Parroquias

martes, 24 de noviembre de 2009

Crisis, crisis de vocaciones. En España hay más de 20.000 parroquias. Más de 10.000 parroquias no tienen cura párroco. La media de edad de los curas párrocos ronda los 65 años. Las parroquias, como las pirámides demográficas del país, sufren despoblamiento y envejecimiento. El futuro pinta negro sotana para las parroquias. No sabemos si en las parroquias con cura los parroquianos son más o menos felices que en las parroquias sin cura, aunque, como decía Sigmund Freud, "existen sólo dos maneras de ser feliz en esta vida: haciéndose el idiota o siéndolo". No sabemos si los viejos parroquianos prefieren o no a curas viejos para sus parroquias, aunque, como decía Jonathan Swift, "todo el mundo quisiera vivir largo tiempo, pero nadie querría ser viejo". No sabemos si a los curas viejos les preocupa o no que se acerque el momento de dejar las parroquias e irse a la parroquia eterna, aunque, como decía Santa Teresa de Jesús, "quien a Dios tiene, nada le falta, sólo Dios basta". Sabemos más bien poco sobre las parroquias.

11 comentarios:

Siro dijo...

Los curas no curan.

Felipe dijo...

Mi jefe el día de su bautizo se escurrió de las manos del párroco porque ya pesaba 20 kilos. La pila tenía poca agua y se dio un ostión en la cabeza del que ya no se recuperó.

Belén dijo...

Felipe, Pájaro Espino, lo que tu digas es dogma de fe para nosotras y sólo a ti confesaremos nuestros pecados, siempre venéreos… perdón, siempre veniales. Besan tu anillo las tres BBB.

Funcio dijo...

O pobo galego nunca entendíu o desprezo dos nosos párrocos por parte daqueles gobernantes herexes de antano. O pobo galego demandaba unha recuperación do espíritu católico tradicional na vida pública. Atendendo aos intereses do pobo galego, figuran en tódalas RPTs unha praza de capellán, nivel 28, e unha praza de sacristán de apoio, nivel 16. As oracións de Dona Pilar deron os froitos desexados, grazas a Deus.

Nario dijo...

Funcio, una prima mía, que es monja, ¿podría concursar a las plazas de apoyo al capellán, por aquello de la igualdad?

Bakunin dijo...

El párroco o urraca, también conocido como picaraza o marica, es una especie de la familia de los córvidos de las más comunes en España hasta una altitud no superior a los 1.500 metros, de ahí que en las parroquias de alta montaña ya no queden. Destaca por su presencia oscura, por su voz con un matraqueo áspero y repetitivo, y por su voracidad, pues se trata de un omnívoro que come de todo lo que le dan.

Asun dijo...

Señor Armas, desde luego la labor que hacen los sacerdotes en las parroquias no la hacen los políticos. Los sacerdotes no solamente están para decir misa ya que también ayudan a los más pobres, dan consuelo a los enfermos, confiesan a los que se lo piden, acompañan a los familiares cuando alguien fallece, aconsejan a las personas mayores, etc. etc. Cuando se va un buen párroco todos los feligreses lo sienten mucho y lo echan de menos, eso no pasa con los políticos.

Sinda dijo...

Me sale más barato el cura párroco que el psiquiatra.

Malpicán dijo...

Rojillo, a miña relación có señor cura de Malpica é moi boa. Eu non me meto na súa vida e el non se mete na miña. Eu sei dalgún dos seus pequenos pecados e el sabe dalgún dos meus, pero todos son perdonables e perdonados, pois unha vez cada dous meses paso polo confesionario e falamos de tú a tú de modo diferente a como o facemos na taberna. Na taberna os dous falamos de Zapatero, de Rouco, do Real Madrid, do alcalde, das rapazas da vila e doutras cousas menores. No confesionario falamos de cousas que non se poden facer públicas polo secreto de confesión.

Galeno dijo...

El parroquitismo es una enfermedad producida durante la niñez por un defecto nutricional, por haberse dedicado mucho más al catecismo en la parroquia que a alimentarse bien en casa. Provoca deformidades esqueléticas y mentales. El parroquitismo es causado por un descenso de la mineralización de los huesos y cartílagos, debido a niveles bajos de calcio y fósforo en la sangre, y por una mineralización excesiva de parte del cerebro. Cuando el cuerpo carece de vitamina D es incapaz de regular adecuadamente los niveles de calcio y fosfato y se deja influenciar por cualquier cura de pueblo. Si los niveles sanguíneos de esos minerales disminuyen, las otras hormonas corporales pueden estimular la liberación de calcio y fosfato desde los huesos al torrente sanguíneo para elevar los niveles culturales del individuo. El parroquitismo es el responsable del reblandecimiento progresivo de los huesos, y no la masturbación como dicen los curas. Los casos de parroquitismo ocurren por falta de vitamina D en la dieta o por trastornos de mal absorción caracterizados por una deficiente absorción de grasa y de las ideas laicas. Una carencia dietética de calcio y fósforo puede también causar parroquitismo y vergüenza. El parroquitismo como producto de una carencia dietética de estos minerales es poco frecuente en los países desarrollados no ibéricos.

estrella dijo...

como me gusta que se meta (un poquito, que tampoco se pasa tanto) con la iglesia, sr. Rojillo! de todo lo que (dicen) hacen los curas en las parroquias, que sigan dando misa para quien quiera ir, lo demás es intromisión, que dejen a las instituciones públicas trabajar. pido mi excomunión, no quiero saber nada de ellos, que me dejen en paz.
Bess a todos.