Mariquitas

domingo, 29 de noviembre de 2009


Los homosexuales italianos han lanzado una campaña para insistir en que el condón protege del sida. Tres carteles ingeniosos: una monja, dos gays y dos mariquitas. Tres lemas ingeniosos: rezar no es suficiente, el amor no basta y la fortuna no sirve.



Los gays del cartel supongo que habrán dado su autorización y estarán encantados de ser la imagen pública de su colectivo; la monja supongo que será una modelo y la congregación correspondiente siempre puede denunciar a los promotores de la campaña; pero, las mariquitas pilladas in fraganti copulando no tienen defensa posible, si no están de acuerdo con que se vulnere su intimidad o con que se las identifique con los homosexuales; ni siquiera Amnistía Animal las defendería ante un posible ataque de mariquitofobia. Esto es lo que está pasando en Italia: se polemiza y se hacen gracias sobre los carteles, cuando lo grave es la homofobia por parte de los bienpensantes seguidores del caballero Berlusconi y los bienpensantes seguidores del caballero Ratzinger.

19 comentarios:

Mar Barcón dijo...

Efectivamente, en carteles un cien, pero en homofobia y censuras varias, otro cien... Italia, en su encrucijada...Quizá deberíamos aprender del ejemplo italiano; Italia es ese país donde un día dijeron que "los políticos" y los partidos convencionales no garantizaban la transparencia ni la democracia.. y en eso llegó "il cavalieri"...

Rodolfo dijo...

Unos 15.000 homosexuales alemanes fueron capturados por Hitler y enviados a los campos de concentración, donde se les identificaba por un triángulo rosa invertido. Más de 10.000 murieron a manos de sus guardias o compañeros de cárcel. No demos ideas a Berlusconi.

Moncho de Moeche dijo...

A min as recomendacións relixiosas non me importan demasiado pero as recomendacións sanitarias sí que me importan. Dende que hai uns anos os de Sanidade dixeron que había que usar preservativo cando se fai o amor eu sempre o fago, o que pasa é que aínda me dura a primeria caixa de 12 unidades que compréi no Carrefour e teño que preguntar se caducan ou non.

Asun dijo...

Señor Armas, esos carteles son de mal gusto y en ellos se falta al respeto de las creencias religiosas y morales de la mayoría de las personas. Si el Sida afecta a esos grupos de individuos que llevan una vida sexual desordenada pues que tomen precauciones pero que no hagan campañas llenando las vallas con imágenes vulgares e inmorales.

Siro dijo...

Preservar la moral, no el contagio.

Felipe dijo...

Por lo visto con la encargada mi jefe no es homosexual, sin embargo es un maricón que no se cansa de dar por culo al resto de sus empleados.

Berta dijo...

Felipe, Rey de Bastos, con los demás con, pero contigo, si tu quieres, sin… Besos de tus tres BBB.

Funcio dijo...

Na Xunta da modernidade, o asunto da homosexualidade é un tema tabú, sobre todo en dúas consellerías, aínda que habelos hainos en todas elas. Ninguén se atreve a falar do ramalazo como movemento de vangarda cultural ou como unha maneira educativa de facer país, daquela, estou mellor caladiño, abur.

Nario dijo...

Funcio, calladito voy a sustituir el póster de los caballos de la Capelada de Turgalicia por el de las mariquitas italianas, a ver cuánto dura.

Lulú dijo...

La mayoría de la gente se piensa que en homosexualidad la parte homo significa hombre y en realidad significa igual, es decir, sexo entre iguales no entre hombres. Por eso a las lesbianas se nos incluye en el colectivo homosexual.

Malpicán dijo...

Rojillo, eu non digo que cada quen faga o que queira en materia de sexo, pero se comparamos estas fotos coas das mulatas que poñía vostede antes non hai color.
Xa sei que me van chamar machista cavernícola se digo que tiran máis duas tetas que un par de carretas, pero a min é o que me pasa, eu vexo camiñar a unha boa moza con bamboleo de tetas e cú e se me van os ollos e os insitintos e penso que non fago dano se miro con cariño ese devagar, que para iso se poñen elas como se poñen.
Respecto do de usar preservativo, na casa coa miña Santa xa hai anos que non son precisos, e fora da casa deixémolo así...

