Mear en la piscina

domingo, 1 de agosto de 2010

Verano y ciencia: mear en la piscina es malo para la salud y para el espíritu, para el espíritu cívico. Primero la tesis científica: investigadores de la Universidad de Illinois han publicado en la revista Environmental Science & Technology un artículo demostrando que si un ciudadano orina en una piscina se producen reacciones en cadena entre los desinfectantes del H2O y la materia orgánica de la micción, de modo que se generan agentes tóxicos dañinos para la salud. Hay agravantes: que la micción sea una misión, es decir, que esté planificada y con objetivos malignos definidos; que la micción se ejecute disimuladamente, con diurnidad y con alevosía; que se lleve a cabo con la piscina abarrotada de bañistas, sobre todo menores de edad o pensionistas; que el ciudadano no esté empadronado en la localidad de la piscina; que la piscina sea municipal (si mease en la propia sería una guarrada, pero no un delito); que se efectúen micciones coordinadas entre varios individuos de modo simultáneo tras tomarse las pertinentes cervezas en el ambigú. Tomadas las muestras en piscinas públicas, el test de genotoxicidad del agua infectada ha demostrado que la meada piscinera produce: mutaciones en los genes, envejecimiento celular, trastornos respiratorios y daños en el ADN. No obstante, el responsable de la investigación, Michael Plewa, sin antecedentes al respecto, ha restado culpabilidad a la micción, haciendo corresponsables de la toxicidad a: el sudor, los pelos, las células cutáneas muertas o agónicas, los restos de pintalabios, los residuos de potingues corporales, los desechos de cremas solares y otros microorganismos que navegan a sus anchas por las piscinas públicas donde veranean los pobres estructurales o los pobres coyunturales afectados por esta crisis nauseabunda. Los ricos que mean en las lujosas piscinas de hoteles de cinco estrellas no tienen este problema, ya que son desinfectadas inmediatamente (basta con comunicar la micción al encargado de la piscina). Los pobres que veranean en playas nudistas tampoco.

8 comentarios:

Mis proyectos académicos dijo...

es.kendincos.net/video-tpdpvlr-pepito-piscinas.html

Fragmento de Pepito Piscinas, película casposa donde las haya. Ver esto sí que produce urticaria.

Richi dijo...

Rojillo, me gustan las fotos que escoges, suelo ampliarlas. Al hacer doble click en esta foto descubrí al perrito levantando su patita y meando en la piscina de lujo ¡GENIAL!

Susiño dijo...

¡ES QUE HAY QUE MEAR FUERA DEL TIESTO!

Moncho de Moeche dijo...

Vale, vale, teño que confesalo: eu mexo a miúdo na piscina municipal, pero é debido a que bebo de seguido Estrella de Galicia, a mellor cerveixa do mundo, porque, como diría o Funcio, ¡MEXAMOS COMO GALEGOS!

Paíño de Zas dijo...

Na miña casa non temos piscina pero temos pozo e fosa séptica e mexamos por toda a finca onde quere cada un.

Rita dijo...

Me encanta el rojillo de posts de verano, sin tanta profundidad y más pegados a la realidad del país.

Esquizo Frénico dijo...

El viento se va a llevar
a la chica de la colchoneta
hasta el mar o la calle,
está en peligro y no lo sabe,
el perrito seguirá meando
venga quien venga a la piscina,
los perros no saben donde mean
ni les importa como a mí.

Sonia dijo...

Ritita, pero si tú eres más superficial que Belén Esteban y eres de las que juran por Snoopy, pija pija.