Garganta profunda

domingo, 5 de junio de 2011

Hay dos acepciones del concepto "garganta profunda", ambos heredados de los años setenta. Así, Garganta profunda, se titulaba una película pornográfica de 1972, en la cual la protagonista, porque no conseguía llegar al orgasmo, acudía al sexólogo, quien descubría en ella la anomalía genética de poseer el clítoris en la garganta, por lo que le aconsejaba la práctica de frecuentes felaciones para alcanzar una vida sexual satisfactoria. También, Garganta profunda, era el seudónimo del chivato del FBI que filtraba a los periodistas de The Washington Post la información del caso Watergate, el de la conspiración del presidente Nixon. El término ha pasado al ámbito periodístico para referirse a quien suministra información de manera oculta para obtener trato de favor o para desestabilizar la organización de procedencia. A los que piden autocrítica en los órganos internos de los partidos políticos y acto seguido actúan como gargantas profundas para ciertos medios de comunicación, que reproducen extractos de reuniones internas con detalle de actas, cabría aconsejarles la práctica de frecuentes felaciones para mantenerse callados, pero sería muy soez; más sutil y popular, sería echar mano del refranero y decirles que "en boca cerrada no entran moscas". El disenso político y el derecho a la libertad de expresión fueron ya defendidos por Voltaire y Rousseau, pero las gargantas profundas no simbolizan la libertad de expresión, sino la falta de respeto a los compañeros de partido.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

no te preocupes, Pedro, no hace falta que llames la atención para que se oculte nada... ya se os quemaron las caretas, los coruñeses ya sabemos de que vais los socialistas, pero oye... mejor es que seas valiente y publiques los normes: Barcón, Neira y Taboadela... ¡sí lo sabemos todos, hombre!, eso y que el psoe ya no puede usar el miedo de la derecha en beneficio propio... se os acabó el chollo.

estrella dijo...

"Ay que gustito pa mis orejas,
enterradito entre tus piernas,
y tu me dices ay! que te responda,
yo todavía no te he escuchao, a tu pregunta,
lo mas grande de esta noche, que se hizo de día,
si saliera el sol, a mi me verias.
como un conejillo entre tus piernas,
bebiendo tu esencia, siguiendo tu senda,
ay que gustito pa mis orejas.
ay como un conejillo entre tus piernas
bebiendo tu esencia, siguiendo tu senda,
ay que gustito pa mis orejas"

(Raimundo Amador, no sabe de filtraciones, pero si de felaciones, para formación del público en general)
bss

Siro dijo...

Gallo que no canta algo tiene en la garganta.

Esquizo Frénico dijo...

La garganta profunda
duele profundamente
el dolor de garganta
no duele tanto como
el dolor de oídos
de los oídos que oyen
lo que dicen las gargantas

Felipe dijo...

Mi jefe sabe que la encargada tiene una garganta sin fondo.

Bea dijo...

Felipe, Príncipe de la Felación, entre vosotros es el pan nuestro de cada día, por aquí a dos nos va de vez en cuando pero sin pasarse y a la tercera le va más el cunnilingus continuado.

Tus tres BB+B
(Belén, Bea + Berta)