Certezas

miércoles, 2 de diciembre de 2009

Los obispos africanos se han reunido en un simposio de conferencias episcopales y sobre el sida han dicho algunas certezas. Es cierto que el sida no es un simple problema médico. Es cierto que las inversiones en fármacos no son suficientes. Es cierto que el problema no está en un primer plano para los gobiernos. Es cierto que cada vez son más las africanas que se prostituyen para sobrevivir. No es del todo cierto que el problema se solucione sólo con la distribución de condones. No es del todo cierto que la Iglesia sea la primera en atender a los enfermos de sida. No es cierto que el sida se supere con una adecuada educación moral. No es cierto que el sida se frene por la fidelidad conyugal. Es cierto que soy un infiel.

14 comentarios:

Siro dijo...

Prejuicios de prelados.

Belén dijo...

Felipe, Guardián de los Silencios, tenemos la certeza de que tu timidez te impide manifestar tu afición por los deportes de riesgo. Tus monitoras tres BBB.

Felipe dijo...

Mi jefe se come los preservativos de sabores pero no se los pone cuando se tira a la encargada, deduzco que es ella la que toma medidas y así le hace un favor al país, porque un hijo de estos dos podría ser una monada, una mezcla entre King Kong y Chita.

Funcio dijo...

Antes, no goberno da mentira, todo eran incertidumes. Agora, no goberno da verdade, todo son certidumes. Nembargantes hai que estaren alerta porque os de sempre tentan difundir medias verdades e medias mentiras, sabendo do carácter relativista do pobo galego. ¡Xa está ben de troulas: non hai conselleiros e altos cargos gays a tempo parcial!

Nario dijo...

Funcio, ¿verdad que en la Xunta actual cada vez que alguien pregunta "¿es cierto que…", siempre es cierto?

Bar Marcón dijo...

¡OÍDO COCINA!
¡UNA DE ARITOS!
En Bar Marcón recomendamos hoy un plato afrodisíaco: los ARITOS. Hacen falta: 4 anillos de oro de más de 18 quilates, 4 preservativos de talla XXL, 4 cebollas grandes porque el tamaño sí que importa, 2 tazas de harina blanca, pura y no mancillada, 2 cucharadas de pimienta blanca de un país del Este, 2 cucharadas de pimienta negra de un país de África, una clara de huevo y parte del otro, sal al gusto del cliente que para eso es el que paga, un comino cuya marca importa un comino, aceite vegetal o Johnson. La preparación es simple como todo lo relacionado con el sexo: picar las cebollas en aros delgados sin llorar; desechar los centros de cada aro y tirarlos al cubo de residuos orgánicos; si uno no es de los que tiran las cosas, guardarlos a buen recaudo para otra receta en lugar fresco y solitario para que reflexionen; mezclar la harina blanca con la sal blanca y la pimienta negra, ya que se lleva el blanco y negro esta temporada; colocar la mitad de esta mezcla en cada uno de los preservativos resistentes, si puede ser que sean de colores diferentes para calcular mejor el reparto y para dar colorido al plato; batir despacito y suavecito la clara de huevo; rascarse despacito y suavecito un huevo; pasar cada arito con cautela por la clara; meter cada arito en el preservativo, dejando que quede aire dentro del mismo, a diferencia de lo que se debe hacer en otros casos; agregar las otras mitades de la mezcla de harina, sal y pimienta, ahora blanca; mover apasionadamente de atrás hacia delante y viceversa, de modo que los aritos queden bien enharinados; meter los cuatro anillos de oro en los preservativos para darle un toque de clase; sacar los aritos y la mezcla de los preservativos; adecentar los preservativos; freír los aritos con el aceite también bien caliente; tras la explosión orgásmico-culinaria, escurrir con papel absorbente; meterlos de nuevo en los preservativos aseados; servir sin complejos y de modo desinhibido; tener cuidado al morder los anillos, son sólo para chupar.

Akito dijo...

Sayonaravengokitofotomanosculoymevoy

Asun dijo...

Señor Armas, es el colmo que para hablar de lo que han dicho los obispos de África tenga usted que poner una foto pornográfica.
Llevaba unos días correctos en este capítulo pero es usted incorregible.

Calatrava dijo...

Asun, entérate, tía, la foto no es pornográfica, es una foto didáctica y matemática: las seis manos indican la necesidad de tres condones.

Esquizo Frénico dijo...

Ella siente
que las manos
la aprietan
sobran manos
hay más hombres
en la oscuridad
hay peligro
ella lo sabe
pero lo busca

Belén dijo...

Felipe, Presidente Máximo del Macroconsejo de Administración, las tres estamos de acuerdo: queremos la fusión contigo, la sede nos da igual (tu casa, la nuestra, tu oficina...).

Saludos cordiales de tus tres socias BBB.

Felipe dijo...

A mi jefe le vuelven loco los aritos del Bar Marcón.

Funcio dijo...

O ambiente de traballo inflúe directamente no ánimo persoal e na familia. Antes, no goberno do libertinaxe descontrolado, os funcionarios estabamos desnortados en canto ao sexo. Agora, no goberno da liberdade controlada, todos sabemos que non existe o sexo, existe o amor e o seu fin, como diría Dona Pilar, é a procreación. Así pois o que aforramos en preservativos e campañas para promover o seu innecesario uso o adicamos ás empresas produtivas deste país, aínda que algunhas tiveran problemiñas coa xustiza.

Nario dijo...

Funcio, ¿tú sabe por qué mi ordenador pita si escribo condón?