Economía de cepillo

sábado, 26 de marzo de 2011

El cepillo de las iglesias tiene un fundamento económico. Se trata de una caja, con o sin ranura, que se pasa con fines recaudatorios entre los fieles, quienes depositan la limosna que estiman oportuna, con o sin ostentación ante los prójimos próximos, con o sin conciencia de colaboración con la economía sumergida. En el cepillo caben unas cuantas monedas y algún billete suelto resultante del cumplimiento de una promesa, pecata minuta, pero la financiación de la Iglesia es compleja y susceptible de interpretación por parte de expertos. Un profesor de economía de universidad pública, más o menos progre, explicaría que la Iglesia católica española cuesta a los españoles, católicos y no católicos, unos 6.500 millones de euros, contingente que ninguno de los defensores del argumento de austeridad nacional se ha planteado reducir. La Iglesia recibe unos 6.200 millones de las distintas Administraciones (nacional, autonómica y local) y unos 250 millones procedentes de la casilla correspondiente de la declaración de la renta. Unos 7 millones de españoles marcan la casilla de la Iglesia en el impreso del IRPF. Otros 8 millones marcan la casilla destinada a las ONG y fines sociales en general. Más de un tercio de las ONG pertenecen a la Iglesia. De lo que recibe, la Iglesia destina 200 millones a conservación del patrimonio (por ejemplo, a su centenar de catedrales). Destina 2.000 millones a atención socio-sanitaria, de ellos unos 900 al cuidado de ancianos y discapacitados, otros 900 al cuidado de niños huérfanos y algo más de 200 a hospitales concertados, ambulatorios y dispensarios (es decir, de la atención hospitalaria de los católicos ya se ocupa el Estado aconfesional). Destina 4.100 millones a educación, de ellos 3.500 a centros concertados y 600 a profesores (a todos los profesores de centros privados sostenidos con fondos públicos y a profesores de religión de centros concertados y públicos). Destina el resto del presupuesto a otros gastos. Un profesor de economía de universidad privada, más o menos facha, explicaría que la Iglesia católica española ahorra a los españoles, católicos y no católicos, ingentes cantidades de dinero. La Iglesia católica se encarga de la conservación del 80% del patrimonio histórico-artístico, ahorrando a los españoles unos 35.000 millones de euros al año. La Iglesia católica se encarga de más de 100 hospitales, ahorrando a los españoles unos 5.000 millones al año. La Iglesia católica se encarga de más de 1.000 ambulatorios, dispensarios, asilos, centros para minusválidos, centros para enfermos terminales de SIDA, etcétera, ahorrando a los españoles más de 4.000 millones al año. La Iglesia católica se encarga de más de 1.000 orfanatos, donde se atiende a más de 10.000 niños huérfanos, ahorrando a los españoles unos 100 millones. La Iglesia católica se encarga de casi 400 centros de reeducación de marginados sociales (prostitutas, presidiarios, drogadictos), ahorrando a los españoles unos 200 millones. La Iglesia católica se encarga de más de 5.000 centros de enseñanza, donde reciben la mejor educación un millón de alumnos, ahorrando a los españoles más de 15.000 millones de euros. Cáritas, Manos Unidas o el Domund son sufragados por los católicos. Los trabajadores de estas ONG son abnegados voluntarios. La Iglesia católica es básica para la economía española. Con la buena gestión de lo poco que le da el Estado consigue, no sólo ahorrar millones y millones de euros a los españoles, sino llevar a cabo esa inmensa labor social. Sin embargo, ¿cuántos comedores para indigentes ha abierto la UGT?, ¿cuántos dispensarios atiende CCOO?, ¿cuántos hospitales gestiona el PSOE? ¡Cuánto se hace con la economía del cepillo! Las explicaciones de los expertos nos dan claves científicas para discernir, aunque como decía Paul Samuelson, premio Nobel de Economía, "la economía nunca ha sido una ciencia".

5 comentarios:

Balzac dijo...

Sobre esta cuestión presupuestaria llena de cifras he pensado que:

Cuando me pierda en la cuenta
de los números desordenados
que tu cuerpo sea caricia donde
repose el uno y el cero
cae la gota de agua y en el tres
sucede el asalto a los labios
el cuatro y el cinco entre murmullos
de pájaros despiertos
después ciento mil el río que fluye
hasta fundirse por fin océano
uno tras otro los besos robados
como hojas en silencio

En la suma todo es verdad y el dos
conduce al misterio

Winston dijo...

You know, rojillo, that the public finance is the field of economics that deals with budgeting the revenues and expenditures of a public sector entity, usually government. The subject addresses such matters as tax incidence, who really pays a particular tax, cost-benefit analysis of government programs, effects on economic efficiency and income distribution of different kinds of spending and taxes, and fiscal politics. The latter, an aspect of public choice theory, models public-sector behavior analogously to microeconomics, involving interactions of self-interested voters, politicians, and bureaucrats. Much of economics is positive, seeking to describe and predict economic phenomena. Normative economics seeks to identify what economies ought to be like. Welfare economics is a normative branch of economics that uses microeconomic techniques to simultaneously determine the allocative efficiency within an economy and the income distribution associated with it. It attempts to measure social welfare by examining the economic activities of the individuals that comprise society, but the Chicago School od Economics are not always right.

Calatrava dijo...

Leyendo este post y el anterior deduzco que la economía va de culo.

estrella dijo...

En textos tan largos como estos, la ESO nos enseña a mirar la conclusión y comulgar con ella, eficiencia en el estudio lo llaman, pero es que no encuentro o no entiendo la conclusión, será que soy tonta. A ver si es que esto de la iglesia no es cuestión de economía sino de ideología?????
bss

Winston dijo...

You know, rojillo, that economics aims to explain how economies work and how economic agents interact. Economic analysis is applied throughout society, in business, finance and government, but also in crime, education, the family, health, law, politics, social institutions, war, science and religion. The expanding domain of economics in the social sciences has been described as economic imperialism. Common distinctions are drawn between various dimensions of economics. The primary textbook distinction is between microeconomics, which examines the behavior of basic elements in the economy, including individual markets and agents such as consumers and firms, buyers and sellers, and macroeconomics, which addresses issues affecting an entire economy, including unemployment, inflation, economic growth, and monetary and fiscal policy. Other distinctions include between positive economics, describing what is, and normative economics, advocating what ought to be; between economic theory and applied economics; between mainstream economics, more orthodox dealing with the rationality, individualism and equilibrium nexus, and heterodox economics, more radical dealing with the institutions, history and social structure nexus; and between rational and behavioral economics. I'm an expert in economy and bunga bunga parties.