Fumar después

jueves, 1 de julio de 2010

La duda está en si el pitillo después de hacer el amor es bueno o malo, particularmente cuando se ha hecho el amor en un lugar público y cerrado. Bueno o malo, no en un sentido espiritual, sino en un sentido sanitario y en un sentido jurídico. El Comité Nacional de Prevención del Tabaquismo ha conseguido que se tramite en el Congreso de los Diputados la reforma de la Ley Antitabaco, que impedirá fumar en todos los lugares públicos cerrados. La presidenta de la Federación Española de Sociedades de Sexología ha vaticinado en un congreso internacional que la nueva ley mejorará mucho la salud sexual de los españoles, porque "el tabaco es un factor de riesgo para disfunciones sexuales, al igual que el colesterol o la hipertensión." La costumbre hispana de hartarse de colesterol en un buen restaurante, hacer luego el amor con tensión en los lavabos y fumarse después un pitillo se rompe en el último eslabón de la cadena, por prescripción médica y judicial. La medida afectará más a los que viven en ciudades que a los que viven en el campo, donde predominan los espacios abiertos.

8 comentarios:

Siro dijo...

No hay que ponerle puertas al campo.

estrella dijo...

Ay ay! como decir algo sin descubrirme demasiado, a ver, no fumo y procuro no tomar alimentos con mucho colesterol, así que me puedo pedir doble ración de sexo, no? aaaaaaaaaaaaay. bss

estrella dijo...

Ay ay! como decir algo sin descubrirme demasiado, a ver, no fumo y procuro no tomar alimentos con mucho colesterol, así que me puedo pedir doble ración de sexo, no? aaaaaaaaaaaaay. bss

Felipe dijo...

Mi jefe se fuma puros, pero la encargada tiene que conformarse con chupar una colilla.

Belén dijo...

Felipe, Vendedor de Humo, imagínate a la Berta, clavadita a Sara Montiel, ceñida y escotada, cantándote con morritos:

Fumar es un placer
genial, sensual.

Fumando espero
al hombre a quien yo quiero,
tras los cristales
de alegres ventanales.

Y mientras fumo,
mi vida no consumo
porque flotando el humo
me suelo adormecer...

Tendida en la chaisse longue,
fumar y amar...

Ver a mi amante
solícito y galante,
sentir sus labios
besar con besos sabios,
y el devaneo
sentir con más deseos
cuando sus ojos veo,
sedientos de pasión.

Por eso estando mi bien
es mi fumar un edén.

Dame el humo de tu boca.
Anda, que así me vuelvo loca.

Corre que quiero enloquecer
de placer,
sintiendo ese calor
del humo embriagador
que acaba por prender
la llama ardiente del amor.

Tus tres BB+B

Funcio dijo...

Coma sempre, a estratexia do Goberno ZP é errada. Na Xunta da eficacia, eficiencia e austeridade, a loita contra o tabaquismo está integrada preciamente en Medio Rural, coa loita contra dos incendios forestais, e contra do efecto invernadoiro causante do cambio climático. O Plan PATADA (Plan Anti Tabaco Atendendo á Defensa da Atmosfera)permite, entre outras cousas máis técnicas, que un Guardia Civil que pille a un labrego fumando un pitillo no monte namentras coida do gando lle dea unha contundente patada no cu e lle requise a cajetilla de Ducados. Nembargantes nas cidades e vilas os galegos e galegas que asistan a bodas, comunións, festas populares e banquetes dos populares, en locais pechados, poderán fumar o que lles pete. Por parte de Sanidade, póñense máis obxecións aos que botan polvos en calquera recuncho que aos que chegan cós pulmóns reventados pola nicotina.

Nario dijo...

Funcio, que yo sepa en los lavabos de la Xunta sólo se fuma ¿verdad?

lorefeliz dijo...

es una buena medida,creo yo,la mejor. de nuevo,la primera ley del socialismo,LA LIBERTAD INDIVIDUAL,que tu fumes,cerca de mi,me obliga a fumar yo tambien,asi pues,cada uno con su cuerpo que haga lo que quiera,sin dañar a terceros,en cuanto al sexo...jiji..fenomenal para mi y para quien tenga el honor..jaja,salu2.