Lunáticos

lunes, 21 de marzo de 2011

Según la Real Academia, un lunático es alguien que padece locura, no continua, sino transitoria. Es decir, todos somos lunáticos. Puede ser que la superluna reciente haya sido un aviso, un aviso que llegó justo después de la catástrofe de Japón, una catástrofe natural que puso en evidencia nuestra natural locura. La Luna se puso ahí al lado, a escasos 350.000 kilómetros, la vimos un 15% más grande y un 30% más brillante. Los lunófilos aplaudieron, los lunófobos se escondieron y los hombres lobo se dedicaron a lo suyo, era su noche (hay que respetar a las minorías mientras no molesten en exceso). A pesar de los humanos, la Luna sigue empeñada en girar alrededor de la Tierra y la Tierra alrededor del Sol. A pesar de los humanos, las órbitas son elípticas. A pesar de los humanos, a veces coinciden el eje del elipsoide de las mareas lunares y el eje del elipsoide de las mareas solares. A pesar de los humanos, a veces coinciden la Luna llena y la Luna en el perigeo o punto más cercano a la Tierra en su recorrido. A pesar de los humanos, a veces coinciden alineados los tres astros. A pesar de los humanos, la Tierra es, paradójica y fundamentalmente, Agua. Por eso, por la atracción gravitatoria y por la atracción mutua, cuando se dan esas coincidencias, se producen las mareas más vivas. ¿Y si el Mar se retira y no vuelve? ¿Y si vuelve de golpe? ¿Y si el Sol y la Luna dejan ya de alinearse con la Tierra? ¿Y si deja de haber Tierra? Mientras unos lunáticos continúan pidiendo la Luna, otros lunáticos juegan con energías incontrolables y otros lunáticos bombardean a quienes tienen miedo de mirar a la Luna.

7 comentarios:

estrella dijo...

Aunque muchos artistas le han cantado a la luna, Victor y Ana Belén, para nostálgicos entrados en años, yo prefiero la versión del tema que da Un pingüino en mi ascensor:
"Pedí hora en el médico creyendo que habría
alguna receta, algún mecanismo
para mi problema de licantropía
cuando sale la luna no soy el mismo que solía.

Jugar con los niños, causar su alegría
me lo ha comentado mi hermana Sofía
la oscuridad, me hace pensar indecencias,
soy un peligro para la convivencia,
y es que quiero hacer todo aquello que se que no debo hacer

quiero por las noches una chica a mi lado,
repasaremos juntos los 7 pecados capitales,
no se si me acordaré, me cargaron religión en 5º EGB
quiero destilar alcohol por los 4 costados
quiero hacer todo aquello que se que no debo hacer."
(El poderoso influjo de la luna)

Chunguito Brother dijo...

Ayy, la Estrella, que también ladao por las cansiones. Mejó la de Estopa y la Chambao de la Luna Lunera:

¿Por qué se me va
toda la fuerza
por la boca,
que me condena
y se equivoca,
sin poderlo remediar?
¿Por qué no puedo pensar?

¿Por qué la luna
se ha vuelto loca?
Ya no me quiere,
ya no me toca,
Luna lunera,
¿por qué te vas?

Porque ya no vivo
siempre pendiente
de tu pelo,
que siempre había
nublado el cielo
y amenazaba tormenta,
y que sabe a menta,
porque ya no escribo
ni cuando puedo,
ni cuando quiero,
porque yo ya no soy el primero

¿Por qué me suenan
tan mal
todas las cuerdas
de mis deseos?
¿Por qué hoy te veo
y hoy no te veo?
¿Por qué no te estás quieta?

¿Y por qué soñar?
¿Por qué soñar ya no es
bonito ni feo?
¿Por qué va siendo lo ultimito,
lo ultimito, lo ultimito
que queda?

¿Por qué la luna
se ha vuelto loca?
Ya no me quiere,
ya no me toca,
Luna lunera,
¿por qué te vas?

Párate a pensar,
pensar para que
tus pensamientos
sirvan de hoguera
donde yo
me quemo por fuera
y tu por dentro

Que no te queda tan mal
ese bonito vestido negro,
lo que me pasa es que
si te quitas la ropa vuelo

¿Por qué la luna
se ha vuelto loca?
Ya no me quiere,
ya no me toca,
Luna lunera,
¿por qué te vas?

Siro dijo...

Los que tiran piedras a la Luna nunca aciertan, pero aprenden a tirar piedras.

Felipe dijo...

Mi jefe cuando está en el punto más cercano parece 100 veces más gordo y 50 veces más brillante (por el sudor).

Bea dijo...

Felipe, Lunático, la Berta tiene un ático donde tu chico podría ponerte mirando a la luna mientras ella os hace fotos.

Tus tres BB+B

Funcio dijo...

Hai un turno de funcionarios, chamados murcegos, que traballan coa luz da Lúa. Non se sabe ben como nin cando nin quen os selecciona. Fedellan pola noite nos arquivos e discos duros. Desaparecen pola mañanciña. Non figuran na RPT. Cobran por hora extraordinaria, noturnidade e perigosidade. Son como a Santa Compaña da Administración. Son cíclicos, durante os anos escuros non os había, agora ás veces tropezan uns con outros polos pasillos e despachos. Os días de lúa chea andan doentes porque son máis visibeis.

Nario dijo...

Funcio, mi madre me contaba unos cuentos de noche para dormirme sobre la luna y los hombres lobos que en vez de dormirme me acojonaban y me tenían despierto toda la noche.