Ñ

sábado, 21 de noviembre de 2009

En español la letra ñ es importante. Para comprobarlo, un ejemplo a partir de una duda: ¿el Estado y la Iglesia están enconados o encoñados? Según la Real Academia de la Lengua, si están enconados, es que están enfadados o enemistados, pero, si están encoñados, es que sienten atracción mutua o están encaprichados el uno por la otra o la otra por el uno. Si nos fijamos en las manifestaciones con cardenales, arzobispos y obispos contra leyes del Gobierno socialista, en la oposición de los católicos a que los homosexuales se casen, en la bronca callejera de asociaciones fundamentalistas contra la regulación del aborto, en la objeción de padres católicos a que sus hijos estudien Educación para la ciudadanía, en las campañas laicas proclamando la inexistencia de Dios en autobuses urbanos, Estado e Iglesia están enconados. Si nos fijamos en el acuerdo para no revisar los anacrónicos acuerdos con la Santa Sede, en la financiación de la Iglesia mediante la declaración de la renta de todos los ciudadanos, en los funerales de Estado con rito católico, en las tomas de posesión de cargos públicos bajo crucifijo y con mano sobre Biblia, en los días festivos para celebrar fiestas religiosas, en la discriminación positiva de la Iglesia católica en la Constitución, en la obligatoriedad de la oferta de Religión en los currícula escolares, en la apuesta por la enseñanza concertada con centros católicos, Estado e Iglesia están encoñados. Tres décadas después de la Constitución democrática, no sabemos si estamos en un Estado aconfesional o pluriconfesional, pero sabemos que no estamos en un Estado laico. El artículo 16.3 de la misma, dice que "ninguna confesión tendrá carácter estatal", para acto seguido matizar que "los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia católica y las demás confesiones". La Constitución no recoge expresamente la condición aconfesional del Estado. El Tribunal Constitucional ha sentenciado sobre el Estado laico. El laicismo refuerza la democracia, pero no admite medias tintas. Es importante la ñ, ¡coño!

26 comentarios:

Paco Tilla dijo...

Rojillo, no había caído en la importancia de la Ñ, tienes toda la razón.
Un cono te permite jugar y hacer el payaso pero no te da la felicidad, sin embargo un coño puede hacerte muy feliz en el matrimonio, como manda la Santa Madre Iglesia.

Deleg. Estudiantes Humanidades dijo...

José Antonio Pérez Tapias, otro socialista cristiano, sentenció: "Martínez Camino es la muestra de una iglesia que no escucha, sólo condena. Que hace gala de intolerancia y que no es evangélica. Una Iglesia preconciliar que no dialoga con el mundo y menos con las mujeres. La Iglesia no puede imponer su moral a toda la sociedad".
http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Catolicos/PSOE/PNV/rechazan/amenaza/Rouco/aborto/elpepisoc/20091113elpepisoc_4/Tes

estrella dijo...

hoy me he pintado las uñas, me he arreglado el moño, me he puesto mi abrigo de paño,me he adornado con un pañuelo de seda, he ido a tomar unas cañas de cerveza, con un poco de caña de lomo, todo esto en Coruña, Dios! es pecado abusar de la ñ?

Rita dijo...

Si la paloma es el Espíritu Santo de los católicos, rojillo es el gorrión de los espíritus laicos.

Tadeo dijo...

Mi pareja y yo tenemos broncas diarias pero las arreglamos en la cama, que estamos ¿enconados o encoñados?

Galeno dijo...

Si bien la coñitis se suele tratar como una adicción psicológico-obsesiva, es más una afección física, que se define como un proceso inflamatorio de la mucosa del coño, preferentemente femenino. Por lo general -y por lo particular, pues estas cosas son muy íntimas- suele acompañarse de un aumento en la secreción vaginal debida a un exceso de excitación sexual o a una falta de higiene, ambos factores inconfesables. Tal inflamación es causada principalmente por la alteración del equilibrio de la flora y la fauna vaginales, que están ahí no por capricho sino para regular el ph y el ecosistema, sin despreciar la presencia de bacterias y otros microorganismos propios del epitelio vaginal. La etiología más habitual de este tipo de inflamación es la infecciosa y los síntomas más frecuentes el aumento de la secreción o flujo vaginal (conocida en el Pais Vasco como leucorrea) y el aumento del prurito genital (que cada uno tiene la autoestima donde quiere). Ante estos síntomas, hay pacientes que se automedican, es decir, toman la medicación mientras conducen; las hay que se rascan compulsivamente, provocando situaciones que inducen a la confusión sobre sus intenciones; otras buscan la ayuda de profesionales, de la medicina o del sexo. No obstante, la coñitis no es grave y está más que estudiada por los coñólogos, algunos de los cuales, por objeción de conciencia, prefieren llamarle vaginitis.

