Extraterrestres jugando al ajedrez

viernes, 1 de octubre de 2010

El ajedrez es cosa seria. El presidente de la Federación Internacional de Ajedrez, Kirsán Ilyumzhínov, ha declarado que los extraterrestres trajeron el ajedrez a la Tierra y que, si no jugamos al ajedrez masivamente, nos atacarán. No obstante, "si mil millones de personas juegan al ajedrez, el mundo tendrá una energía positiva", los extraterrestres nos dejarán en paz y, como mucho, digo yo, tomarán partida en alguna competición bilateral. Ilyumzhínov le ganó al mítico Kárpov las elecciones a presidente. Ilyumzhínov, millonario caprichoso, ex militar del ejército soviético, ex director de una compañía de compra-venta de coches ruso-nipona, ex gobernador de la república budista rusa de Kalmikia, hace honor a su nombre, que significa prosperidad en tibetano. Ilyumzhínov invierte buena parte de lo mucho que gana en la construcción de templos religiosos de todo tipo: budistas, sintoístas, musulmanes, ortodoxos, etcétera; construyó incluso una catedral católica en Kalmikia, donde sólo había un católico, quien goza del mayor espacio catedralicio per cápita mundial. Sucede que, como decía Unamuno, "el ajedrez procura una suerte de inteligencia que sirve únicamente para jugar al ajedrez".

7 comentarios:

estrella dijo...

Como elige ese señor los templos que construye??? porque nuestro templo (del saber y de la izquierda) necesita ventanas, suelo y calefacción, le parecerá una buena causa? será considerado lo nuestro una religión a estos efectos? tiene usted su dirección e-mail????bss.

Siro dijo...

Jaque mate.

Chica Mala dijo...

Rojillo, me fascina el personaje!!!!
Me encantaría conocer a este iluminado e invitarle a volar en globo sobre el Triángulo de las Bermudas. Menuda aventura!!!!

Felipe dijo...

Mi jefe es más de jugar a los dados con la encargada, el ajedrez es demasiado para los dos.

Bea dijo...

Felipe, Alfil de la Torre, te enrocas tanto con tu chico que no hay manera de hacerte un ataque con visos de prosperar, pero lo vamos a seguir intentando las dos damas y el peón caminero.

Tus tres BB+B.

Funcio dijo...

Longas partidas de axedrez teño botado eu contra do meu computador. Longas horas nas que a miña mente, ao servizo do país, está concentrada en esquencer a longa noite de pedra que vivo arredor de min. Comprendo a paixón polo axedrez dese tolo budista ruso, porque o axedrez non é un xogo, é a vida mesma, que sempre remata nun xaque mate para alguén, mellor que sexa para o outro. Deixo o blog e monto o taboleiro negro e branco da paciencia inmensa.

Nario dijo...

Funcio, ¿en el ajedrez los peones son esos pequeñitos que se comen los demás?