Pirulo dijo...

Lo mejor de las mariquitas, aparte de su colorido y de su desinhibición a la hora de copular en cualquier sitio, es que se comen pulgones, cochinillas, pulgas, ácaros, etc. por lo que las mariquitas son muy apreciadas por los labradores, especialmente por los labradores que pierden aceite… en sus tractores.

Camagüey dijo...

Más grave que la homofobia es el SIDA y más grave todavía es su difusión por los países pobres africanos y latinoamericanos.

Pibe dijo...

Felipe, así se las ponían a Felipe II, ¡ATACA, RONALDO!

Mensaje a las tres BBB: dejadme una señal y tendréis el hombre que estáis buscando.

estrella dijo...

los carteles cumplen su cometido, hacer que la gente hable de ellos, (aunque sea para criticar) y de paso las historias de las sábanas y acompañantes de Berlusconi pasan más desapercibidas. Versiones mejoradas de pan y circo, futbol y toros o similares, en fin. Otra cosa,Lulú, no te parece que lo triste es tener que ponerle acompañantes a "sexualidad"? y si nos dejamaos de homos, heteros, bises, y que cada uno encuentre lo que le hace sentirse mejor? Sin dar explicaciones.
bss a todos.

Bar Marcón dijo...

¡OÍDO, COCINA!
¡UNA DE LONGANIZA!

Para ciertos platos y ciertas cosas no hay que andarse con pequeñeces, donde esté una buena LONGANIZA que se quite la nouvelle cuisine. Hacen falta: tripa de cerdo o macho ibérico; tres libras de masa de cerdo bien dotado, una cucharada de sal gorda y media de sal fina para disimular, media taza de aceite para lubricar o manteca con achote para el machote, media cucharada de pimienta de Pakistán o de Bilbao, orégano de Oregón, cuatro dientes de ajo machados por la vida, dos yardas de tripa de cerdo seca. La preparación es dura: limpiar la tripa del cerdo, con sosa cáustica si hace falta; llenarla de aire comprimido; ponerla a secar a un sol de justicia; moler la carne de cerdo hasta decir basta; añadir la sal, la pimienta, los ajos, el orégano, la manteca y en general todo lo que tengamos por la cocina; revolver bien, o sea, bien; llenar la tripa del cerdo usando un embudo de tubo ancho y largo, aunque también vale estrecho y corto, si da las medidas mínimas y se mantiene tieso; colgar la longaniza al aire sin que la vean las vecinas, para evitar excitaciones, escándalos y celos; pinchar la longaniza con un alfiler con sumo cuidado para producir ese puntito de dolor que produce placer y que permite que escurra parte de la grasa; acariciar la longaniza de abajo arriba y de arriba abajo con fruición; utilizar la longaniza para lo que se desee o bien para comérsela con pasión.

Picoleto dijo...

Propongo que todas las chicas de 16 años consulten a sus padres cada vez que vayan a hacer el amor si deben ponerle o no el preservativo a su chico o chicos. Ellos estarán encantados de escucharlas y aconsejarlas.

Bea dijo...

Felipe, Guerrero del Arco Iris, en nuestro nido de amor los tenemos de todos los colores (transparentes, opacos, fosforescentes, estampados), de todos los sabores (chocolate, vainilla, plátano, fresa), de todos los tamaños (S, M, L, XL, XLL), de todas las texturas (lisos, rugosos, anillados, lubricados), de todas las épocas (históricos, prehistóricos, futuristas). Es una pena que los usen otros "miembros" de la sociedad. Tus tres BBB.

Nacho Radas dijo...

Pibe, ¡no piques! Haz como Felipe, ¿no ves que las tres BBB son un grupo de riesgo?