Sonia dijo...

Pues a mí me gusta más Rojillo que Rojiño. Un besiño.

Susi dijo...

Galeno, reconozco que, a pesar del fondo machista, tu comentario es gracioso... uy, casi se me escapa que es coñón.

Bertiño dijo...

Estar encoñado suele ser un problema pero yo tengo otro problema añadido porque estoy encuñado, me trae loco el coño de mi cuñada.

Pibe dijo...

No digo que no me atraiga el sexo pero yo lo que tengo desde hace unos años es encoñacmiento, bebo tanto coñac que me olvido de follar con la parienta, y mira que antes estaba encoñado.

Asun dijo...

Señor Armas, los funerales, las misas, la educación religiosa en la escuela y los símbolos cristianos deben ser conservados y protegidos por cualquier partido que gobierne España, ya que este es un país católico como se recoge en la Constitución gracias a que Fraga lo metió así en ella.

Bakunin dijo...

Los ministros meapilas de este gobierno no quieren saber qué coño es el laicismo y las ministras meapilas de este gobierno se pasan por el coño el laicismo.

Pemán dijo...

Por interés cultural me hubiese gustado haber conocido el coño de la Bernarda.

Siro dijo...

El laico duda, el devoto no.

Berta dijo...

Felipe, Nuncio de Su Santidad, ansiosas te recibiríamos en el Monte del Gozo, a no ser que prefirieses buscar el gozo en otro monte u optases por gozar del Monte de Venus de cada una de nosotras, tus tres BBB.

Felipe dijo...

Mi jefe está encoñado con la encargada, que en vez de clítoris debe tener un imán, y, como él tiene el miembro ortopédico, pues ahí está la explicación del encoñamiento.

Funcio dijo...

Galicia é única: unha única cidade, un único alcalde, un único partido, unha única caixa de aforros, unha única autopista, unha única facultade de medicina, un único aeroporto internacional, un único equipo en primeira, unha única televisión, un único periódico, unha única catedral e, por suposto, unha única fe verdadeira en Dios e nos seus únicos sucesores nesta terra mítica e única.

Nario dijo...

Funcio, a los que somos únicos nos dan puntos, pero ¿sabes si por acudir a la misa diaria dan justificante de asistencia o vale con la foto general que saca el bajito ese del gabinete?

Enchu dijo...

O jodido eche ser funcionario, vivir no quinto coño (ou sexa en Ribadavia) e ter que estar ás 8.00 dun luns fichando na Xunta, antes de baixar a tomar o cafelito con gotas de caña.

Fado dijo...

Enchu, ¿cuántos llevan recomendación de tu padre en estas oposiciones del Sergas?

Rebe dijo...

¿MÁS DE 40.000 INTERNAUTAS ENTRANDO EN ESTE BLOG?

España no va bien.
Pero qué bien nos lo pasamos.

¡BRAVO, ROJILLO!

Chanquete dijo...

Rojillo, o este post es un poco ñoño o no lo entiendo porque soy muy niño, pero no le veo la importancia a la ñ, aunque digo que será porque tengo pocos años.

Esquizo Frénico dijo...

La ñ es un letra rara
le tengo manía
dichoso rabito.

Bea dijo...

Felipe, Dios de la Virilidad, nos acaba de llegar otra foto tuya, más comprometedora que la de la caja de galletas, ¿ese chico al que coges por el hombro es tu pareja? Besitos de tus tres BBB confusas.

Felipe dijo...

Lo que mi jefe no sabe es que el imán de la encargada provoca aluminosis y corrosión.

Mar Barcón dijo...

IMPRESCINDIBLE... la ÑÑÑÑÑÑ!. Y más imprescindible aún tomar alguna decisión de calado en los acuerdos con la Iglesia católica, la Santa Sede y demás...