Pornógrafo

domingo, 8 de noviembre de 2009

Pornógrafo es el autor de pornografía. Una obra pornográfica es, según la RAE, una obra artística de carácter obsceno. Obsceno es, según la RAE, algo impúdico o que ofende al pudor. Pudor es, según la RAE, la vergüenza o el recato. El recato tiene que ver con la moral. Un pornógrafo es un sinvergüenza. Hasta ahí de acuerdo, pero, una fotografía sólo es pornográfica cuando muestra imágenes sexuales violentas o discriminatorias de cualquier género, al margen de que sean más o menos explícitas, pues la explicitud depende del pudor de los observadores. A los observadores hinduistas las escenas con cópulas en los relieves de sus templos no les parecían pornográficas. A los observadores griegos las escenas con cópulas de los vasos y jarrones no les parecían pornográficas. A los observadores romanos las escenas con cópulas en los frescos de Pompeya no les parecían pornográficas. A los observadores cristianos medievales y modernos las escenas amorosas en general les parecían todas pornográficas. Al poco de nacer la fotografía, ya había daguerrotipos considerados pornográficos, muchos de ellos menos eróticos que la Santa Teresa de Bernini. Los fundamentalistas cristianos e islámicos rechazan la pornografía por inmoral. Las fundamentalistas feministas rechazan la pornografía por degradante para la mujer. Los fundamentalistas de las dictaduras rechazan la pornografía por libertaria. Salman Rushdie advierte que la aceptación de la pornografía es un síntoma de avance democrático. No se pueden poner puertas de pudor al campo del arte.

20 comentarios:

Genitivo Latino dijo...

Los respaldos de madera en los asientos de los frailes también contenían pornografía, generalmente escenas de alegre sodomía. Cada uno encargaba el tema que más le gustaba para su cátedra, y quien lo heredaba... allí se sentaba. Ja, ja, ja!

Pink lady dijo...

¡¡Viva el pornooooooooooo!!!

Rita dijo...

A algunas no les salen precisamente perlas de sus bocas y sin embargo entrar les entra de todo.

Galeno dijo...

La adición a la pornografía no es solamente un vicio sino también una enfermedad. Como vicio que lo traten los curas y psicólogos; como enfermedad daré mi opinión profesional. Se trata de una enfermedad de retransmisión sexual que no tiene la misma radiodifusión en todos los países o comunidades autónomas. Pongamos por caso el País Vasco, donde es especialmente grave y donde recibe el nombre local de gonorrea, en Guipúzcoa y Vizcaya, o blenorrea, en Álava. La gonorrea es una uretritis gonocócica, también llamada blenorragia cuando la peli porno que la causa es singularmente guarra y lleva subtítulos en euskera. Algunas gonorreas son provocadas por actrices como Jenna Jameson o Cicciolina, otras lo son por la Neisseria Gonorrhoeae, una puta bacteria o viceversa. Un vasco contagiado pasa la bacteria a una vasca matriarca en uno de sus múltiples polvos de caserío, en el caso de vascos rurales y de bajo nivel cultural, o coitos, en el caso de vascos urbanos y de alto nivel cultural. La bacteria infecta en primer lugar el epitelio columnar de la uretra y el endocérvix, aunque también puede atacar, en el caso de vascos muy tradicionalistas, lugares no genitales como el recto, la faringe, la conjuntiva de los ojos y las falanges de las JONS. La bacteria, porque ella es así, tampoco desprecia la infección de la vulva y la vagina de las mujeres, puesto que se trata de zulos oscuros y con células epiteliales, si bien en las mujeres de alto standing la cérvix es el primer sitio usual de infección, particularmente en Bilbao y área metropolitana. En los hombres vascos los síntomas aparecen entre los 2 y 21 días después de haber fornicado tras una comida opípara sólo para hombres; el síntoma más frecuente es una excreción uretral mucosa blanquecina o purulento-amarillenta, ubicada en la punta del pene (científicamente puntapolla); otros síntomas son dolor al orinar, sensación de quemazón en la uretra, o de quemazón de autobuses urbanos, y dolor o inflamación de los testículos tras una derrota del Atlhetic. En el varón de Rh vasco este germen provoca uretritis, prostatitis y prostibulitis. En las mujeres vascas los síntomas se suelen cursar de forma asintomática, en la Universidad de Deusto, sin embargo, pueden presentarse síntomas tales como una excreción vaginal, aumento de ganas de orinar en lugares públicos y molestias urinarias debidas a la lencería de marca (disurias en euskera); la expansión del germen hacia las trompas de Falopio puede producir dolor en la zona baja del abdomen y en la Rioja alavesa, además de encogimiento en las partes más frías de Euskadi, fiebres y náuseas al escuchar a políticos del PP hablando del tema. También produce vaginitis y cervicitis, si se abusa de la cerveza, además de endometritis, salpingitis, salpijitis en las adolescentes de familia bien y enfermedad inflamatoria pélvica aguda, si el polvo causante y la película que lo incitó fueron brutales. La gonorrea provoca enrojecimientos generales en el área genital y enrojecimientos por rubor en la cara de la paciente durante meses al entrar al vídeo club a coger más películas pornográficas.

