No es país para viejos

domingo, 26 de diciembre de 2010

Se acaba el año, se va Miguel Ríos, se va Iñaki Gabilondo. España no es país para viejos… para estos viejos roqueros. Se trata de que no queden testigos, igual que en la película de los hermanos Coen. El sicario "Sugar" (Bardem) lanzaba una moneda al aire para decidir si eliminaba o no a sus víctimas, una excusa. Ese asesino psicópata, frío y feo, no mataba para recuperar el dinero que sus jefes habían perdido en un fallido negocio de tráfico de drogas en la frontera, una excusa; no mataba por matar; mataba para que no quedasen testigos; mataba con silenciador; mataba para silenciar. Si se silencia a Gabilondo, se silencia a alguien capaz de decir alto y claro que "las realidades financieras están imponiendo doctrina y doblegando la voluntad popular de las democracias, pues las medidas contra la crisis que se están aplicando en Europa no son técnicamente inexorables, sino ideología pura". Si se silencia a Gabilondo, se silencia a los periodistas comprometidos, esos que "no nos vamos a borrar de la política; nos vamos a acercar a ella con precaución porque sabemos que no es muy de fiar; pero, aun con las ilusiones desteñidas y el pesimismo rampante, seguimos teniendo muy claro que seguimos siendo de los nuestros". Mientras, Miguel Ríos se coloca en el ángulo muerto, ese sitio perfecto donde nadie le ve, fuera de juego, batiéndose en duelo, lo mismo que ayer, a solas con sus recuerdos, los falsos y los verdaderos. Mientras, Nochebuena, Primera Cadena, Raphael, igual que ayer, igual que antes. En No es país para viejos, el sheriff Bell (Tommy Lee Jones) también añoraba los viejos tiempos, tenía mucho que ocultar.

9 comentarios:

Rebe dijo...

¡Cómo para leer este post en un geriátrico!

Anónimo dijo...

Parei de camiño en Santiago para tomar un café...en silencio; fun saludar a Rosalía de Castro na Alameda...en silencio. Facía frío, pero algún vello paseaba...en silencio. En silencio seguimos sendo o que somos, sen máis nin menos. Si as ilusións non son desteñidas, senon renovadas día a día por cada quen, o silencio pode ser... moi elocuente.

estrella dijo...

No me gustó la película, y eso que me gustan los Coen, no me gusta añorar nada, es una pérdida de tiempo, me gusta reinventarme, me gusta Raphael por lo mismo, auténtico y resurgido, como el ave Fénix. En la discrepancia y la variedad de opiniones (que no en la disidencia) está la riqueza, no?bss
P.D. Lulú, bienvenida, en las muñecas de Famosa incluimos los Barriguitas o solo las Nancys?

Siro dijo...

Alguna vez llegaré a viejo y lo negaré.

Felipe dijo...

Mi jefe dice que no le importa que se vaya Gabilondo porque él ve Interconomía que para eso es jefe.

Belén dijo...

Felipe, Elixir de la Eterna Juventud, ven a nuestra oficina, que no es lugar para viejos, aunque la Berta dice que te haría un hombre, jovenzuelo. Tus tres BB+B

Funcio dijo...

España non é país para vellos, pero Galicia sí que o é. Eiquí queremos aos nosos vellos, conservámolos, dámoslles cariño, excursións, visitas papais, festas para a terceira edade, cursiños de manualidades, cursiños de muñeira, cursiños para votar...

Todo iso o facemos porque somos conscientes de que ¡ENVELLECEMOS COMO GALEGOS!

Nario dijo...

Funcio, algo pasa ¿? Mi madre se ha apuntado a yoga.

Rita dijo...

¿Qué nos importa la edad?