Satisfaction

viernes, 17 de septiembre de 2010

"Es un placer." "No, no, el placer es mío." Si uno mete "placer" en una expresión, ésta adquiere connotaciones positivas. Si a uno le preguntan "¿está usted satisfecho con su vida sexual?", uno contesta positivamente, miente positivamente. Según un informe sobre hábitos de salud sexual de la Sociedad Gallega de Sexología, seis de cada diez gallegos está satisfecho con su vida sexual, pero a nueve de cada diez les gustaría mejorarla (respuesta "muy gallega"). Conclusión científica del estudio: "la salud sexual de los gallegos es relativamente buena, pero relativamente mejorable" (conclusión correcta, ya que los gallegos son muy "relativos"). Ahora bien, analizando el informe minuciosamente, uno duda de la satisfacción galaica en conjunto. ¿Cómo están satisfechos, si seis de cada diez manifiestan falta de deseo sexual, cuatro reconocen rutina y dos admiten disfunción eréctil? ¿Cómo están satisfechos, si, aunque seis consideran el sexo algo importante en su vida y cuatro algo muy importante, le dedican poco más de un par de horas por semana a la actividad sexual? ¿Cómo están satisfechos, si el sexo es un tabú social, por lo que sólo dos hablan abiertamente de él con sus amigos y siete de los gallegos rurales rechazan las relaciones homosexuales (las de los demás)? Ya cantaba Jagger en "Satisfaction" aquello de que intentaba sentirse satisfecho, pero no lo conseguía (I can't get no), pues siempre había una chica que le decía: "nene, mejor vuelve la próxima semana, porque, mira, tengo una mala racha."

6 comentarios:

Malpicán dijo...

Rojillo, eu estou dacordo con ese estudio, menos con iso das 2 horas semanais para o sexo, ¿non serán 20 minutos?
A min coa miña Santa o sexo do sábado non me leva 10 minutos. Si lle sumo un par de veces no puti club da gasolinera onde aínda me leva menos, xa me dirá vostede onde sale esa media de 2 horas do personal. Eso é que minten ou ben que contan coma sexo a partida de cartas que botan antes coa parienta.

Calatrava dijo...

No es lo mismo estar satisfecho con tu vida sexual, estar satisfecho con tu sexo o estar satisfecho con tu vida.

Lo digo para aclarar, porque yo no estoy satisfecho con ninguno. Agradecería llamada o email de cualquier otra insatisfecha. Pido comprensión, ofrezco buen trato y buena presencia (limpio y todo eso).

Lulú dijo...

Si hay una cosa que me gusta de tu blog, rojillo, son las fotos, pero esta es especialmente bonita y expresiva de lo que las mujeres podemos ser por nosotras mismas, sin necesidad de contar con los hombres. Animaos, chicas, fijaos en la foto y a ver si veis en ella lo mismo que yo veo. Besitos a todas.

estrella dijo...

querida Lulú.
a mi también me parece preciosa la foto y estoy segura que no necesitariamos a los hombres, en un momento dado, pero es que me gustan (unos más que otros, claro) y sé que a la "satisfaction" se llega por múltiples caminos, pero..... renunciar a los hombres, (a algunos) me cuesta, es incompatible??????bss.

Canuto dijo...

Lulú y Estrella, a ver si os fijáis bien.

En el fondo oscuro de la foto, detrás de cada tía hay un tío metiéndoles algo más que mano.

ElSrM dijo...

Se dedica muy poco en nuestra sociedad al desarrollo humano consistente en trabajar desde pequeños en adelante para alcanzar —o intentarlo— una plenitud sexual, una inteligencia emocional y afectiva, un buen repertorio psicológico y relacional con el que ayudar a formarse adecuadamente como persona a nuestros hijos...

En ciertas cosas tenemos un conocimiento extensísimo —p.ej., críos de 10 años saben hacer ir perfectamente cosas como teléfonos móviles y hojas de cálculo electrónicas—, pero en otras continuamos funcionando con el método de prueba y error y con una vaga tradición oral no poco infectada de tópicos, prejuicios y distorsiones. Es decir, en esas otras cosas (cruciales) seguimos más bien asilvestrados y nos diferenciamos en poco —comparando con el uso de los tel. móviles p.ej.— en nuestra sapiencia y técnica de los últimos neanderthal o de los primeros sapiens.

La foto, efectivamente, es preciosa.

Saludos,