Reflexión o meditación

sábado, 21 de mayo de 2011

Sábado, jornada de reflexión, pero no una jornada de reflexión al uso, porque quizás ésta no deba ser una jornada sólo de reflexión, sino de meditación. La veda electoral para que los ciudadanos reflexionen sin influencias sobre su voto o su abstención es ya costumbre en nuestra democracia y no suele ser infringida. Sin embargo, los electores suelen dedicar más esta jornada a la inflexión que a la reflexión, a desviar su atención de las cuestiones políticas que a aplicar su racionalidad para sacar conclusiones sobre las opciones electorales que se les presentan. Durante esta jornada alguien que es candidato a estas elecciones municipales no puede pedir el voto o hacer propaganda a favor de su partido o en contra de otros, pero puede pedir algo más que reflexión, puede pedir meditación. Tal como están las cosas, la meditación es una introspección, una inspección interna de nuestros propios estados mentales, de nuestros estados de ánimo. La meditación es una condición previa para romper los automatismos de la indignación, efectuar diagnósticos más certeros, evaluar consecuencias y reelaborar valoraciones. La meditación desarrolla la capacidad de la mente para tomar consciencia de nuestros principios de modo reflexivo. En política es importante la meditación retrospectiva, a partir de las experiencias del pasado. Ahora bien, la meditación exige unos requisitos, como la implicación de los propios individuos, el conocimiento propio de sus estados mentales y el reconocimiento de las influencias manipuladoras externas. A cada uno de ellos, en la jornada de reflexión, sólo un consejo: sé tú mismo, no olvides de donde vienes y recuerda quienes son los tuyos.

6 comentarios:

Bakunin dijo...

Los rojos siempre meditando pero nunca cabizbajos.

¡VIVA EL SOCIALISMO REAL!
¡VIVA LA REPÚBLICA!

estrella dijo...

Creo que me voy a quedar con el consejo para la posjornada, no sea que lo de los mios/nuestros/nosotros tenga que redefinirlo.
bss

Calatrava dijo...

Ahí me sobra la rosa, en la urna no, acabo de votar a los de la rosa, como siempre.

Jessferro dijo...

Voté socialista y soy militante del PSOE.
Viva el socialismo y la República.
Por cierto, las sillas del mitin, una mierda. Aterrizamos seis.

Funcio dijo...

No meu pobo se ve que non meditaron moito máis do que meditan sempre.

Nario dijo...

Funcio, mi madre está encantada.