Excomulgando curas

jueves, 17 de marzo de 2011

La jerarquía eclesiástica debe investigar y, con su proverbial coherencia, debe excomulgar. Constatado el pecado mortal, basta aplicar el artículo del Catecismo de la Iglesia Católica, en el que se considera causa de excomunión el procurar un aborto, participar en un aborto o cooperar para que un aborto se lleve a cabo. Si la cooperación viene de un cura, quizás la excomunión deba venir acompañada de la condena eterna. El Pare Manel ayudó a una joven menor de edad a abortar, dándole dinero para que lo hiciera en una clínica donde su salud y su vida no corriesen riesgos. Lo confiesa en el libro Pare Manel, más cerca de la tierra que del cielo, cuyas ventas aumentan tras la indirecta publicidad eclesial. Según la ley canónica, al Pare Manel habría que aplicarle la excomunión automática, reservada para este delito gravísimo, equiparable a la apostasía, a la herejía o a la violación del secreto de confesión por parte de un confesor. La labor humanitaria del Pare Manel colaborando en la reinserción de presos y otros excluidos sociales probablemente no sirva como atenuante. Por el bautismo, el Pare Manel quedó unido a la Iglesia y a Cristo. Por el sacerdocio, el Padre Manel se casó con Dios. Si le excomulgan, le romperán esos vínculos, le impedirán recibir sacramentos, le prohibirán ejercer sus funciones sacerdotales y le privarán de la gracia divina. Eso sí, si le excomulgan, no le echarán de la Iglesia, le apartarán, pero no le darán de baja; cuesta mucho que den de baja a alguien, porque interesa que no mengüe la cartera de clientes en la Tierra. Si le excomulgan, sólo una autoridad religiosa de alto rango, pontífice u obispo, podría absolverle. Eso sí, si se arrepiente cuando esté a punto de morir, cualquier cura de pueblo o similar podría darle la absolución, ya que la extremaunción prevalece sobre la excomunión, porque interesa que no mengüe la cartera de clientes en el Cielo.

8 comentarios:

Bakunin dijo...

Comulgar engorda.

Winston dijo...

You know, rojillo, that early Christians declared abortion a sin; though there is disagreement over their thoughts on what type of sin it was and how grave a sin it was held to be, it was seen as at least as grave as sexual immorality. Early Christians believed that the embryo did not have a soul from conception, and that early abortion was therefore not murder, but early Christian texts nonetheless condemned abortion. Early church councils punished women for abortions that were combined with other sexual crimes, as well as makers of abortifacient drugs. Christian philosophers opposed abortion. Today procurement of abortion is condemned by many Christian denominations, although other denominations have a nuanced or accepting view of abortion. I don't know anything about abortion because I'm a man.

Siro dijo...

Uno delira, locura. Muchos deliran, religión.

Felipe dijo...

De las palabras que empiezan por ex la que más me gustaría oír es ex-jefe.

Berta dijo...

Felipe, Monaguillo Parroquial, tú y tu chico lo del aborto lo veis de lejos pero ¿a qué os gusta el sexo de confesionario?

Tus tres BBB

Funcio dijo...

Merquéi o libro do Pare Manel e estouno lendo en horario laboral. Estou asumindo un risco de EXPEDIENTE E EXCOMUNIÓN. Dependendo do instrutor do expediente ata me poden aplicar a EXTRADICIÓN. Cecáis me manden a unha oficina da Xunta en Bós Aires.

Nario dijo...

Funcio, ¿por qué no lees Los Pilares de la Tierra o El Clan del Oso Cavernario, como todo el mundo?

estrella dijo...

yo hago méritos para que me excomulguen, pero no se dan por enterados, y, claro, si los publicito mucho, igual quedo excomulgada, exiliada y significada.bss