Robando asfalto

martes, 22 de marzo de 2011

El radicalismo castrista de Zapatero ha hundido al país en una crisis tan profunda que es normal que el español medio se busque la vida, recuperando el espíritu de supervivencia luterano (del Lute, entiéndase bien, por Dios). En Cantabria, antes parte de Castilla la Vieja y ahora Comunidad Autónoma, derrochadora y fraccionadora del país como todas, concretamente en el municipio de Miengo, más concretamente en la ex calle Mies de Mar, que, para más señas, daba acceso a la Playa de Mogro, algún español medio, en situación crítica debido a las medidas zapateriles, robó 150 metros cuadrados de asfalto recién colocado, es decir, robó la carretera. Hasta aquí la explicación liberal al uso. Avelino Cuartas, alcalde de Miengo desde 1995, del Partido Popular, amplía la información a partir de su experiencia concreta: "El martes fui a revisar la evolución de las obras de reparación y mantenimiento del camino y estaba todo correcto; el viernes volví a dar un paseo y ya estaba levantado; ha tenido que ser el miércoles o el jueves, que hizo malo y llovió bastante... Todo lo que ha pasado es difícil de explicar; cuando se lo he contado a mi círculo cercano y a los miembros del equipo de Gobierno pensaban que estaba de broma, pero no, es algo que ha sucedido realmente; sabía que se podían robar muchas cosas, pero no una carretera; con esto he aprendido que el asfalto también se puede sustraer... Es una pataleta sin sentido de algún vecino, posiblemente descontento con la obra; de ser así, no entendería su actitud, porque cuando necesitan el más mínimo arreglo no dudan en avisarnos; ya he dado la orden de que se reasfalte; esperemos que esta vez sea la definitiva". El ladrón actuó con profesionalidad, utilizando una pala excavadora y no dejando más restos que las gravillas. El técnico municipal actuó con profesionalidad, elaborando el pertinente informe de "levantamiento de pavimento". El secretario del ayuntamiento actuó con profesionalidad, levantando acta del caso y presentando en el cuartelillo de la Guardia Civil la pertinente denuncia por "robo de asfalto". Sin embargo, queda en entredicho la profesionalidad de la Virgen del Monte, patrona de Miengo, que ni evitó la fechoría, ni aporta pistas sobre el ladrón pecador, sin duda votante de izquierdas.

10 comentarios:

Canuto dijo...

Yo robarlo no pero aspirar alquitrán cuando están haciendo carreteras me mola.

Rita dijo...

Unos roban asfalto y otros roban corazones.

Sonia dijo...

Ritita, y otras robáis fruta en Alcampo.

Rebe dijo...

Chicas, chicas... Dejad de preocuparos por alguien que se preocupa por los robos de asfalto.

estrella dijo...

Por si es una nueva forma de participación ciudadana, tan faltos como estamos de ideas para llamar la atención de nuestros insignes regidores, yo robaré algún bolardo de estos que impiden aparcar así pegadito encima de la acera, y propongo a convecinos comprometidos el robo sistemático y organizado por fases de las camelias de los bulevares, de los postes de información de buses, de los respaldos de los bancos de las plazas y por último, pero no por eso menos demoledor, del caolín de la playa de Copacabana. bss

Siro dijo...

Robar asfalto y dormir bajo los puentes, delitos contra las obras públicas.

Belén dijo...

Felipe, Taxi Driver, haremos dedo hasta que nos pares. La Berta pregunta si debe enseñar más pierna. Tus BB+B

Felipe dijo...

Mi jefe roba todos los días la plaza del minusválido donde aparca su Mercedes.

Funcio dijo...

En Galicia a ninguén se lle ocorrería roubar o asfalto da autoestrada mellor asfaltada do mundo, a nosa AP-9. A AP-9 é unha vía rápida e segura que admite un volume de tráfico considerable, cunha serie de características que a diferencian dunha estrada normal doutras CCAA máis probres. Esta vía de circulación reúne as seguintes características: Dúas calzadas de circulación, unha para cada sentido (Coruña e Vigo, Dépor e Celta), separadas entre si por unha franxa ancha de terreo con vegetación autóctona. Polo menos dous carrís de circulación en cada calzada. Arcéns laterais en cada calzada, para que un vehículo poida deterse en caso de urxencia sen obstaculizar o tráfico do resto dos homes e mulleres condutores galegos. Curvas pouco pronunciadas para que os vehículos non teñan que minorar a marcha ao circular por elas. Ausencia de cruces a nivel, que se resolven mediante pasos superiores ou inferiores. Entradas e saídas con carrís, separados dos principais, de desaceleración e de aceleración para que os vehículos que saen ou entran na autoestrada cambien a súa velocidade fóra dela. As saídas e entradas están situadas case sempre no lado dereito no sentido da marcha, xa que o carril esquerdo é o de adiantamento e, polo tanto, o máis rápido, e xa que todo en Galicia debe estar sempre á dereita. O acceso aos inmobles lindeiros coa autoestrada non se realiza directamente desde a mesma a menos que se utilicen entradas e saídas como as antes descritas. Nas zonas urbanas é habitual a existencia de rúas paralelas situadas a cada lado denominadas vías de servizo ou colectoras, que permiten o acceso aos inmobles que limitan coa autoestrada sen perturbaren o tránsito da mesma. A AP-9 é un símbolo do país, que nunca estivo mellor conservado que agora, porque os conservadores son os que mellor conservan. A etapa dos rebacheados bipartitos xa pasou á historia.

Nario dijo...

Funcio, ¿lo de suprimir peajes era un cuento, verdad?