Hawking, burro

viernes, 7 de enero de 2011

Hawking, burro, la Creación fue cosa del Creador, como su nombre indica. Eso del Big Bang es algo comercial, puro marketing científico. Hasta el nombre es contradictorio, pues al principio ni hubo explosión, ni fue grande, ya que el universo surgió de una singularidad pequeñísima, a la que siguió la expansión del propio espacio. Intentar convencer a la gente de que la teoría de la relatividad general , sumada a las observaciones de isotropía y homogeneidad de las galaxias, así como a sus cambios de posición, permite extrapolar las condiciones del universo antes o después en el tiempo, para concluir que en el pasado el universo tenía temperaturas y densidades mayores y que debería haber evidencias de un fenómeno de radiación de fondo de microondas, y considerar evidencias empíricas de ello la expansión del universo apreciada en el corrimiento hacia el rojo de las galaxias, las medidas verificadas en el fondo cósmico de ese microondas y la proliferación de elementos ligeros, coincidentes con la función de correlación de la estructura a gran escala del mismo, es confundir a la gente de buen corazón. Menos mal que Benedicto les aclara que "el universo no es resultado del azar, como algunos quieren hacer creer". Hawking, burro, ¿cómo puedes decir que "no es necesario invocar a Dios para que encienda la mecha y ponga el universo en funcionamiento"? Tus teorías son incomprensibles para la buena gente. Menos mal que Benedicto les aclara que "no se debe dejar limitar la mente con teorías que siempre llegan sólo hasta cierto punto y que, si uno se fija bien, no están en competencia con la fe, pero no pueden explicar el sentido último de la realidad". Hawking, burro, ¿cómo puedes fiarte de un laboratorio de investigación en física de partículas, donde se provocan intencionadamente colisiones múltiples de protones casi a la velocidad de la luz, para imitar las condiciones en que supuestamente surgió el universo? La buena gente no ha visto un protón en su vida. Menos mal que Benedicto les aclara que lo que deben hacer es "descubrir en el universo la sabiduría del Creador, pero no mirando por cualquier telescopio, sino con los ojos profundos de la razón". Benedicto sabe que la buena gente es razonable. Benedicto comprende a la gente. La gente comprende a Benedicto. A Benedicto se le entiende, a ti no. Benedicto es infalible, tú no.

8 comentarios:

Lulú dijo...

Yo soy más partidaria de Hawking que del Papa, porque no me creo eso de que Dios hizo a la mujer a imagen del hombre. Los hombres tienen una imagen patética mientras que las mujeres son delicadas y deliciosas. Deberíamos ser todas lesbianas.

Venenito XVI dijo...

Venenito comprende a la gente y la gente comprende a Venenito,a Venenito se le entiende y a Benedicto por más que se explique noooooooo.Venenito es infalible pero Benedicto,tú noooooooo

Winston dijo...

You know, rojillo, that if the distance between galaxy clusters is increasing today, everything must have been closer together in the past. This idea has been considered in detail back in time to extreme densities and temperatures, and large particle accelerators have been built to experiment on and test such conditions, resulting in significant confirmation of the theory, but these accelerators have limited capabilities to probe into such high energy regimes. Without any evidence associated with the earliest instant of the expansion, the Big Bang theory cannot and does not provide any explanation for such an initial condition; rather, it describes and explains the general evolution of the universe since that instant. The observed abundances of the light elements throughout the cosmos closely match the calculated predictions for the formation of these elements from nuclear processes in the rapidly expanding and cooling first minutes of the universe, as logically and quantitatively detailed according to Big Bang nucleosynthesis. However, I'd like to watch Pope Benedict playing in a Big Band of jazz.

Paíño de Zas dijo...

A noite pasada soñéi como se o cú de Venenito fora o Big Bang, a expansión do Universo, o Paraíso Terrenal da Creación, onde se concentra a beleza de toda a materia.
Esa muller non ten explicación científica nin puido nacer dunha costilla, válgame Dios.

Rita dijo...

¡AY, CUÁNTOS SALTOS AL VACÍO JUNTOS!
¡AMOR CON RIESGO EN CADA BIG BANG!

Nicolás dijo...

La Iglesia siempre ha temido a la ciencia y por mucho perdón que se haya pedido a Galileo parece que han aprendido bastante poco.

Anónimo dijo...

El tema de la Creación es asunto de la Iglesia y de Benedicto el mandamás. Eso del Big Bang, no lo tragan.

Pero el "corrimiento al rojo de las galaxias" no se pué aguantar. Vamos hombre, aquí el único corrimiento al rojo es el que experimenta un obispo cuando lo nombran cardenal, lo demás ni de coña.

Sonia dijo...

Ritita, pero si tú no saltas ni a la comba, cangura.