Bajo los adoquines

jueves, 24 de febrero de 2011

En 1981 el golpismo llenó de miedo a la recién estrenada democracia española. En 1982 el PSOE llenó de posibilismo a la ilusionada izquierda política española. En 1982 el PSOE arrancó su primera experiencia de gobierno con miedo al golpismo, lo que le llevó al posibilismo. Posibilismo frente al imperialismo norteamericano: entrada en la OTAN. Posibilismo frente al no intervencionismo internacional: aliados en vez de no alineados. Posibilismo frente al autoritarismo militar interno: renovación progresiva del Ejército. Posibilismo frente al protagonismo de la Iglesia: asunción de concordatos anacrónicos. Posibilismo frente al federalismo territorial: articulación del Estado de las Autonomías. Posibilismo frente al capitalismo: socialdemocracia en lugar de socialismo. Lo posible, lo posible, lo posible… Decía Henri Barbusse que "es intentando lo imposible como se hace lo posible". Todavía hoy, bajo los adoquines, la playa.

8 comentarios:

Rebe dijo...

En los adoquines me dejo mis tacones.

Siro dijo...

Bajo la playa, cangrejos.

estrella dijo...

lo posible y lo imposible es totalmente coyuntural,"pero puestos a
escoger prefiero un buen polvo a un rapapolvo y un
bombero a un bombardero, crecer a sentar cabeza,
prefiero la carne al metal y las ventanas a las
ventanillas, un lunar de tu cara a la Pinacoteca
Nacional y la revolución a la pesadilla." no es mio ,que es de Serrat, pero es que la intensidad de la historia en estos dias hace aflorar mi vena más frívola, es que soy un poco tonta, y claro.....bss

Felipe dijo...

Mi jefe es un adoquín.

Belén dijo...

Felipe, Estudiante del 68, a Berta le gusta más el 69.

Tus tres BB+B

Funcio dijo...

O mellor daqueles anos oitenta foi a Autonomía, que nos deu de comer a algúns e deu fartura aos de sempre.

Nario dijo...

Funcio, ¿cuándo tú entraste se fichaba?

Nachete dijo...

Rojillo, a ver si te enteras de que el que está sacando el adoquín es Julio Flores en la Ciudad Vieja para hacerse luego una foto con Juan de Dios y Carlos Negreira junto al agujero.