Mujeres normales

miércoles, 7 de octubre de 2009

En vez de modelos profesionales, reducidas a la mínima expresión, mujeres normales van a ser las que a partir de 2010 aparezcan en Brigitte, la revista femenina más popular de Alemania. El empresario, Andreas Lebert, ha reconocido que retocaban con PhotoShop a las modelos para disimular su exagerada delgadez; ha reconocido que las lectoras no se identifican con chicas tan minimalistas; ha reconocido que “la industria de la moda está anoréxica”; no ha reconocido que se ahorrará una pasta al no contratar a profesionales. No sabe ese empresario que “la mujer no existe; sólo hay mujeres cuyos tipos varían al infinito”, como decía George Sand, pseudónimo masculino de aquella escritora, francesa y baronesa, que se disfrazaba de hombre, porque no la dejaban ser una mujer normal.

12 comentarios:

Galeno dijo...

La belluccitis, o adicción a Mónica Bellucci, es una enfermedad cada vez más extendida. No es grave, pero hay que tratarla, porque viene de atrás. La sexualidad se desarrolla y expresa de diferentes maneras a lo largo de la vida, pero un adolescente inquieto abducido por la Bellucci puede convertirse en un adulto que deja de preocuparse por la política o las injusticias sociales. Cada etapa de la vida necesita conocimientos y experiencias específicos para su óptimo desarrollo. Para el paciente adolescente es importante conocer su cuerpo, sus propias sensaciones y aprender a cuidarlo. Un joven con inquietudes, que puede nombrar las partes de su cuerpo (incluyendo el pene y el escroto) y que acepta que son parte de él, es más capaz de cuidarlo y defenderlo de las agresiones bienintencionadas de las jóvenes, apolíticas, de izquierdas o de derechas (con saliditis a tales edades). En esta etapa el paciente aprende a amar en primer lugar a sus figuras importantes (líderes políticos, deportistas, etc.), pero si se obsesiona con Mónica prescinde de las personas que le rodeaban. El paciente tiene sus primeros enamoramientos juveniles, pero en todas ve a la Bellucci, lo que le provoca trauma por infidelidad de consciencia o pensamientos impuros. Vive las primeras separaciones o pérdidas y aprende a manejar el dolor ante éstas, refugiándose siempre en Mónica. Sin embargo, si persiste la adicción en la edad adulta, la cosa se complica. El paciente puede sentirse satisfecho y orgulloso de ser adicto bellucciano y, si lo asume sin problemas, consigue hasta placer, lo que genera un ambiente de cercanía afectiva y sexual con sus parejas y un clima de mayor confianza que a su vez repercute en las actividades personales que expresan la sexualidad. Pero si el paciente no asume su adicción, es muy probable que se le vaya de las manos y genere problemas de homofobia, relaciones de amor/odio con las mujeres, celos tormentosos, disfunción eréctil, infecciones de transmisión sexual, desórdenes de la fertilidad, etc.

Malpicán dijo...

Rojillo, hoxe tes a miña bendición pois rapazas normais como a da foto son as que quixéramos todos os homes de ben. Eiche dicir que por Malpica e Bergantiños en xeral escasean, con esto da emigración, aínda que sempre hai algunha boa moza para a que se che van os ollos. Xa lle teño comentado isto ó noso cura párroco e el pensa coma mín que iso non é pecado senón picardía. En canto a se deben ser delgadas ou gordas as mulleres, non estou eu en idade de escoller, pero xa postos prefiro que sobre e non que falte.

Lulú dijo...

Lo triste es que se considera normales a las mujeres que siguen las normas, las normas dictadas por los machos dominantes.

La normalidad no es una cuestión de peso o de talla. Lo normal debiera ser que la mujer fuese mujer y punto, prescindiendo de los hombres en su vida afectiva.

Bar Marcón dijo...

¡OÍDO COCINA!
¡UNA ENSALADA TOP MODEL!
Esta ensalada ligera es ideal para cuatro chicas que aspiren a ser modelos de pasarela Cibeles, pues aporta sólo 185 calorías por ración. Simplemente hacen falta: una escarola (más in que una lechuga), una granada de Granada propiamente, una margarita silvestre (vale salvaje), seis cucharaditas de aceite de oliva virgen (por contratste), dos cucharaditas de vinagre de Módena (Cádiz) y dos dientes de ajo y agua. La preparación es compleja: quitar las hojas exteriores en mal estado (por ejemplo, España); deshojar la escarola; deshojar la margarita ("me quiere, no me quiere"); si te quiere, cortar la escarola en trozos pequeños; si no te quiere, cortársela en trozos pequeños; lavarla bien con agua bien fría, la escarola; desgranar la Granada, cantando a grito pelado: ¡GRANADA, TIERRA ENSANGRENTADA EN TARDE DE TOROS…!; incorporar los granos de granada a la escarola, sin provocar roces entre ellas; preparar una vinagreta, mezclando con sentido común vinagre (que por algo es vinagreta), aceite (que por algo es uno de los ingredientes) y ajo machacado (que algo hay que machacar); salar al gusto; salar el busto (un capricho); mezclar todo a conciencia, si se tiene; verter sobre la escarola y la granada desde una altura mínima de 2,5 metros, revolviendo bien para que la granada no quede en el fondo, que se deprime; servir, si se estima oportuno, sino, pasar hambre.

Noica dijo...

Esquizo, si no te angustias es porque debes estar bien. Espero que sea así pero echo de menos tus comentarios. Un beso cariñoso de quien te quiere bien. Sobre esto de estar delgada a mí me parece básico.

Chavela dijo...

En las Navidades puede ser que descubra a una mujer fuera de lo normal.

Por aquí ya va mejor lo de la gripe porcina.

Besos desde el DF de una chamaca que sigue este blog a distancia.

Siro dijo...

Delgadas, las de África.

Felipe dijo...

Debe ser una tendencia de las revistas internacionales lo de llamar a personas más normales o incluso gorditas. A mi jefe lo acaban de llamar de la revista Hipopotamus para sustituir al más gordo del zoo de Berlín, que se encontraba indispuesto por una indigestión y no podía acudir a una sesión de fotos.

Berta dijo...

Felipe, Discóbolo de la Grecia Clásica, ni un gramo de grasa desborda tu silueta perfecta. Sabemos que, después de la oficina, castigas tu body en un gimnasio, donde descargas la furia acumulada contra tu jefe. A cada una de nosotras se nos ocurren tres métodos diferentes para relajarte, diferentes pero, si te apetece, simultáneos. Besos de tus tres BBB olímpicas.

Funcio dijo...

Paréceme ben que no menú do comedor xunteiro dende hai seis meses só teñamos produtos autóctonos, con denominación de orixe, pero podían incluir algo das rías, como nécoras, navallas ou santiaguiños, pois estamos fartos de comer repolos, pementos, grelos, nabizas, patacas e pan de broa, aínda que lles varíen os nomes e os chamen de maneira sofisticada, como: "Repolo solidario", "Nabizas Norman Foster" ou "Patacas ben xestionadas".

Nario dijo...

Funcio, ¿cómo se dice en castellano escarola?

Pancho dijo...

Noica, no te preocupes por Esquizo. Está encerrado en Conxo y sometido a una cura de desintoxicación de pastillas, con un tratamiento a base de leche desnatada, leche entera, leche semidesnatada y leche merengada. Para que no le resulte monótona la dieta a veces le dan requesón o cuajada.