mujer Cosmopolitan

jueves, 2 de junio de 2011




La mujer Cosmopolitan tiene su Biblia en la revista Cosmopolitan, "Cosmo" para las asiduas. Sus creadores a finales del siglo XIX la lanzaron como una "revista familiar de primera clase", pero muy centrada en la mujer, "con un departamento dedicado exclusivamente a los intereses de la mujer, con artículos de modas, decoración del hogar, cocina, cuidado y manejo de los niños". Durante años Cosmopolitan publicó artículos de ficción, incluso obras de Rudyard Kipling o Jack London; hasta publicó La Guerra de los Mundos de Wells. Tras altibajos mercantiles, a comienzos de los años setenta del siglo XX empezó a sacar en la portada a mujeres famosas y esculturales, en traje de baño o vestido muy corto. Cosmopolitan fue criticada por pasar de la literatura a la frivolidad. Entre las críticas y las ventas, optó por las ventas; pasó de la frivolidad a la sexualidad, publicando artículos sobre temas tabúes (el sida, por ejemplo) y fotografías con desnudos explícitos, femeninos y masculinos. En las portadas los vestidos cortos, pero sofisticados, alternaron con tops y shorts minimalistas. El negocio prosperó. La revista se convirtió en una publicación de referencia para la mujer de hoy; una mujer moderna, dinámica y pluriempleada; una mujer capaz de llevar una casa, una familia, uno o varios trabajos y una intensa vida pública; una superwoman a la vez femenina y feminista. No hay que confundir la feminidad y el feminismo de la mujer Cosmopolitan con la feminidad y el feminismo de las mujeres de izquierdas que luchan contra el sexismo del sistema capitalista, materializado en la desigualdad económica, la desafección política y la moral burguesa. Tampoco hay que confundir a la mujer Cosmopolitan con la mujer cosmopolita.

10 comentarios:

Winston dijo...

You know, rojillo, that in recent years the Cosmopolitan magazine and in particular its cover stories have become more sexually explicit in tone as well as covers with models wearing revealing clothes. However, it ended print productions real-world stories are recounted first-hand by survivors, safety tips for risky or dangerous situations accompany stories of hidden risks, health myths and urban legends are debunked. Cosmopolitan has also sections about health, are there not only for entertainment value but to help women understand their bodies and even recognize possible health problems. The magazine currently features topics such as sex, relationships, beauty, fashion and health. I love Guy Confessions, pages where men share embarrassing stories or shameful things they've done.

Rebe dijo...

No la compro, pero la leo en la peluquería y me encanta.

¿A ver si soy una frívola sin saberlo?

Calatrava dijo...

Las mujeres cosmopolitanas son las mejores y si nos son cosmopolitanas también me valen, que sean de derechas o de izquierdas no me preocupa porque la postura me da igual.

estrella dijo...

Ay! qué estupendo! este si que es un tema en el que me entero de algo, sí, soy frívola, La Cosmo es la biblia y las chicas de Sexo en Nueva York, las apóstolas.
O es que el máximo deseo de todas nosotras no es trabajar rodeadas de hombres a los que dominamos como jefas, saber hacer el mejor salmón en papillotte, comprar la ropa que mejor nos sienta a los mejores precios y a la última, saber mejorar las dificultades de aprendizaje de nuestro hijos, estar sorprendentemente joven y radiante y encontar nuestro punto G y el de nuestra sexi y madura pareja en un solo dia?
Vamos, el sueño de cualquier mujer....
bss.

Anónimo dijo...

andas falto de mulller, ¡carallo!

Felipe dijo...

La encargada es una mujer Comepollita.

Belén dijo...

Felipe, Cosmo Man, tú sabes perfectamente por qué las tres somos fans de Cosmopolitan y no es cosa solo de fashion look, otras aún están con el Readers Digest.

Tus tres BBB
(Berta, Bea & Belén)

Funcio dijo...

Como se pode comprobar coas miñas funcionarias compañeiras, as mulleres nunca son un problema.

Nario dijo...

Funcio, pues mi madre no te es muy partidaria de que las mujeres sean funcionarias porque dice que desatienden sus casas.

Morado dijo...

Reflexiones desde el solárium

Por cierto, que ese análisis sesudo y profundo tuyo sobre la razón principal de lo sucedido en las municipales( "el franquismo sociológico") ¿dentro de qué categoría entra? ¿Biberón o papilla? ¿ Potito o teta?