Túnel carpiano

domingo, 7 de febrero de 2010

Los que abusan del teclado y del ratón corren el riesgo de sufrir una enfermedad degenerativa de las muñecas, denominada síndrome del túnel carpiano. También sufren esta neuropatía periférica los que abusan de la postura del misionero en sus cópulas, según un estudio científico. Se concluye pues que los que abusan del ordenador y del misionero tienen doble riesgo de deteriorar sus muñecas; especialmente los que abusan del misionero con muñecas hinchables. La explicación física está en el excesivo peso con que se carga a la articulación prolongando esas posturas tan forzadas. El estudio detecta que los viejos tienen mejor sus muñecas, porque tienen menos actividad sexual. No habla para nada de los adultos y jóvenes que abusan del sexo pero descartando la postura del misionero, por tradicional o machista. Cosas de la ciencia, que avanza que es una barbaridad, por lo que todos acabaremos viendo la luz al final del túnel carpiano. Mientras tanto, quizás haya que revisar a qué dedicamos los fondos de I+D.

18 comentarios:

OLGA dijo...

Según los que hacen los estudios no deberiamos hacer ni practicar nada. Pero si ellos mismos son los conejillos de indias con los que llegan a sus conclusiones, tampoco se lo deben de pasar tan mal.

Malpicán dijo...

Rojillo, levo toda a vida practicando a postura do misionero máis que ningunha outra e ata agora nin tiven queixa das afectadas nin teño as muñecas escarralladas.
Tampouco uso tanto o ordenador, se acaso para entrar nun par de blogs ou para baixar algunha película de tipo cultural (de anatomía e esas cousas).
Sen embargo non me importaría romper o antebrazo facendo o amor coa rapaza da foto, que ten un pouquiño máis de flexibilidade que a miña Santa (que se fai iso no salón, tira a parede do cuarto).

xan de couzadoiro dijo...

salud y republica

Susiño dijo...

Yo tengo lo del túnel carpiano, pero no es ni de darle al ordenador ni de darle a la postura del misionero, es de darle a las muñecas, izquierda y derecha, en mis vicios solitarios, sobre todo cuando rojillo pone estas fotos que asustan a Asun.

Siro dijo...

La luz del túnel está al principio, no al final.

Esquizo Frénico dijo...

La chica
se va a romper,
a no ser
que sean
dos pegadas,
es malo
estar así
cabeza abajo,
algo no
está bien
en la cabeza
abajo.

Felipe dijo...

El despacho de mi jefe es carpiano, como el túnel, porque la encargada sale siempre con los pelos como escarpias.

Berta dijo...

Felipe, Misionero del Paraguay, la única que prefiere el misionero es Belén, porque le gusta que le den todo hecho. Bea, que es medio amazona, es más de montar y montarla. Yo todavía no he descubierto mi postura favorita, por eso pruebo todas, a ver si me ayudas a escogerla. Tus tres BBB.

Funcio dijo...

Cando as obras públicas de Galicia as levaba aquela chica, no goberno da oscuridade, facíanse túneles a esgalla, reventando as entrañas da nosa terra e provocando claustrofobia aos nosos condutores. Hoxe as novas estradas son máis rápidas e luminosas, non se fan costosos túneles e as carreteras suben, baixan e contornean as serras do país, para que os galegos disfruten da beleza das nosas paisaxes. Xa non hai que conducir por túneles carpianos para ocultar os luxosos vehículos oficiais dos sátrapas.

Nario dijo...

Funcio, ¿es verdad que los viejos túneles se alquilan a propietarios de bodegas de Cambados?

Galeno dijo...

Rojillo sabe de política, pero por dar la visión de un profesional de la medicina, hoy ilustraré a todos sobre el síndrome del túnel carpiano. Efectivamente, es una neuropatía que ocurre cuando el nervio mediano, que abarca desde el antebrazo hasta la mano, se presiona o se atrapa dentro del túnel carpiano, a nivel de la muñeca, sobre todo debido a un exceso de masturbación desde la etapa preadolescente, incrementado delante del ordenador durante la etapa de madurez, con el visionado continuado y abusivo de películas pornográficas en versión original. El nervio mediano controla las sensaciones de la parte anterior de los dedos de la mano (excepto el dedo meñique, que va por libre y se mete a menudo donde no debe), así como los impulsos de algunos músculos pequeños en la mano que permiten que se muevan otros dedos, incluido el pulgar (dedo envidioso donde los haya, que no soporta los placeres que da y recibe el dedo índice). El túnel carpiano es un espacio hostil, un pasadizo estrecho, lúgubre y rígido entre el ligamento y los huesos en la base de la mano, por donde discurren, sin ton ni son, los nervios y los tendones de clase media o medianos. Está delimitado por los huesos pisiforme, ganchoso, escafoides, gafotas y trapecio, y por el ligamento denominado retináculo flexor, también conocido como Eulogio. A través de este túnel discurren cuatro tendones del músculo flexor común superficial de los dedos de la mano, cuatro tendones del músculo flexor común profundo de los dedos de la mano y el tendón del músculo flexor largo del pulgar, es decir, se trata de un túnel muy concurrido, especialmente durante los fines de semana. Cualquier proceso de ocupación ilegal del espacio (inflamación de alguno de estos tendones, presencia de líquido, inquilinos indeseados, okupas, jóvenes del botellón, prostitutas sin papeles, conductores sin seguro, etc.) provoca la disminución de espacio y el atrapamiento del nervio. Algunas veces, el engrosamiento de los tendones irritados u otras inflamaciones estrechan el túnel, lo hacen más intransitable y hacen que se comprima el nervio mediano, por otra parte un nervio muy incomprendido. El resultado puede ser dolor, debilidad o entumecimiento de la mano y la muñeca, irradiándose por todo el brazo, cabeza, tronco, extremidades inferiores y vecinos del paciente. Aunque las sensaciones de dolor pueden indicar otras condiciones, el síndrome del túnel carpiano es de las neuropatías por compresión más comunes y ampliamente conocidas, en las cuales se comprimen o se traumatizan los nervios periféricos del cuerpo, como consecuencia de una vida sexual poco saludable en regiones también periféricas, como Galicia o Asturias.

