Señora de rojo

domingo, 14 de marzo de 2010


Señora de rojo sobre fondo gris, obra, no de las más leídas, de Miguel Delibes -al que ahora todos dicen haber leído- podría ser una alegoría sobre la situación política del país. Un famoso pintor, en grave crisis de creatividad, cuenta a su hija la relación con su mujer, quien acaba de morir. Esa mujer de rojo destacaba del triste fondo gris cotidiano. La importancia de la estética, a pesar de la enfermedad. La importancia de la ética, a pesar de los momentos críticos. Seguro que Delibes coincidía con Valle Inclán en aquello de que "la ética es lo fundamental de la estética".

11 comentarios:

Siro dijo...

No hay santos inocentes.

Felipe dijo...

Mi jefe es el canon de estética, en él se inspiró Botero para sus esculturas, aunque las hizo algo menos gordas.

Bea dijo...

Felipe, Charlot del Blanco y Negro, no importa que tu fondo sea gris, nos pondremos tres picardías rojos ceñidos el día del estreno. Bueno, Berta dice que ella se pone sólo un guante rojo. Tus tres BB+B.

Funcio dijo...

A cor bermella está rexeitada, non prohibida -que eiquí non se prohíbe nada- na actual Xunta da modernidade. Non valen excusas de tipo "é unha cor vigorizante" ou "é para poñerlle paixón á cousa". A cor bermella ten reminiscenzas políticas e o país precisa xestión, non política. Nembargantes, o fondo gris na vestimenta das funcionarias está moi ben visto, pois imprime seriedade.

Nario dijo...

Funcio, ¿bien visto significa puntúa?

Alfred dijo...

I like Miguel Delibes’ novels. He’s the best Spanish novelist nowdays. I received his first novel, La sombra del ciprés es alargada, when I was a child, like a present from my parents. I love other novel, El camino, it tolds of the process undergone by a boy in the discovery of life and experience. Among his other novels are La hoja roja or Las ratas, built from the starting point of a succession of anecdotes in which he recalls a disappeared village in Castile, and, above all, Cinco horas con Mario, which is considered to be his masterpiece.

Bar Marcón dijo...

¡OÍDO COCINA!
¡UNA DE CHERRYS!
Lo más parecido que tenemos en Bar Marcón a rojo sobre fondo gris, son nuestros TOMATES CHERRY RELLENOS, servidos en vajilla gris de Bidasoa. Para clientes partidarios del rojo, hacen falta, aproximadamente 16 tomatitos cherry procedentes de la campiña francesa, una serie de ingredientes para elaborar la salsa: una yema de huevo republicano, o sea, amarilla intensa con franja roja y azul; 20 mililitros de vinagre de manzana de comarca asturiana revolucionaria en el 34; 2 decilitros de aceite de girasol proletario, o sea, casi nada; una cucharadita de curry o churri; sal marina o fluvial; pimienta negra o mulata; y otros ingredientes para elaborar el relleno: medio puerro de huerta colectiva; medio aguacate de plantación sin esclavos; 40 gramos de pavo de Boston asado. La preparación debe llevarse a cabo con disciplina marxista: lavar los tomates cherry cantando, si se sabe, la Internacional en francés; practicar con sumo cuidado un pequeño corte en la parte superior de cada tomate cherry (si es preciso con bisturí), dibujando la hoz y el martillo; desventrar los tomates como si fuesen capitalistas explotadores, sacándoles para fuera todo lo que llevan dentro; ponerlos boca abajo a escurrir la bilis en un rejilla al efecto; ponerlos a escurrir, esto es, ponerlos a caldo; ponerlos a pan pedir; mezclar en un bol la yema republicana, el vinagre de manzana y el aceite de girasol proletario; emulsionar con la batidora; emocionar con la proyección de la película "Ay, Carmela"; añadir el curry, gritando para que se sepa: ¡AÑADO EL CURRY!; salpimentar como quien no quiere la cosa o con desprecio; mezclar todo para que se note la igualdad de oportunidades; limpiar el puerro; pelar el aguacate; lanzar el hueso del aguacate por el patio a la ventana de un vecino facha; picar el puerro y el aguacate con conciencia de clase; trocear el pavo yankee con saña castrista; mezclar esa especie de mayonesa al curry con el pavo troceado; mezclarlo todo democráticamente de modo asambleario; rellenar los tomates con la mezcla, aunque se resistan; emplatar sobre platos de fondo gris de porcelana de Bidasoa; regalar a cada cliente un ejemplar de la Señora de rojo sobre fondo gris o, si lo prefiere, el último ejemplar del Playboy.

Akito dijo...

Sayonaravengokitofotochicamanoslojasymevoy.

Francesco dijo...

"La lunga ombra del cipresso" è il primo romanzo di Miguel Delibes. La narrazione del romanzo è tradizionale in quanto ad andatura e ricorsi espressivi, la storia si sviluppa in una Ávila non protetta dalle sue mura, ma chiusa da esse. La prima parte descrive la vita del protagonista e narratore, Pedro, quando è ancora bambino. È orfano e suo zio lo affida ad un maestro, il quale gli insegna una visione pessimistica della vita, rafforzata dalla morte del miglior amico di Pedro. Nella seconda parte, il protagonista è diventato marinaio ed intende fuggire dal pessimismo. Si innamora di una donna, però perde anche lei in seguito ad un incidente. Finalmente trova la consolazione ritornando ad Ávila. Con l’intero romanzo narrato in tono obiettivo, l’autore ci presenta una scena mistica, dominata dal pessimismo e dal sentimento della morte. Nonostante ciò, nella seconda parte del libro (prima che il protagonista perda tutta la speranza su amicizia ed amore) si narra dell’incontro tra Pedro ed una vecchia signora, la quale gli insegnerà il vero significato della vita umana e dell’amore, facendogli assumere una prospettiva più ottimista rispetto all’umanità. Dopo l’incidente che capita alla compagna, il tono del romanzo ritorna inevitabilmente pessimista. Tornato ad Ávila, Pedro va a visitare la tomba del suo amico Alfredo, con il quale in passato divideva la stanza. Lì nel cimitero si ritrova nuovamente sotto l’ombra del cipresso che circonda la tomba.

Felipe dijo...

Mi jefe en Fin de año se pone un slip rojo, porque es tradición, sobre el fondo gris de su culo peludo.

Berta dijo...

Felipe, Santo Inocente, estás en un cruce de caminos y dudas (por la derecha, por la izquierda, por arriba, por abajo, por delante, por detrás), pero lo que importa es que disfrutes a lo largo del camino, aunque conviene que te acompañe alguien que sepa de esto. Tus tres B+BB.