No hay que irse a Chile

viernes, 29 de enero de 2010



Los chilenos hace 20 años echaron a Pinochet, el de los 30.000 torturados y asesinados. Los chilenos, 20 años después, eligieron democráticamente a Piñera, multimillonario de derechas, apoyado por más de la mitad de los votantes y por los fanáticos del dictador. Fair play aparente en la noche electoral. No obstante, se oyeron cánticos como: "General Pinochet, este triunfo es para usted" o "Comunistas, maricones, les matamos los parientes por huevones". No hay que irse a Chile, Orense está aquí al lado. Las consignas reaccionarias no salen de la garganta, sino de las vísceras. De los cánticos chilenos, me quedo con el Canto General de Neruda.

5 comentarios:

Deleg. Estudiantes Humanidades dijo...

Cada día me gustan más las matemáticas. No entiendo qué tiene que ver Chile con Ourense, excepto la producción vitivinícola y que ambos nombres terminan en 'e'.

Rita dijo...

Rojillo, a veces entro en tu blog y me siento como la chica de la foto. Un beso.

estrella dijo...

joder!!!!!! qué miedo!!!! que Chile haya olvidado tan pronto, que los chilenos hayan caido en el discurso fácil, teniendo tantos muertos en los armarios todavía. Lo de Orense es guay, LA BOINA NO HA MUERTO, GUERRA AL BIRRETE!!!!!
(que se peleen entre ellos, así se maten)
(sr Rojillo: ten unha falta de asistencia)

Sonia dijo...

Ritita, a otras nos pasa lo mismo pero no vamos camelando al personal, contente, que se te nota mucho.

Chilena dijo...

A pesar de todo, rojillo, a Chile hay que ir siempre, es un país maravilloso, con una gente muy sufrida.