Heroína dulce

lunes, 22 de marzo de 2010

Oferta y demanda, a falta de cocaína, vuelve la heroína. La heroína antes era amarga: euforia, analgesia, náuseas, vómitos, depresión, infarto, sobredosis, jeringuillas, hepatitis, sida, yonquis, poblados de chabolas. La heroína ahora es dulce: adolescentes fumándose un "chino" en un bar de copas de un barrio residencial o de una cabecera rural. La imagen negra de la heroína en los últimos años va dando paso a la imagen blanca de una droga que mata igual que antes y que se vende adulterada igual que antes. Si hay un producto que se adapta de modo flexible a las leyes del mercado, es la droga. En Galicia, una de las puertas tradicionales de entrada de la cocaína en Europa, escasea ésta gracias a los éxitos de la lucha policial contra su tráfico. Pero los narcos se reciclan rápidamente; si no pueden introducir coca en el mercado, incentivan el consumo de opiáceos entre jóvenes, más o menos inconscientes, ansiosos por probarlo todo. Se sabe, porque los alijos de heroína aprehendidos son cada vez más grandes y las zonas de la movida nocturna cada vez más descontroladas. Hay que volver a ver Trainspotting, que, por cierto, tanto significa "ver pasar los trenes", como "buscar la vena para inyectarse".

12 comentarios:

Deleg. Estudiantes Humanidades dijo...

Pensaba que los jóvenes de hoy eran más listos, pero incluso los identificados con la generación X, una vez superado el período del "pasotismo ilustrado", empezamos a ver como zombies patéticos a los yonquis. Y ahora vuelven a ser los molones del barrio. La revolución tecnológica no ha cambiado tanto la sociedad. ¿Mola ser marginal?.

Canuto dijo...

¡HACHÍS!

Salud.

Winston dijo...

You know that one of the most common methods of illicit heroin use is via intravenous injection, colloquially termed slamming or shooting up. Heroin base, commonly found in Europe, when prepared for injection will only dissolve in water when mixed with an acid, most commonly citric acid powder or lemon juice, and heated. Heroin in the US is most commonly its hydrochloride salt, requiring just water to dissolve. Users tend to initially inject in the easily accessible veins in the arm, but as these veins collapse over time through damage caused by the acid, the user will often resort to injecting in other veins.

Asun dijo...

Señor Armas, usted sabe que los jóvenes consumen ahora tanta droga por la falta de disciplina que debieran marcarles sus padres y no lo hacen. Ellos confunden libertad con libertinaje y acaban con su salud y con la de sus familias.

Esquizo Frénico dijo...

La mariposa azul
se posó en su cara
porque ella
está inmóvil
porque la droga
la paraliza

estrella dijo...

Querida Lulú: no es por los protohomínidos, que creo que los tengo controlados, es más bien por las señoritas bien que aparecen por aquí, que necesitan un poco de caña de la buena.
Querida Asun: dile eso a una madre que ve morir a su hijo enganchado, ya te vale...

Siro dijo...

Opio propio.

Felipe dijo...

Un día le eché al jefe unos gramos de caballo en la botella de whisky que tiene en el despacho. Él flipó, pero la encargada salió como si se hubiese tomado zumo de opio.

Berta dijo...

Felipe, Capo del Cártel, no nos preocupa que seas capo, pero nos preocupa que estés capado. Desmiéntelo, Gallina Caponata. Tus tres BBB.

Funcio dijo...

A única heroína que queda no país é Corina Porro, quen, a pesares do seu nome alucinóxeno, é un exemplo de vida sana, unha auténtica superwoman, unha muller cósmica, con aspiracións lícitas, non como as aspiracións esnifadoras dos izquierdosos enganchados ao poder.

Nario dijo...

Funcio, ¿los locales donde se fuman porros tienen que reservar espacio para fumadores?

Alfred dijo...

However, Winston, recreational users may also administer the drug through snorting or smoking by inhaling its vapors when heated; either with tobacco in a rolled cigarette or by heating the drug on aluminium foil from underneath. When heated the heroin powder changes to a thick liquid, similar in consistency to molten wax, and it will run across the foil giving off smoke which the user inhales through a tube, usually made from foil also so that any heroin that collects on the inside of the tube can be smoked afterward. This method of administration is known as chasing the dragon, whereas smoking methamphetamine is known as chasing the white dragon.