Gay Cinema

viernes, 13 de agosto de 2010

En USA, mariconadas las justas. Se permitió el amor pastoril de "Brokeback Mountain", a la cual se le dieron tres Óscar de Hollywood, más por sus paisajes legendarios, evocadores de los westerns clásicos, que por la comprensión de ese pecaminoso amor entre vaqueros (ovejeros, más bien) empeñados en revolcarse por las praderas fordianas, escenarios de Wyoming, de la América profunda, esa que no resiste cinco años después una nueva historia de amor gay. El film "Philip Morris, te quiero" fue visto sin problemas en el europeo festival de Cannes y pasará sin problemas por las europeas carteleras españolas, pero no encuentra distribuidoras oficiales que lo difundan por los cines estadounidenses. Siempre hay excepciones; ésta curiosamente también en la América profunda, cerca de Salt Lake City en Utah, donde la película se proyectó con éxito en el Festival de Sundance, ese festival de cine independiente que rompe moldes en los conservadores USA. Gracias, Redford.

5 comentarios:

Deleg. Estudiantes Humanidades dijo...

En el Sundance Film Festival de 2008 se proyectó la premiere de 'Assassination Of A High School President', película que me ha impresionado por su gran coincidencia con la realidad académica. Desconozco el motivo por el cual no logró alcanzar en España el éxito que merece.

La que mencionas ahora creo que es el nuevo tropiezo de Jim Carrey. Quizá ya no precisa éxitos de taquilla para su cuenta corriente.

Rebe dijo...

¿Me quiere usted decir que Robert Redford es gay?

estrella dijo...

Jim Carrey es un gran actor (etiquetado en el star system) Ewan McGregor, indiscutible, la película Philip Morris, te quiero, una joya inesperada, que EEUU no lo aprecie, aún le da mas valor, el mundo gay suscita tantos comentarios y posiciones encontradas....., sobre todo entre los hombres, siempre ven amenazada su virilidad, son tan simples!!!!!!!bss.

Asun dijo...

Señor Armas, me asomo en verano por el blog y sigue usted con su manía de poner fotos pornográficas donde no hacen falta.

Por supuesto no me gustan este tipo de películas que aparentan ser modernas pero son simplemente guarras.

Rita dijo...

Rojillo, recuerdo una situación similar, ¿tú no?