Maleducados

sábado, 28 de noviembre de 2009

El niño que no dejaba de joder con la pelota, de Serrat, probablemente fuese un niño de una familia catalana progre, con unos ingresos altos y con unos padres muy ocupados y muy poco pendientes del chaval. Un estudio sociológico de la Fundación Jaume Bofill, realizado sobre más de mil familias y más de mil profesores catalanes, desmonta esa imagen tópica de que los niños con conductas antisociales proceden de familias monoparentales, desestructuradas, reestructuradas, reconstituidas, refundidas, arrejuntadas, amancebadas, abarraganadas, concubinatadas, etcétera. También desmonta la imagen tópica de que los niños bien educados proceden de familias tradicionales, estructuradas y ricas. Pero desmonta, asimismo, la imagen tópica de que los niños que se cuelan en el metro o roban en El Corte Inglés proceden de familias de bajo nivel económico y cultural, es decir, doblemente pobres. En una región desarrollada, los sociólogos agrupan a las familias en categorías un tanto académicas: convivencial-armónica, conflictiva, conservadora-introvertida y progresista-extravertida. Pues resulta que los papás y las mamás progresista-extravertidos, al llevar una vida social tan activa y al estar tan dedicados a su promoción profesional, son los que menos se dedican a sus hijos y, como consecuencia de ello, los chavales se ven obligados a destrozar mobiliario urbano y a organizar botellones para olvidar la desidia de sus progenitores. No importa, como decía Jardiel Poncela, "la juventud es un defecto que se corrige con el tiempo".

5 comentarios:

Socorrito dijo...

Mis niños llaman la atención de bien educaditos que los tengo, pero es que yo practico con ellos kundalini yoga, que incluye asanas o posturas, canto de mantras, gestos psíquicos o mudras, llaves energéticas o bandas, control de la respiración o pranayama y ejercicios tipo kriyas. No sé como hago yo sola todo eso teniendo un marido que se llama José Antonio, más bien conservador-introvertido.

Tancredo dijo...

Buenas tardes a todos los asiduos a este blog. Simplemente entro hoy para desearles una feliz tarde de sábado y para indicarles que me merecen todos la máxima consideración, a la par que entro para demostrar lo bien educado que estoy, a pesar de haber vivido mi infancia en un barrio marginal pero decente. Les saludo atentamente, siempre suyo, Tancredo.

Jordi Culé dijo...

Ya sabemos que los catalanes son maleducados, sin embargo los madrileños están todos muy bien educados, por ejemplo Cristiano Ronaldo, Kaká, Marcelo, Diarrá, Benzemá... castizos todos ellos ¡no te jode!

Mañana 5-0 ¡VISCA EL BARÇA!

Bar Tolín dijo...

Si queréis educar bien a vuestros hijos en sus hábitos alimenticios, no los llevéis ni al Mc Donalds, ni al Burger King, ni al sofisticado Bar Marcón, Traedlos a BAR TOLÍN, donde podrán hartarse del BIZCOCHO DE COLA CAO AL MICROONDAS. María, la cocinera, coge 20 galletas María, un vaso tubo de Cola Cao, un vaso de azúcar, un vaso de aceite de girasol, dos pares de huevos caseros, un sobre de lavadura Royal y un vaso de leche entera. Lo mete todo en la batidora, incluidos los huevos, a la vez que me agarra los míos. Lo vuelca todo en un molde, a la vez que retuerce los míos. Lo mete en el microondas unos 20 minutos a máxima potencia. Lo deja en el microondas a reposar sin abrirle la puerta, para que aprenda el bizcocho a tener paciencia. Lo saca esponjoso y muy jugoso, el bizcocho. A los niños les encanta regado con whisky Jhonny Walker.

Asun dijo...

Señor Armas, cualquiera sabe que los hijos lo que necesitan es una familia en la cual el matrimonio de sus padres sea un ejemplo para ellos, una familia que viva en armonía aunque tenga sus problemas, una familia con valores religiosos y en la que el respeto sea lo primero. No hacen falta el yoga y otras zarandajas.