Opio

miércoles, 2 de septiembre de 2009

El mercado es el mercado, ni se cuestiona. Pues bien, en el mercado del opio domina Afganistán. Casi dos millones de afganos son la mano de obra básica para la producción del 90% de la heroína consumida en el primer mundo. Los talibanes controlan a los agricultores, a los funcionarios corruptos y a las mafias locales, a cambio de garantizar la circulación de mercancías por el extranjero. Es economía, es religión. “La religión es el opio del pueblo” (Marx). El opio es la economía de los afganos. En la bolsa mundial estos días la materia prima opio cotiza a la baja. En la geopolítica mundial interesan las elecciones de Afganistán, aparentemente.

17 comentarios:

Canuto dijo...

Yo fumo de todo, de todo lo que pillo, pero donde esté una pipa con opio que se quite lo demás. La pipa tiene que ser metálica, para que el opio pueda llegar a hervir, y tiene que ser larga para que el humo se enfríe. Un día que no tenía la pipa a mano, lo fumé sobre papel de aluminio, pero le lleva demasiado tiempo convertirse en gotas y correr papel abajo. También tengo fumado cigarrillos de opio, pero el opio nunca calienta bien y alucinas menos. Debería haber opio a granel en los mercados y plazas de abastos.

Morfeo dijo...

Yo me vine a vivir a un barrio de Coruña que se llama Adormideras, pensando que habría opio, y no hay una triste amapola.

Galeno dijo...

Yo, como profesional que soy, nunca lo he hecho, pero me han contado que el opio se extrae realizando incisiones superficiales en las cabezas verdes de la adormidera unos días después de caerse los pétalos de las flores. Los cortes exudan un látex blanco y lechoso, que al secarse se convierte en una resina pegajosa marrón, como una de mis enfermeras. Esta resina se raspa de las cabezas obteniéndose así el opio en bruto, como uno de mis enfermeros. Al dejarlo secar durante un tiempo se convierte en una piedra más oscura y cristalina a la vez que pierde agua y se concentran los alcaloides, cosa que no hacen los médicos de guardia. El opio contiene los siguientes alcaloides fenantrenos o filantrópicos: morfina, codeína y tebaína (no contiene cocaína, por lo que no se considera droga), así como las siguientes benzilisoquinolinas: narcotina, narceína y noscapina (no tomar a la vez buscapina). Para la extracción de los principios activos se utiliza el método Gregory, recogiendo toda la planta, excluyendo raíces y hojas (paja de adormidera), triturándola y diluyéndola en ácidos, tratándola después con un proceso ácido base. Los primeros efectos del consumo de opio en lugares públicos, como hospitales, colegios o iglesias, que se dejan notar son cansancio y somnolencia. A medida que crece el efecto se siente hormigueo y picores en todo el cuerpo (rascar, si procede), se deja de sentir dolor (si se padecía, sino hay que provocarlo), se aumenta la sensación táctil y, cuanto más se cae en los efectos narcóticos, se empieza a soñar con pajas mentales, a la vez que se tienen alucinaciones, náuseas y vómitos, lo cual resulta asqueroso, pero no te enteras.

Siro dijo...

No hay opio para adormecer a todos los que habría que adormecer.

Felipe dijo...

El opio además de fumarse puede comerse. A mi jefe le encanta la tortilla paisana de opio, porque lo que no mata engorda. Quizás un poquito de cicuta le diese un toque exótico.

Funcio dijo...

Estiven mirando toda a lexislación autonómica dende a época dourada de Don Manuel e non atopei por ningures prohibición ningunha sobre o consumo de opio en horario laboral nas dependencias da Xunta. Agora comprendo porque certos altos cargos saen a miúdo dos seu despachos bocexando, frotando os ollos e estirándose. Antes pensaba eu, parvo de min, que era porque os asuntos a tratar lles resultaban máis ben aburridos.

Nario dijo...

Funcio, ¿sobre el Ducados decía algo la legislación?

Belén dijo...

Felipe es nuestro opio, macerado tiene que ser alucinante y alucinógeno. Besitos de las tres BBB, alcaloide real.

Pibe dijo...

El opio y la marihuana son buenísimos contra la gripe A. Llevo años fumándolos y nunca tuve gripe A.

Esquizo Frénico dijo...

Los medicamentos
son las drogas,
estoy lleno de
medicamentos,
estoy lleno de
drogas,
sólo la morfina
es buena.

Felipe dijo...

En la oficina está prohibido fumar, pero el jefe es el primero que fuma cuando va a nuestro baño a defecar las inmensas cantidades de excrementos que expulsa su enorme aparato digestivo-excretor de rumiante. Si entras justo después, la mezcla de olores del tabaco rubio americano con la mierda marrón gallega tiene efectos peores que la inhalación de opio, por lo que tenemos a mano una botella de lejía viva y otra de amoniaco como antídoto, aunque a veces haría falta también sosa cáustica. Sin embargo el servicio de su despacho está impoluto. Si alguien sabe de un buen abogado laboralista para acusarlo de mobbing pesticida, que se ponga en contacto con nosotros.

Berta dijo...

Felipe, escapa, corre, aléjate de ese capullo repugnante, ven a nuestro jardín de rosas. Los pétalos de nuestras flores se abrirán a tu paso y sus frescos perfumes te embriagarán de placeres olfativos, hasta hacerte alucinar por colores y hacerte olvidar ese nauseabundo lugar impropio para un príncipe. Besos aromáticos de tus BBB.

Funcio dijo...

Ninguén poderá negar que o erro da política de comunicación daquel goberno mestizo que houbo na Galiza en ilo tempore foi precisamente a falla de opio para un pobo que prefire estar narcotizado que lúcido. Hoxe abre un o periódico e os vahos de opio que o impregnan se desprenden ata entrarche ao fondo dos pulmóns. O diario principal parece o diario oficial. Despois de botarlle a recomendada lectura cada mañá, algúns funcionarios miran máis polo miúdo o Marca, outros aspiramos pegamento.

Nario dijo...

Funcio, me han soplado que, en aras de la política de austeridad, a partir de septiembre sólo nos van a dar un tubo de pegamento Imedio por funcionario al mes y a los jefes de servicio uno grande de Supergen. Los cargos podrán seguir disponiendo de las cantidades que precisen de Super Glu-3.

Mis proyectos académicos dijo...

La economía es una buena religión y ésta también necesita capital para sostenerse. Incluso el marxismo precisa recursos financieros. Muy poco queda ya que no tenga precio.

Deleg. Estudiantes Humanidades dijo...

Le felicito por alcanzar tan elevado número de visitantes, me conformaría con la mitad de su audiencia. Observo que la clave está en redactar posts breves, con alguna provocación y no censurar los comentarios.

xan de couzadoiro dijo...

opio de coruña esta en penamoa, creada por ........