Marxismo

martes, 4 de agosto de 2009

Muchos están de vuelta del marxismo sin haber ido. Otros identifican el marxismo con los fracasados regímenes estalinistas. La gran contribución del marxismo no fue económica, a pesar de la repercusión de “El Capital”, o filosófica, a pesar de haber bebido de la mejor filosofía alemana o francesa, sino social. Fue la fusión entre socialismo, emancipación de los trabajadores y democracia de abajo a arriba. Marx y Engels criticaban tanto el liberalismo burgués y la oligarquía de hierro, como el elitismo revolucionario y el comunismo autoritario. Marx y Engels defendían tanto la propiedad comunal y la igualdad, como la libertad personal y la libertad de prensa. Desconfiaban de los que incitaban a los trabajadores a una toma inmediata del poder. Confiaban en la capacitación progresiva de los trabajadores para tomar decisiones sobre su propio destino. Marx y Engels fundieron socialismo y democracia. Lo que vino después desvirtuó esa síntesis. No obstante, son patéticos los argumentos de algunos supuestos ideólogos de izquierdas que critican las caricaturas posteriores del marxismo, porque desconocen o no les interesa el auténtico marxismo. A estos esnobs no les conviene reconocer que sigue habiendo una clase social mayoritaria con sobradas razones para cambiar un sistema capitalista que la crisis actual ha demostrado que es falso e injusto. Prefieren adoptar el papel de profesores del status quo que el de educadores y movilizadores de la clase obrera. Se pegan en la solapa etiquetas como: socialdemócrata, reformista, alternativo, etcétera.

11 comentarios:

Salvador Fernández dijo...

Rojillo, yo creo que siempre hay que distinguir entre la burguesía rica y la pequeña burguesía. Los pequeños burgueses emplean la mano de obra pero también trabajan. Son los pequeños propietarios o comerciantes que en el fondo también son trabajadores.

Paco Tilla dijo...

Cuando recuerdo lo de Marx de "a cada cual según su capacidad", pienso en las oposiciones a la Xunta o a la Diputación y me entra la risa marxista o de Groucho Marx.

Kista dijo...

¡VIVA TROTSKY Y LA REVOLUCIÓN PERMANENTE!

Siro dijo...

El obrero no sólo quiere pan.

Maquis dijo...

El proletariado, que vende su mano de obra y no posee los medios de producción, es el responsable de generar la riqueza de la sociedad, ya sean los obreros de las fábricas o de la construcción o bien los asalariados de los servicios. Pero, Marx hablaba también del lumpen-proletariado, esos que viven en pobreza extrema y no pueden hallar trabajo lícito con regularidad (prostitutas, mendigos, etc.), que ahora con la crisis son cada vez más.

Canuto dijo...

Si la la religión fuera el opio del pueblo, como dijo Marx, me haría creyente.

Asun dijo...

El marxismo fue un cáncer para la humanidad porque hizo que millones de personas fuesen ateos y así les fue.

Anarco dijo...

Frente al marxismo, como frente al fascismo, los únicos que estamos siempre en la lucha somos los anarquistas, los radicales ácratas, los partidarios de la autonomía de cada individuo, no de la autoridad obligatoria del Estado, ni de la propiedad comunal. Los únicos medios coherentes con estos principios son instituciones, derechos y obligaciones, que sean resultado de contratos libres o pactos voluntarios entre individuos soberanos.

Roj Eras dijo...

Rojillo, estoy de acuerdo con que muchos están de vuelta sin haber pasado por el marxismo, pero también pasa lo mismo con los que critican el leninismo. Hay que situarse en el momento histórico para comprender a Lenin. Una de sus mayores aportaciones fue la organización del comunismo. Lenin sabía que la lucha económica del proletariado sólo lo llevaría a adquirir una ideología sindicalista y que la conciencia marxista y revolucionaria debían ser introducidas desde fuera. Sabía que la clase obrera para llevar a cabo su actividad revolucionaria debería de contar con un destacamento de vanguardia que dirigiera su lucha, el PC. Sabía que los objetivos del PC sólo podrían ser alcanzados a través de una forma de organización disciplinada por la vía del centralismo democrático. Sabía que el capitalismo sólo podía ser vencido a través de los medios revolucionarios. Sabía que la destrucción del Estado capitalista solamente llegaría mediante la revolución proletaria y la dictadura del proletariado. Lenin fue el pragmático organizador del marxismo en cuanto a su aplicación a un país concreto. Stalin ya fue otra cosa.

Mili Taba dijo...

¿Quedan marxistas en el PSOE? Creía que solamente había felipistas, guerristas, zapateristas, oportunistas, etc.

Jarrous dijo...

Me levanto, me cuesta, anoche hubo copas, es verano, desayuno sin prisas (magdalenas con chocolate y tostadas con mermelada de albaricoque), leo un periódico en papel, enciendo el ordenador, abro este blog por costumbre, para reírme un rato, pero hoy rojillo y su gente están serios, buenos días.