Iglú berlinés

miércoles, 10 de febrero de 2010

Berlín es una de las ciudades más simbólicas de la globalización capitalista; una de las que mejor ha conjugado patrimonio cultural y urbanismo de vanguardia; una de las que mejor ha sumado inversión pública y financiación de las multinacionales en su remodelación morfológica. Pero, en el Berlín de los ricos también hay pobres; en el Berlín de los edificios majestuosos hay un iglú. Al mendigo Horst se le ha ocurrido aprovechar las copiosas nevadas caídas sobre la capital alemana para construirse un iglú junto a la parada de metro de Nollendorfplatz, en el céntrico barrio de Schöneberg. Ahora, el Berlín de los 365 museos, la Puerta de Brandeburgo, el Muro, la Potsdamer Platz, la Berlinale de cine, la Love Parade, etcétera, etcétera, tiene otra atracción turística: el iglú de Horst. La recaudación es destinada a ayudar a otros sin techo y a comprar alcohol para sobrellevar el frío berlinés. Como dice Norman Mailer, "el capitalismo tiene su debilidad incorporada, porque el capitalismo es codicia; lo que lo hace vigoroso es que hay creatividad mezclada con la codicia; parece estar demostrado que el capitalismo logra mayor creatividad que el socialismo, sin embargo lo hace a un costo previsible, que es que la codicia se vuelve primordial". Horst no habita su iglú. Cada cosa en su lugar, el iglú en el Polo Norte, aunque, al paso que vamos, los excesos capitalistas responsables del cambio climático nos van a dejar sin polo y sin iglú.

13 comentarios:

Salustiano dijo...

Es una pregunta concreta: ¿sabe usted si hay iglús de protección oficial?

Es que mi mujer siempre tiene calores y nuestra economía siempre está helada.

Un iglú céntrico y económico sería la solución, no importa que sea pequeño, no tenemos ni hijos biológicos ni niños esquimales adoptados.

Alfred dijo...

You know, rojillo, that the area around Nollendorfplatz has been a centre of gay life in Berlin since the 1920s and early 1930s during the Weimar Republic. The Eldorado Night Club on Motzstraße was closed down by the Nazis on coming to power in 1933. The painter and printmaker Otto Dix used patrons of this establishment as subjects for some of his famous works. Christopher Isherwood lived just around the corner on Nollendorfstraße. This apartment was the basis for his book Goodbye to Berlin and later the musical and the film Cabaret and is commemorated by a historic plaque on the building. Come to Berlin, gays of the World.

Fernando Delacomparsa dijo...

Si hago yo un iglú en la María Pita Platz de mi ciudad, llaman a los bomberos para que lo derritan y llaman a la policía local para que me metan en chirona.

Aquí a los únicos que se les permite construir es a los constructores creativos que se han cargado la ciudad, a la cual ahora llaman la ciudad de las medianeras.

Estos mismos capullos son los que quieren ahora seguir construyendo edificios altos e impedir que se ponga en marcha un Plan General con un urbanismo lógico. A estos capullos le siguen el juego otros no menos capullos, los peperos de medio pelo, los amigos de los especuladores.

Deleg. Estudiantes Humanidades dijo...

Creo haber pillado la dinámica de este blog. Los comentarios pueden, o no, estar relacionados con el post.

Llega el kiwi en almíbar
Aseguran que "se podría comercializar perfectamente"
Santiago de Compostela, 8 Feb. (EUROPA PRESS)

OLGA dijo...

I want to go to Berlin, and New York, and Amsterdam, and everywhere.
Que blog tan políglota!

Canuto dijo...

Yo estuve en la Love Parade del 2006. Es una pasada. Todo es música house y techno. Hay más bronca en el desfile que en los conciertos. En los camiones hay más megavatios que en cualquier macroconcierto del Bernabeu o del Nou Camp.

Básicamente la fiesta se desarrolla alrededor de los camiones, que llevan Dj's famosos y están patrocinados por clubs. Llevan bailarines en la parte superior y altavoces en los laterales o la parte trasera.

Allí uno puede seguir a un camión con la música que prefiere o quedarse en un sitio y dejar que la música venga a ti.

Todo es exhibicionismo de la gente, algunos llevan cosas de cuando eran pequeños como chupetes o máscaras. La gente está sentada o bailando en las farolas, árboles, paneles de anuncios, cabinas... Un año de estos vuelvo.

Deleg. Estudiantes Humanidades dijo...

Han expulsado a Arturo por mala conducta, el "macho alfa" de GH.

Winston dijo...

Dear Canuto, the Love Parade was initially held as a political demonstration to save costs, however it is organized by two companies set up just for the Love Parade. The name of the demonstration, Love Parade, is a registered trademark and the organizing companies have been busy getting license fees for the use of their name. This not only included merchandise and CDs but also fees for participating clubs, vendors of soft drinks and the like along the streets and even broadcasting fees for the TV stations MTV and Germany's counterpart, VIVA, along with, for the first time, Germany's RTL 2. Love Parade 2006 was the first time in that Berlin's RBB did not broadcast direct from the Siegessäule. Due to this there was a dispute between the organizers and the city of Berlin every year about the status of the Love Parade and who should bear what costs. Finally in 2001, the courts ruled that the Love Parade had to be held as commercial event. In 2004, the organizers claimed they do not have the necessary funds anymore to host it again. Since there are numerous other Love Parade-like but commercial events in Germany, there are speculations that the funding is not, or at least is not the only reason, for the cancellation, the other being the fast dropping number of participants.

Siro dijo...

Frío en el corazón.

Felipe dijo...

El whisky con hielo es la bebida preferida de mi jefe. A veces la encargada al salir de su despacho aún trae algún cubito entre las tetas.

Belén dijo...

Felipe, Candil de la Aurora Boreal, los cuatro metidos en ese iglú íbamos a generar tanto calor que se iban a derretir los icebergs del Polo Norte. No seas cabezón como el capitán del Titanic, no choques contra los elementos naturales. Tus tres BBB titiritando.

Funcio dijo...

Na etapa das glaciacións, co goberno xélido, na Xunta facía un frío de carallo. Aforraban na calefacción dos funcionarios e o gastaban todo en alfombras, bambúes, estanterías, jacuzzis e demáis luxos nos despachos dos xefes. Agora temos un ambiente permanentemente caribeño: sempre vai calorcito, escóitase música reggae no fío musical de seguido, algunhas funcionarias usan sandalias ou chanclas todo o ano, moitos funcionarios levan postas bermudas con estampados exóticos, algunha laboral atrévese con pareos sinuosos, os Service Chiefs sudan a cotío, nos descansos tómanse banana splits e mojitos e sempre pasa algún dicindo aquelo de "me estás estresando…".

Nario dijo...

Funcio, pues yo en mi nuevo despacho-sauna perdí ya seis kilos.