(Continúa…)

Galeno dijo...

Los síntomas del síndrome del túnel carpiano generalmente comienzan gradualmente y se manifiestan con sensaciones de calor, calambre o entumecimiento en la palma de la mano y los dedos, especialmente del pulgar, durante la adolescencia, y de los dedos medio e índice, durante la madurez. Algunos pacientes dicen que sus dedos se sienten hinchados e inútiles, como sus mentes, a pesar de no presentar una hinchazón aparente. Los síntomas a menudo surgen primero en una o ambas manos durante la noche, con una sensación de adormecimiento de las puntas de los dedos, originada por dormir con las muñecas dobladas tras haber practicado el misionero más de una hora en idéntico forzamiento y sin pedir explicaciones o excusas. Una persona con síndrome del túnel carpiano puede despertarse sintiendo la necesidad de sacudir la mano, la muñeca o el pene (particularmente en el caso de los hombres). A medida que los síntomas se agravan, los pacientes comienzan a sentir el calambre durante el día, después de cada comida suculenta. La disminución en el pulso de la mano puede dificultar cerrar el puño, agarrar objetos pequeños o realizar otras tareas manuales masturbatorias. En casos crónicos o sin tratamiento, los músculos de la base del pulgar pueden debilitarse o atrofiarse, de modo que el pulgar acabe siempre en la postura de auto-stop, lo que obliga a estar dando permanentemente explicaciones. Algunas personas no pueden distinguir el frío y el calor a través del tacto, igual que hay otras incapaces de distinguir le derecha y la extrema derecha. A veces el dolor se manifiesta en la parte superior de la mano y muñeca, otras veces, la muñeca y la mano se quedan dormidas después de los orgasmos. Los síntomas suelen aparecer en sujetos cuya ocupación laboral incluye la realización de movimientos repetitivos de la muñeca (oficinistas, funcionarios, carteristas…), lo que puede provocar inflamación ligamentosa, compresión nerviosa y falta de comprensión de los compañeros, aunque otras causas como fracturas o lesiones ocupantes de espacio también pueden estar en el origen de su desarrollo, pero a nadie le importan. La clínica aumenta con la actividad de la muñeca afectada (habitualmente la dominante) y puede remitir sacudiendo o masajeando la muñeca o elevando el miembro afectado (por mejora del retorno y descompresión); entendiendo por miembro afectado el que están pensando. Si progresa lo suficiente el síndrome, puede provocar atrofia de dicha musculatura, denominada eminencia tenar o evidencia palmar, que limita de manera importante la funcionalidad de la mano afectada, por lo que se recomienda alternar las manos en los ejercicios de masturbación cotidiana y realizar la postura del misionero sólo los sábados y festivos.

Siro dijo...

Algunos sufren el síndrome del túnel del tiempo.

Sonia dijo...

Ritita, deja ya de dar saltitos y hacer posturitas raras, que te despeinas.

Felipe dijo...

La encargada un día intentó hacer el pino en el despacho de mi jefe (para chupársela boca abajo), se pegó una buena ostia y estuvo tres meses de baja y con collarín.

Bea dijo...

Felipe, Acróbata del Circo del Sol, dice Berta que el acueducto de la de la foto lo hace ella mucho mejor, con más apertura de ángulo y doble voltereta de entrada. Belén y yo creemos que lo hace sólo para llamar tu atención y tomarnos la delantera, aunque sabemos que no te gustan las payasadas. Tus BB + B.

Funcio dijo...

Non digo eu que non quede algún funcionario tolo, afetado do goberno desquiciado polo vento, que adoute a postura da rapaza da foto no seu posto de traballo; nembargantes a maioría, trala aplicación inmediata do Plan Ergonómico da Xunta da Doble E (Eficacia e Eficienca) estamos perfetamente sentadiños todos da mesma maneira e colocados uniformemente, ou mirando para o póster das gaivotas ou mirando para os ollos do administrado.

As cadeiras da empresa de Silleda, Pepergo S.A. -creada ex profeso para o plan- son tan cómodas que os administrados nos piden poderen se sentar nelas namentras lles resolvemos os seus trámites nun pisplás.

Nario dijo...

Funcio, ¿sabías que el cursillo de Conductas posturales III da una charla Bea Mato?