Siro dijo...

El Telediario es pornográfico, el sexo no.

Esquizo Frénico dijo...

Los labios
negros
tragan
una perla
blanca
por placer
con dolor

Felipe dijo...

A mi jefe, si lo invitan a unas docenas de ostras, las engulle sin mirar si tienen perlas o no, se las come hasta con toxina.

Berta dijo...

Felipe, Corsario de los Mares del Sur, si atracas en Felipeport, capital de esta isla con forma de corazón, te daremos el mapa de nuestros tesoros y serán para ti las perlas más preciosas. Besos de tus tres bucaneras BBB.

Funcio dijo...

Onde hai orde e respeto a xente non pensa na pornografía. Durante aqueles lonxanos anos de goberno bipolar nos que todo foi despipote e desenfreo na cúpula do sistema, as funcionarias, para caerlle ben aos mandos de cerebro erotizado, viñan todas con minifaldas cada día máis curtas e con escotes cada día máis longos. Menos mal que aquelo acabou axiña, pois as faldas estaban a piques de ser substituídas por minishorts e os escotes por transparencias. Hoxe as funcionarias veñen como teñen que vir.

Nario dijo...

Funcio, ¿es verdad que han encargado uniformes para las funcionarias con cuello vuelta y gallinas azules en la espalda?

Susiño dijo...

A mi lo que más me gusta de la pornografía son las tetas, es que yo era adolescente en la época del destape (Victoria Vera, Susana Estrada, Ágata Lys…).
Biquiños en los pezones a todos/as/as/as/as.

Anita dijo...

Me tomo todos los días, desayuno y cena, un par de perlas cultivadas, por prescripción médica, para evitar la ansiedad en general y las ansias de riqueza en particular.

Guillermo dijo...

Hay que crear pronto una Facultad de Medicina en La Coruña, que sino en Santiago siguen saliendo titulados como Galeno.

Morris dijo...

Guille, creo que estás confundido con Galeno, ya que esa capacidad de erudición literaria, a la par que científica, es más propia de licenciados por prestigiosas universidades privadas, norteamericanas u opusinas.

Malpicán dijo...

Rojillo, cando empezaron as películas porno en vídeos recordo que quedabamos na casa dun armador de Malpica uns cantos amigos para disfrutar do séptimo arte. Sempre había unha boa cena, bó viño e despois uns cubatitas para ver no salón películas de títulos que xa esquencín pero con guións inolvidables.
Eu voltaba despois para a casa e cumpría coa miña Santa coma se fora Pamela Anderson. Os máis mozos e solteiros (tamén algún casado), antes de volver para a casa, pasaban polo puticlub da gasolinera.
Eran épocas de cine e rosas.

Asun dijo...

Señor Armas, usted dirá lo que quiera pero la mitad de las fotos de este blog son pornográficas y la otra mitad raras excepto alguna que puso de niños.

Santiago Asegura dijo...

De la pornografía solamente me interesa el hardcore, es decir, el porno más extremo, el que muestra explícitamente, sin tapujos, como se folla, por vía vaginal, anal, oral o autovía. Soy un fan de los aparatos o juguetes sexuales exóticos, aunque en ocasiones me encanta visionar el uso de todo tipo de utensilios cotidianos de cocina. Me interesa tanto el hardcore heterosexual, como el homosexual, lésbico, bisexual, transexual o interracial. Tengo también mis limitaciones, por ejemplo la zoofilia solamente me gusta si se practica con animales salvajes y que no se hallen en peligro de extinción.

Rosita dijo...

Si soy capaz de ver una película porno sin tener pensamientos impuros, no es pecado.

Siempre fui muy ingenua, antes pensaba que en esas películas copulaban para reproducirse.

Belén dijo...

Felipe, Ángel de Dios, danos una señal o empezaremos a pensar en el sexo de los ángeles. Besitos angelicales de tus tres BBB.

Felipe dijo...

La escenita de mi jefe montando a la encargada en su despacho, debajo del cuadro de La última cena, ¿es cine porno?, ¿es cine religioso?, ¿es un documental de la National Geographic?