Mil millones

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Mil millones es mucho o poco, según para qué y para quién, si hablamos de dinero; pero mil millones es mucho, si hablamos de personas. Por primera vez, mil millones de personas pasan hambre, según el Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas. Pasan hambre precisamente por la crisis del capitalismo financiero, por la crisis derivada de la carestía de los alimentos y por la crisis de la ayuda humanitaria. De hecho, la ayuda humanitaria a los hambrientos se ha reducido a niveles de hace un par de décadas. Como señala la directora del programa, Josette Sheeran, “con menos del 1% de las inyecciones económicas que han hecho los gobiernos para salvar al sistema financiero global, se podría resolver el desastre de millones de personas que son víctimas de la hambruna”. Y todos hablando de la aldea global. Quizás lo de la aldea global tenga que ver con que estamos globalmente gobernados por aldeanos, mientras otros se encargan de los negocios.

15 comentarios:

Deleg. Estudiantes Humanidades dijo...

No cambiará nada, ni ahora, ni nunca. Mientras se permita que absurdas recopilaciones de textos (corta y pega) sobre "sexo y género" se confundan con proyectos de "cooperación y desarrollo" (verdaderamente orientados a la producción y el reparto), mientras políticos, catedráticos y doctores -muchos colegas suyos con nombres y apellidos- únicamente trabajen en su propio beneficio corporativo, no se hará nada. Todas las administraciones, de cualquier país, tienen por objetivo alimentarse y justificarse a sí mismas.

Samaritano dijo...

Rojillo, pretendía escribir algo gracioso, como suelen hacer los comentaristas habituales en este blog, pero este post me deja acongojado y acojonado.

Siro dijo...

Es hambre, hombre.

Esquizo Frénico dijo...

No siempre quieren comer
si no quieren comer
no hay que darles
no hay que obligar
a nadie a comer
nadie tiene hambre

Evaristo dijo...

Parece que las hambrunas se deben siempre a las malas cosechas o a factores climatológicos, pero hay hambrunas artificiales, debidas a la insuficiencia de alimentos a causa de factores deliberadamente provocados. Se da en regiones ambientalmente aptas para dar sustento a su población pero donde sus habitantes sufren hambre, o bien, en casos extremos, se producen los alimentos necesarios, pero la población se ve privada de utilizarlos. Resultan aún más vergonzantes para la Humanidad, pero el capitalismo salvaje tiene estas cosas.

Felipe dijo...

Mi jefe hace ocho comidas suculentas reglamentarias al día, no pasa hambre. Hay que tener en cuenta que es un rumiante. Tras las ocho comidas digiere los alimentos en dos etapas, primero los consume y luego rumia, es decir, regurgita el producto medio digerido y lo vuelve a masticar para deshacerlo del todo y agregarle saliva. Mi jefe o está comiendo o está rumiando o está eructando o está expulsando gases fétidos.

Bea dijo...

Felipe, Borbón entre Borbones, es pensar en ti y nos entra un hambre atroz, unas ganas de comerte, de comerte la moral para que cedas. Es pensar en ti y nos entra el hambre y nos entra una duda: ¿no serás gay?
P.D. Nacho, a lo mejor, tú puedes darnos datos (serías recompensado).

Funcio dijo...

Fame, o que se di fame, non pasamos os funcionarios, nembargantes por unha cuestión de austeridade solidaria con outras rexións máis probes que Galicia, ou sexa todas, levamos dende hai seis meses un réxime baseado na leituga rizada do país. Leituga con café, leituga co almorzo, etc., eche o que hai no restaurante xunteiro. A algúns compañeiros de raza celta a pel escomenza a poñérselles verdosa e os cabelos rizados, aínda que piden a baixa por estrés laboral.

Nario dijo...

Funcio, ¿es cierto que a los que salen a los bares de alrededor a tomar tapitas los graban con cámaras de vídeo?

Pancho dijo...

Esquizo, para lo tuyo va muy bien una alimentación basada en los berberechos (tienen yodo, sodio, hierro, calcio…), preparados de distintas maneras, pero siempre ingeridos sin abrir, para que conserven todas sus propiedades. Que te aproveche, Frénico.

Akito dijo...

Sayonaravengokitofotobuenamevoy

Sonia dijo...

Rojillo, las últimas fotos también son muy bonitas, me encantas, es decir me encantan. Un beso.

Asun dijo...

Señor Armas, contra el hambre en el mundo quien lucha de verdad es Cáritas y los misioneros católicos como el fallecido Padre Ferrer y la Madre Teresa de Calcuta. Los gobiernos no se preocupan nada por los necesitados.

xan de couzadoiro dijo...

contra el hambre en el mundo no quien lucha, pero de lo que estoy seguro es que los santones del partido popular no hacen absolutamente nada.

salud y republica

Remigio dijo...

Rojillo, después de un día de curro, llego a casa, entro en el blog, antes de comerme unos pasteles que tengo en la nevera, veo la foto del tenedor, leo el post, se me quitan las ganas de los pasteles, mejor me voy a beber algo fuerte a tu salud.