El burka y el sexo

lunes, 31 de enero de 2011

Mientras la izquierda duda y se inhibe sobre el uso del burka, la derecha incita y se beneficia del uso o no uso del burka. Mientras la izquierda prefiere apreciar a los musulmanes, en aras de una alianza de civilizaciones, la derecha prefiere despreciar a los musulmanes, en aras de una alianza de votaciones. Una por convicción y otra por conveniencia, la izquierda y la derecha consideran cultura al islamismo, una cultura diferente; pero, mientras la izquierda opta por la tolerancia y la integración de esa cultura, la derecha opta por la intolerancia y el rechazo de esa cultura en una sociedad de la cual siempre se ha creído propietaria. El uso del burka es un ejemplo extremo, aunque muy simbólico, susceptible de interpretaciones dispares. Sin coincidir plenamente con la feminista argelina Wassyla Tamzanli, recomiendo su libro El burka como excusa. Sus argumentos son tajantes. Considera el burka un símbolo de "terrorismo intelectual, religioso y moral contra la igualdad". En el plano legal, considera imprescindible su prohibición, porque "si una niña que lleva burka no puede ponérselo en los espacios públicos, reflexionará; no se puede construir una sociedad sin prohibiciones; de hecho, una sociedad sin prohibiciones mata la libertad". En el plano religioso, considera que el burka "es una cárcel de tela, una práctica arcaica y bárbara sobre la que la religión musulmana no ha sabido imponerse; el problema es que ahora la religión está en manos de hombres que no miran por la religión, sino que sólo pretenden el dominio de las mujeres". En el plano sexual, considera que el uso del burka ha variado con el tiempo, pues "antes las mujeres lo usaban para esconderse en los espacios públicos, ahora las chicas se ponen el burka para ser vistas, para decir que aceptan el orden de dominación sexual; el burka sexualiza a la mujer, le quita la identidad, la convierte en sólo sexo; se dice que el velo sirve para evitar el deseo del hombre, dando por supuesto que éste es incontrolable; la religión musulmana ha sexualizado la relación entre hombres y mujeres". El burka es más que indumentaria; el velo es otra cosa. Hay un velo fino entre la cultura y la incultura.

11 comentarios:

Winston dijo...

You know, rojillo, that I prefer the burka of photography than chadri. The full Afghan chadri covers the wearer's entire face except for a small region about the eyes, which is covered by a concealing net or grille. Before the Taliban took power in Afghanistan, the chadri was infrequently worn in cities. While they were in power, the Taliban treatment of women required the wearing of a chadri in public. Officially, it is not required under the present Afghan regime, but local warlords still enforce it in southern Afghanistan. Chadri use in the remainder of Afghanistan is variable and is observed to be gradually declining in Kabul. Due to political instability in these areas, women who might not otherwise be inclined to wear the chadri must do so as a matter of personal safety.

Rebe dijo...

¿Se trata de acertar quién es la de la foto?

estrella dijo...

efectivamente, el burka como excusa, excusa para quedarse en lo superficial, pero no movemos un dedo para colaborar con la implantación de regímenes democráticos en Túnez o Egipto, ahora que es el momento.bss

Siro dijo...

Velocidad no viene de velo.

Felipe dijo...

Mi jefe le puso un burka a la encargada en un ataque de pasión, se lo apretó de más, no vio que se ponía morada, y hubo que llamar a urgencias. El cachondeo de los conductores de la ambulancia fue fino.

Bea dijo...

Felipe, Talibán del Arco Iris, si le tapamos la cabeza a la Berta, ¿te animas? Tus tres BB+B

Funcio dijo...

Se permitiran o burka no posto de traballo, poderiamos escarallarnos de risa diante dos Suprem Chiefs sen que se deran conta. De seguro que para aforrar habían de encargar burkas feitos de sacos de patacas dalgunha empresa da Terra Chá. O burka na Administración tería outras ventaxas: evitaría ver os sorrisos estúpidos de funcionarios e funcionarias pelotas e evitaría ver as caras dos funcionarios e funcionarias caraconas e caracús.

Nario dijo...

Funcio, mi madre dice que cubrir la cabeza en sitios cerrados es de muy mala educación.

Malpicán dijo...

Rojillo, o de tapar a cabeza das mulleres ás veces está ben. En Malpica temos unha moza á que lle chamamos A Gamba, porque ten un corpo de vicio pero a cabeza é para tirar con ela. Si se deixara tapar a cabeza, sería unha muller espectacular e andariamos todos detrás dela coma lobos.

Lulú dijo...

Malpicán, tampoco estaría mal que te tapasen a ti la cabeza con un burka y que una docena de moros te diesen por el culo para que notases la diferencia cultural. Eres un eslabón perdido pero eso podría hacerte reaccionar.

lorefeliz dijo...

adoro tu blog,me parece tremendo ke siga existiendo,el burka,la lapidacion,la ablacion...pero ke podemos nostros decir...van 7 mujeres muertas por violencia de genero en un solo mes..keda muxo por hacer en materia de igualdad a nivel mundial, es cierto,y hay ke ayudar a estas mujeres ke no pueden sikiera mostrar su cara,entiendo ke la solucion empieza por la informacion(ke da opinion),concienciacion,y educacion,tiempo hay para la prohibicion,no olvidemos ke la violencia genera violencia. Abrazo.