Tatuajes salvajes

jueves, 14 de octubre de 2010

Cuatrocientos tigres invadieron Génova. No son tigres de Bengala, son los Tigres de Arkan, ultras serbios que arrasaron la ciudad y estuvieron a punto de provocar una catástrofe en el estadio donde tenían que haber jugado las selecciones de fútbol de Italia y Serbia. Están habituados a la barbarie; no en vano practicaron con las limpiezas étnicas en los genocidios de los Balcanes. El tigre alfa de la manada, Ivan Bogdanov, un ejemplar brutal, colgado de las vallas del estadio, lanzaba bengalas, tiraba petardos, arengaba a las hordas de ex paramilitares, excitaba los instintos básicos e incitaba a la cacería, por lo que llamó la atención de las cámaras de televisión. Encapuchado, semidesnudo y exageradamente tatuado, resultaba inconfundible e identificable. Está detenido, quizás enjaulado. Mejor las pinturas corporales que los tatuajes salvajes.

11 comentarios:

Malpicán dijo...

Rojillo, vinlle unha pomba tauada no cu dunha das rapazas do puticlub da gasolineraa e díxenlle a miña Santa que podía facerse outra igual. Mandoume a merda e levo tres días sen comer quente. Paréceme que vou ter que lle dicir que ten o mellor cu do mundo así como está, limpo coma o chan da cociña.

Calatrava dijo...

Los tatuajes en las tetas quedan muy bien y me encanta que me los enseñen.

Winston dijo...

You know, rojillo, that insofar as this cultural or subcultural use of tattoos predates the widespread popularity of tattoos in the general population, tattoos are still associated with criminality. Although the general acceptance of tattoos is on the rise in Western society, they still carry a heavy stigma among certain social groups. The prevalence of women in the tattoo industry, along with larger numbers of women bearing tattoos, appears to be changing negative perceptions with the exception of so called tramp-stamp,a lower back tattoo. A study of at-risk (as defined by school absenteeism and truancy) adolescent girls showed a positive correlation between body-modification and negative feelings towards the body and self-esteem; however, also illustrating a strong motive for body-modification as the search for self and attempts to attain mastery and control over the body in an age of increasing alienation. I love a little tattoo in a big woman's ass.

chica mala dijo...

Que va Rojillo, mucho mejor un tatuaje que una pintura corporal. Los tatuajes tienen alma propia, son parte del cuerpo de aquel que los lleva y normalmente esconden un doble significado. Eso es lo que convierte a un simple dibujo en un ornamento con alma propia.Las pinturas corporales se parecen más a las tramoyas de los escenarios barrocos: terminada la función el escenario desaparece. Sin embargo, ese caráter fugaz las hacen ser arriesgadas y atrevidas a falta de poseer alma propia. De esto se deduce lo siguiente: un demente, pintará su cuerpo con símbolos de demencia -como es lógico-, y que hagan alusión a su calidad de descerebrado, como es el caso de este individuo.
En mi opinión,donde esté aquello que deja una huella imborrable con paso del tiempo, que se quite la fugacidad de aquello que es caduco...

Por cierto Winston, If life gives me the chance I'll show you my little one...;-)

Galeno dijo...

Se llama tatuitis al trastorno de la lectura que imposibilita una comprensión correcta de los símbolos tatuados en la piel. Aunque convencionalmente el término se aplique también a la dificultad para comprender tatuajes con lemas y frases racistas o estúpidas, en este caso el término médico apropiado es el de tatuigrafía. En términos más técnicos, en psicología y psiquiatría se define la tatuitis como una discrepancia entre el potencial de aprendizaje y el nivel de rendimiento de un sujeto más o menos bestia, sin que existan problemas sensoriales, físicos, motores o deficiencias educativas, aunque sí mucha falta de educación. Existen factores hereditarios que predisponen a padecerla, como haber tenido algún familiar sirviendo en la División Azul al lado de los nazis. Sin embargo, aún no están claros otros factores que pueden estar implicados en el curso del trastorno, tales como causas genéticas, dificultades en el embarazo o en el parto, lesiones cerebrales, problemas emocionales, déficits espacio-temporales o problemas en cuanto a la orientación secuencial, de percepción visual o dificultades adaptativas en la escuela o en los campos de fútbol. Estudios del ámbito neurológico han descubierto diferencias en el giro angular; (estructura cerebral situada en el lóbulo parietal del hemisferio cerebral izquierdo) entre sujetos tatuíticos y grupos de control y descontrol. Estudios similares han visto que existe un funcionamiento pobre de esta región cerebral y en la región de Serbia. Otras teorías del ámbito médico más minoritarias la asocian a que el hemisferio cerebral derecho o facha, que sería responsable de procesar la información visual, realiza su tarea a una velocidad inferior que el lado izquierdo, o a que existe una mala conexión interhemisférica, es decir, que el individuo es gilipollas de por sí y la actividad paramilitar ha exagerado todavía más esta condición.

Siro dijo...

Tatuado a fuego.

Bea dijo...

Felipe, Signo de Tauro, Berta lleva la siglas FP tatuadas en su nalga izquierda, pero no sabemos si es por ti o porque hizo un ciclo de peluquería en Formación Profesional. Tus tres BB+B

Felipe dijo...

La encargada se hizo un tatuaje con dos gaviotas en el hombro porque se lo pidió el facha de mi jefe. El podía haberse tatuado un par de cuervos en los huevos.

Funcio dijo...

Na Xunta están terminantemente prohibidas as tatuaxes visibeis, pero se sabe que hai un par de altísimos cargos que teñen grabadas imaxes de efebos dos frisos do Partenón en partes íntimas do corpo.

Nario dijo...

Funcio, pues en la Consellería do Mar abundan los tatuados, porque es una costumbre de los viejos lobos de mar y los piratas.

ElSrM dijo...

Vi por televisión al neonazi de las bengalas y los tatuajes. Daba miedo :-(  No actuaba como un civil sino como un militar o paramilitar. Supongo que harían falta por lo menos 6 agentes antidisturbios o de operaciones especiales para reducirlo.